Secciones
Atletismo

Atletismo: Van Der Hock se hizo oír y recibirá la ayuda

El deportista concordiense iba a rifar su reloj de alta prestación para poder comprar zapatillas de competición de atletismo.

Jueves 01 de Octubre de 2020

Fueron notorias las repercusiones redes sociales y también se hizo oír por parte de las autoridades de las Dirección de Deportes de Concordia a través del atletismo. Dylan Van Der Hock es un atleta de 18 años, que debido a la imposibilidad de reunir el dinero para comprar zapatillas especiales para competir, decidió realizar una rifa y sortear su reloj de alta prestación.

La ola se hizo correr y finalmente desde la cartera deportiva de la Capital del Citrus decidieron rever su decisión inicial de no ayudar al deportista, por lo que aceptaron el reto de brindarle su colaboración. De esta manera el juvenil atleta podrá disponer de su reloj Garmin Fr 15 con banda cardíaca, el cual quería rifarlo con un bono de 100 pesos. Un par de zapatillas de las que necesita Dylan cuestan unos 15 mil pesos ya que se los utiliza para entrenar, en tanto que un calzado de última tecnología para competir y con los cuales se pueden ganar segundos de ventaja están aproximadamente 25 mil pesos y se las consiguen únicamente en el extranjero. El atleta no le tembló el pulso y se decidió. “Lo venía pensando desde hace días porque la estoy pasando mal. Hablando con papá decidí rifar el reloj, ya que estoy pensando en poder clasificar al Mundial en Kenia de mi categoría el año que viene, que se suspendió este año y pasó para el 2021”, contó

En los últimos días el atleta se comunicó con la Dirección de Deportes, pero la respuesta fue negativa, mientras que ayer una vez que se hizo masiva la novedad de lo que Dylan estaba dispuesto a realizar, recibió el mensaje que tendrá el presupuesto para adquirir su calzado. “Espero poder conservar el reloj y conseguir las zapatillas. Al reloj lo utilizo para entrenar. Por ejemplo, el lunes debo hacer ocho kilómetros por la mañana y 15 kilómetros a la tarde. Lo iba a suplir a ese reloj por otro normal de mano. Yo había pedido ayuda al municipio, pero también sentía que estamos en una mala situación con el Covid y por ahí lo entendí. No quise molestar a nadie y por eso me salió lo de hacer una rifa”, manifestó en LT 15 Radio del Litoral. “También dudé en publicarlo porque no quería que se tome que uno está enojado porque no tiene sponsor y debe recurrir a rifar un reloj. Me salió así porque necesito del calzado”, admitió.

ATLETISMO
El atletismo y su solidaridad en Concordia

El atletismo y su solidaridad en Concordia

Su trayectoria en el atletismo marca que en 2017 obtuvo el campeonato sudamericano en los 1.500 metros llanos en Santiago de Chile, con solo 16 años y ahora apuesta por más. Se ubicó cuarto en el sudamericano escolar de 2016, en 2017 se consagró campeón sudamericano de la Juventud en 1.500 metros y bronce en 3.000 metros en Chile. En 2018 fue bronce sudamericano en Ecuador. En tanto que el año pasado superó algunas fatigas que le imposibilitaron destacarse en su disciplina.

“Este era un año que apuntaba a estar fuerte, pero de todas maneras lo veo positivo porque me viene bien que hayan pasado para el año que viene el Mundial porque estaba regalando un año, por mi edad. Voy a ir con 19 años y competiré con atletas de 17 y 18 años también”, expresó el joven, que le pondrá todo el esfuerzo con la ayuda de su mamá que es farmaceútica y su padre que está encargado de mantenimiento en un galpón. “Somos muchos en casa y no se puede pedir estas cosas”, dijo el velocista que durante la cuarentena se debió reinventar por la imposibilidad de los entrenamientos. “Empecé con la bicicleta fija, pero llegó un momento en que no era lo esperado y me dediqué a descansar hasta volver a correr”, agregó. Van Der Hock también contó que tras terminar la escuela secundaria el año pasado desechó una propuesta de irse a vivir a Estados Unidos porque considera que en Concordia también puede entrenarse de la misma manera para llegar al más alto nivel. “Tengo en la mente que para clasificar al Mundial lo puedo hacer entrenando en Concordia. Me iban a dar una beca completa, con alojamiento, comida, universidad, inclusive el viaje. Por ahí era medio chico y se me hacía difícil. Considero que en mi ciudad tenemos todos los terrenos para entrenar, pero faltaría el apoyo que en otros países lo priorizan mucho”, manifestó el entrerriano.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario