Fútbol
Viernes 25 de Mayo de 2018

"Argentinos es un club que apasiona"

Fausto Montero se ganó el puesto en el Semillero del Mundo y realizó una gran temporada. Habló de su regreso a Primera, su querido Unión y señaló que Paraná "no valora" el esfuerzo que hace Patronato.

Fausto Montero tuvo un año brillante. El mediocampista nacido en Paraná el 22 de octubre de 1988 volvió a jugar en Primera y logró consolidarse entre los once de un equipo con historia, jerarquía y que juega lindo. El jugador de Paraná analizó su temporada en Argentinos Juniors donde jugó 21 partidos en un gran nivel que lo llevaron a renovar un contrato hasta 2021. El exjugador de Universitario de Paraná, Unión de Santa Fe, confió que fue un proceso "muy duro" pasar de pelear por mantener la categoría en la B Nacional a pelear por un ingreso a la Copa con el Bicho. Dijo que El Semillero del Mundo, "apasiona", habló del ingreso del Tate a la Copa y dijo que la ciudad de Paraná "no valora" el esfuerzo y los logros de Patronato y deseó que reciba más apoyo.
—¿Cómo es volver a jugar en Primera y asentarse?
—La verdad que fue todo nuevo volver a tener la sensación de jugar en Primera. Es un lugar del que a uno le costó irse. Me tocó ir a buscar ruedo a Mendoza para volver a insertarme y estoy muy contento porque todo se dio muy rápido y este último tiempo fue muy favorable en lo profesional y me vino muy bien para sumar minutos y experiencia porque la verdad este año ha sido duro y bueno. Además me tocó reinventarme de vuelta porque venía jugando de volante por derecha y en Mendoza pasé a jugar de cinco. En este último tiempo me tocó asentarme en esa posición y me ha ido bien.
—Debutaste con River y empataron, le ganaron a Racing y a Boca, el bicampeón ¿Se te dieron un montón de cosas favorable?
—Me tocó debutar contra River que era un partido importante para todos nosotros porque veníamos de dos derrotas y se ponía en duda la continuidad del cuerpo técnico y salimos a sobreponernos a esa adversidad y a partir de ahí se vio un Argentinos distinto, con mucha confianza y consolidado. Fue el envión que nos hizo muy bien para encarar los demás partidos. Demostramos muy buen juego y no solo ante estos equipos sino algunos en los cuales merecimos un poco más como el caso de Independiente donde nos encontramos con la figura del arquero. Le hemos jugado a todos los equipos de igual a igual y obtuvimos muy buenos resultados. La campaña, más allá de no haber logrado la clasificación a la Sudamericana, es muy meritoria.
—¿En qué lugar ponés el triunfo ante Boca porque fueron uno de los pocos equipos que lo quebraron?
—Es un partido más, importante, pero no lo pongo en ninguna escala. Sabemos que jugamos con un gran rival, el campeón, sabíamos que todas las miradas iban a estar puestas en Boca. Por suerte nos hicimos fuerte, como todo el año de local, y ahí se vio la holgada suma de puntos. Jugando bien le pudimos ganar a Boca y creo que en ese partido se puso de manifiesto como jugaba Boca. Pero bueno, fue un justo campeón.
—¿Se disfruta del fútbol argentino donde cada vez hay menos espacios y es tan competitivo?
—Las diferencias con la B Nacional es que los espacios son más reducidos y físicamente no se puede regalar nada y tenés un tiempo menos con la pelota para pensar. Pero se disfruta y uno debe estar preparado para todo tipo de cosas. Me pasó de estar un año peleando por no descender al Federal A con Independiente Rivadavia a pasar por pelear por entrar a una Copa. A uno lo incentiva pelear por algo y uno trata de marcar un camino. Cuando vine a Argentinos la idea era mantener la categoría y se cumplió y eso me pone muy contento.
—¿Cómo es jugar en el "semillero del mundo, donde salieron Maradona y Riquelme, entre otros?
—Es muy lindo. Argentinos es un club que apasiona mucho, que lo vive mucha gente en distintos lugares del mundo por las grandes figuras que le dio al fútbol mundial. Ojalá que argentinos siga siendo ese semillero y uno tratará de aportar desde su lugar para que los chicos que vengan de abajo tengan ese respaldo y apoyo. Se apuesta mucho a las inferiores y en este último tiempo las cosas se hicieron muy bien. Se logró un ascenso con Heinze y se siguió con la misma líneas de trabajo con Berti. Con muchas gente ligada al club que se han potenciado.
—¿Cómo es jugar al lado de Pisculichi y Barrios, jugadores consagrados?
—Es muy lindo. Son jugadores que aportan mucho para al club. Suman vidriera y tienen ese sentido de pertenencia. Han ganado todo y siguen pensando en seguir ganando. Tenemos mucho potencial para seguir estando arriba. Ojalá que sea peleando por los puesto de arriba.
—¿Sos muy querido por el hincha de Unión y como exjugador que significó la clasificación a la Sudamericana?
—Un año increíble. Se mantuvo en los puesto de Copa y lo coronó con la clasificación. Encontró una base y un equipo que fue potenciado. Sostuvo la localía y eso es clave. Que haya entrado a la Copa es histórico y la viene remando hace mucho. Esto es producto de un buen trabajo de tiempo y coronarlo a uno lo pone contento. Más allá de no estar en el club, siempre estoy pendiente y quiero que le vaya bien.
—¿Qué pensás que la ciudad haya conservado la categoría con Patronato?
—Cuando se armó el plantel el último año se veía como casi imposible la salvación de Patronato y se sobrepusieron a las adversidades. Este equipo logró la permanencia y veo que es algo que no se valora mucho en la ciudad, pero es algo muy lindo. Tener un club que representa a la provincia en la máxima categoría es algo muy lindo no solo para la institución sino para la ciudad. La ciudad se nombra, crece, hay movimiento. Ojalá que la gente pueda apoyar más porque el club lo necesita. A nosotros nos pasó con Argentinos. La gente nos apoyó y nos fue muy bien.

Comentarios