Secciones
Primera Nacional

Almirante Brown ganó y avanzó a las semifinales

Almirante Brown venció 1 a 0 a la Lepra mendocina con gol del entrerriano Diego García a través de un penal inexistente y se metió a semifinales del certamen.

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Almirante Brown venció 1 a 0 a Independiente Rivadavia de Mendoza en el encuentro de vuelta por los cuartos de final del Reducido de la Primera Nacional y, gracias al 1-1 de la ida, avanzó a las semifinales, en busca del segundo ascenso a la Liga Profesional. Sin embargo, el único gol del encuentro fue un penal mal cobrado por Jorge Baliño que convirtió el entrerriano Diego García.

La polémica inicial desvirtuó los primeros 45 minutos porque Cristian Varela fingió una infracción con pierna arriba de Luciano Sánchez que no llegó a impactar en la humanidad del futbolista de La Fragata, pero Baliño compró y cobró penal a los 42 minutos. Dos más tarde, el Guri García lo cambió por gol para alterar el trámite de un encuentro que finalizó con burlas, empujones y enojos sobre el final del primer tiempo.

El clima caldeado entre ambos equipos menguó en la segunda parte, pero lo que no cambió fueron los merecimientos de la Lepra mendocina para ganar el encuentro. Sin embargo, la ineficacia de Ambrogio y Quiroga sumado a la solidez del arquero local, Ramiro Martínez, impidieron sorpresas en un resultado que garantizó la clasificación de los dirigidos por Fabián Nardozza a las semifinales del Reducido, aún sin rival confirmado.

Un inesperado incendio en una de las torres de iluminación obligó a suspender el encuentro que se iba a jugar este domingo. Ante este panorama, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) resolvió que se juegue este lunes, a las 17, en el mismo estadio.

En el medio del campo de juego, afectado también por las intensas lluvias, el árbitro Jorge Baliño mostró predisposición para jugar el encuentro a pesar de los problemas eléctricos y le dio la última palabra a los capitanes de Almirante Brown e Independiente Rivadavia.

Así fue como la razón le ganó a las ganas de jugar a pelota y los equipos se marcharon a los vestuarios para luego quedar nuevamente concentrados en sus respectivos hoteles.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario