Secciones
Ovacion

Ana María Álvarez, una Gallina de cuna

Trabajó en LT15 de Concordia, LT14 de Paraná, FM Litoral, FM Contacto. Bajo el nombre Mi Ciudad y Mi gente puso un sello en la capital de la provincia. Su voz inconfundible y su presencia la ubican como una de las periodistas más reconocidas de la ciudad. 

Domingo 23 de Noviembre de 2014

—¿Por qué sos de River?
—Porque mi padre era hincha de River. Mi mamá también.

 

—¿Fanática?
—No, reconozco cuando juega mal como cuando nos fuimos a la B, pero me molesta que lo maten cuando perdemos un partido después de 31 invictos.  

 

 

—¿Cuándo fue la última vez que fuiste a la cancha?
—Iba mucho cuando mi yerno Gustavo Fernández, la Pantera, jugaba en River al básquet. Íbamos a ver los entrenamientos de él y los partidos. Tengo una foto con mis nietos haciendo la pose con el dedo en alto como hacía Salas cuando festejaba los goles. La foto es en las vitrinas del club.

 

 

—¿Y en Paraná de qué club?
—De Patronato. Por el padre Metz, el padre Mathieu. Es un ejemplo Patronato. No solo por la parte deportiva sino por la parte social. Ha crecido mucho.

 

 

—¿Alguna vez hiciste deporte?
—En la escuela. Porque mi constitución física no se prestaba. Pero hice handball en la escuela. Lo único.

 

 

—¿Antes de ser periodista fuiste maestra?
—Sí, era maestra de tren. Daba clases en Federal y en los Charrúas. Así que viajábamos dos horas de ida y dos de vuelta. Salía a las 6 y volvía a las 22 a casa. Salía de dar clase y me iba a la radio.

 

 

—¿Y en Concordia de club sos hincha?
—De Estudiantes. Vivía a media cuadra. Fue mi club de chica.

 

—¿Cuál fue el jugador que más puteaste?

—No me gusta putear. Lo que me molesta de un jugador es la indiferencia. El que no pone pasión en lo que hace que busque otro lugar donde expresarse. Me molesta ese tipo de jugador. Como dijo el Papa Francisco, “dejen de balconear”.

 

 

—¿Cuál fue el gol que más gritaste?
—Los de Maradona. Esa exaltación de la acción, esa gambeta que tenía y esa habilidad es increíble.

 

 

—¿Qué te molesta del fútbol?
—Las barras. Es la degradación. No se pueda creer que no vayan los visitantes a la cancha. Cuando la Presidenta dijo que admiraba a los que alientan en el paraavalanchas les dio entidad.  

 


—¿Un jugador?
—Hoy me gusta Funes Mori.

 

—¿Un técnico?
—Almeyda. Nos sacó de la B.

 

 

—Además del fútbol, ¿qué otro deporte seguís?
—El básquet. No me gustan las carreras y el boxeo. El básquet me gusta desde siempre. Mi marido fue presidente de la Federación y de Hindú. Ahí lo conocí.

 

 

—¿Cómo lo conociste?
—Estaba en Concordia y él fue a jugar un partido. Había una confitería, subió los escalones y Álvarez se enamoró.   

 

 

—¿A quién te gustaría entrevistar?
—A Ginóbili. Cada vez que viene al país hace una obra buena y no se la cree. Con la posición que tiene podría ser fanfarrón y el vuelve a su ciudad natal.

 

 

—¿La tele o la radio?
—Las dos cosas. Hice por primera vez en todo el Litoral, radio y televisión, desde exteriores, simultáneamente. Cuando me fui de LT14 a Litoral. Lo hicimos desde el club Social con Canal Once y por eso estoy muy agradecida.

 

 

—¿Un político entrerriano?
—Más allá de las grandes diferencias. Creo que Montiel, siendo un gran exacerbado, dejó de estelas como la Uader y Sidecreer. Y después Busti, por su cintura. Hoy no procede como se debe y hay tiempo de retirarse y servir de ejemplo.  

 

 

—¿Un periodista?
—Magdalena Ruiz Guiñazú. Matuvo sus principios desde siempre. Otra de las periodistas que me gusta ahora es María O’Donell.  

 

 

—¿Y en Entre Ríos?
—Daniel Enz y Guillermo Alfieri.

 

 

—¿Un lugar para vivir?
—Paraná. Es hermosa.

 

 

—¿Qué música escuchás?
—Lo Nacional. Todo. No me gusta que en las radios se pase tanta música en inglés.

 

 

—¿Una salida?
—El cine, el teatro y los lugares abiertos en el verano. Igual no somos muy salidores porque trabajamos mucho y preferimos estar en casa.

 

 

—¿Una película?
—Gandhi, protagonizada por Ben Kingsley. Gandhi fue un hombre  Un símbolo que sin violencia consiguió lo que consiguió.   

 

 

—¿Una comida?
—Todo tipo de ensaladas. Estoy eliminando la carne y le doy prioridad a las verduras y a las frutas.  

 

 

—¿Una bebida?
—La cerveza.

 

 

—¿Un hombre?
—Nunca me fanaticé por nadie. Pero me quedo con el General San Martín. Vivió en la austeridad, pobre y solo.

 

 

—¿Qué te hubiese gustados ser de no haber sido periodista?
—Abogada. Con lo que hago defiendo a los que no tienen voz.

 

 

—¿Qué te gustaría leer en el diario de mañana?
—Que hubiera un sueldo básico para todos y que alcance para vivir. Los jubilados, los maestros, los trabajadores de salud no la pasan bien.

 

Bonus

 

—¿Cuál es el contacto más groso que tenés en la agenda?

—No sé, tengo muchos y de todos los colores, ja.

 

—¿Cuál es tu foto cholula?

—Con los personajes de Buenos Aires. Mafalda, Tato, Porcel, Olmedo.

 

 

—¿De quién te gustaría tener el celular?

—De la Presidenta para hablarle de acuariana a acuariana.

 


La ficha


Una vida dedicada a los medios 

 


Ana María Álvarez nació el 24 de enero de 1942 en Concordia. Fue maestra, pero a los 22 años comenzó a abrazar su pasión por los medios. A partir de allí tuvo una gran trayectoria hasta el día de hoy. Trabajó en LT15 de Concordia, LT14 de Paraná, FM Litoral, FM Contacto. Bajo el nombre Mi Ciudad y Mi gente puso un sello en la capital de la provincia. Su voz inconfundible y su presencia la ubican como una de las periodistas más reconocidas de la ciudad.   
En tele pasó por Multicanal, Canal 9, Canal Once y Cablevisión. Fue premiada en varias oportunidades. Ganó el Premio Santa Clara de Asís el mismo año que Magdalena Ruiz Guiñazú. Casada hace 48 años con Mario Álvarez, tiene tres hijos, Fernando, Lorena y Mariano, y tiene seis nietos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario