Ovacion
Miércoles 03 de Enero de 2018

Así le quedó la cara a un jugador mexicano que se accidentó con pirotecnia

Jürgen Damm, delantero de Tigres de México, vivió una situación similar a la de Lucas Viatri con fuegos artificiales y se viralizaron imágenes de su rostro.

A Jürgen Damm no lo detuvo una rotura del ligamento cruzado, tampoco una fractura en la tibia. El futbolista mexicano estará en rehabilitación por la explosión de un cohete que le quemó el rostro. Damm solo pasaba su día de asueto en casa durante las celebraciones del año nuevo hasta que, como cualquier chico, jugó con pirotecnia.


Damm (Tuxpan, Veracruz, 1992) sufrió una quemadura de primer grado en el lado derecho de la cara, algo que se traduce en la piel enrojecida, aún más sensible y, con el paso del tiempo, en desprendimiento de la piel. Tras ser atendido en un hospital de la ciudad de Monterrey (Nuevo León), entrenó con el resto de sus compañeros. Al chico se le veía un parche en el pómulo derecho. El chico que juega con los Tigres, el club campeón, tendrá que esperar 10 días hasta su recuperación y así se perderá las primeras dos fechas de la Liga MX.

El jugador con nombre alemán ha sorprendido al fútbol de su país desde 2013, año en que el Pachuca le contrató de Estudiantes Tecos para sacarle lustre. Damm empezó a demostrar una capacidad de cualquier velocista. Corre 35,23 kilómetros por hora, un kilómetro con siete metros menos de lo que hacía Gareth Bale en sus primeras temporadas con el Real Madrid.

Los Tigres, el equipo con la cartera más amplia en el fútbol de México, se fijaron en Damm para ponerlo en punto y exportarlo a Europa. Hubo un fuerte rumor que le colocaba en el Borussia Dortmund, pero el intento de fichaje no fue fructífero. Jürgen empezó a interesar a su selección. Miguel Piojo Herrera le debutó en 2015 frente a Ecuador y Juan Carlos Osorio ha sido su mejor apoyo. En un partido de eliminatoria mundialista frente a Honduras, Damm anotó un gol. En su festejo se quitó la camiseta para mostrar su espigada figura. El capitán, Andrés Guardado, se le acercó con la camiseta en mano para reprenderle. "Me dijo que la playera de la selección no se puede quitar, que no podemos regalar tarjetas", comentó.

Embed


Jürgen se puso a las órdenes de uno de los técnicos con mejor currículo en México, Ricardo Ferretti, y se ajustó a su disciplina. Una de las principales restricciones que tuvo el futbolista es dar entrevistas, a reducir su trato con la prensa. Damm aún apunta a estar en la lista final de su seleccionado nacional para jugar el Mundial en Rusia.

Damm, pese a su celebración accidentada de Año Nuevo, se libró de lo que le sucedió al delantero argentino Lucas Viatri en la pasada Nochebuena. El delantero del Peñarol usó pirotecnia, le dañó el rostro y la retina del ojo izquierdo, algo que comprometió su vista. Luego del accidente acudió con los médicos y oftalmólogo de Boca Juniors. En su caso no tiene una fecha determinada para regresar a la cancha. Las lesiones en el fútbol ya no son musculares, pareciera que ahora son culpa de la pólvora.

Jürgen Damm.jpg



Comentarios