Superliga
Miércoles 14 de Febrero de 2018

Balboa: "Contra Chacarita es una final de seis puntos"

Adrián Balboa anotó el primer tanto de Patronato ante Vélez y le permitió al equipo manejar los tiempos del partido. El delantero ya piensa en la siguiente final del Santo.

Todos los goles, o la gran mayoría, tienen su importancia en un partido de fútbol. Aquellos que se marcan sobre el final de un cotejo sirven para determinar un resultado. Los que se anotan en el arranque dan la tranquilidad necesaria para acentuar la idea colectiva pergeñada en la semana. Adrián Balboa rompió la resistencia de Rigamonti en el arco de Vélez cuando apenas se jugaban 10' del encuentro y le dio a Patronato la soltura necesaria para manejar los trámites del resto de la contienda. El delantero uruguayo en diálogo con UNO puso de manifiesto la trascendencia de los tres puntos sumados en el José Amalfitani, la alegría por el reconcilio con la red y lo determinante del juego del lunes, en el Grella, frente a Chacarita por la fecha 16 de la Superliga.


El partido mostraba un interesante ida y vuelta, cuando Rocky, le puso el moño a una buena jugada colectiva y adelantó a Patrón en el tanteador: "Encontrar el gol temprano fue una de las claves del triunfo porque después nos permitió manejar mejor el partido. Sabíamos que era una final, un partido de seis puntos y a partir del 1 a 0, ganamos en confianza", manifestó el oriental. Luego, acentuando sus dichos, afirmó: "Siempre estuvimos tranquilos, así lo vi desde dentro de la cancha y también cuando me tocó salir. Hacer un gol rápido te ayuda a tranquilizarte y trabajar el partido de mejor manera".

Con el tablero aún en cero, tras un disparo de Balboa rumbo al arco contrario, hubo una clara mano de uno de los zagueros velezanos. El claro penal, fue ignorado por el árbitro Fernando Espinoza: "Son jugadas rápidas, desde mi posición vi que la pelota le pega en la mano al jugador de Vélez y el árbitro lamentablemente no lo vio así. Por suerte con el resultado final pasó a ser una anécdota más del partido", expresó.

Dicen que los atacantes se alimentan de los goles, en ese sentido se puede decir que Balboa venía a dieta: "El gol me vino muy bien, hacía tres partidos que no podía convertir y lo necesitaba. Por suerte se me dio", acotó.

sabado.jpg

Luego del partido el punta recibió elogios de distintos sectores. Más allá de los buenos comentarios consideró: "No sé si fue mi mejor partido desde que estoy en Patronato. Creo que tuve otras actuaciones buenas, por suerte pude hacer un gol y eso hace que por ahí se vea de otra manera mi funcionamiento dentro de la cancha".

El entendimiento con su coterráneo, Sebastián Ribas, denota un crecimiento casi sin pausas: "Por suerte con Sebastián nos entendemos muy bien y ojalá sigamos así para el beneficio del equipo", sostuvo.

El Santo no sumaba de a tres desde el tercer capítulo ante Tigre, en Victoria: "Es la segunda vez que ganamos de visitantes, pero la actitud de salir a ganar la tenemos en todos los partidos sin importar la condición de local o visitante".

El lunes Patronato protagonizará ante Chacarita un nuevo cruce de equipos que tienen como objetivo asegurarse la continuidad en la élite: "Contra Chacarita es una final de seis puntos, en la medida que más ganemos, más rápido vamos a lograr el objetivo de lograr la permanencia", concluyó.


VA MEJORANDO. Gastón Gil Romero, que se retiró lesionado en el match con Vélez viene trabajando de modo liviano y diferenciado del resto en lo que va de la semana. "Va evolucionando muy bien. Veremos si puede hacer unos minutos de fútbol el viernes", comentó a UNO el doctor Juan Hermida, responsable del departamento médico de Patronato.

El Rojinegro entrenó ayer en La Capillita y Juan Pablo Pumpido puso énfasis en las tareas con pelota en espacios reducidos. Hoy volverá a practicar desde las 9 en el mismo lugar.


Comentarios