Secciones
Lautaro Geminiani

A Lautaro Geminiani lo motivan los objetivos ambiciosos  

La filosofía de juego del DT de Patronato Gustavo Álvarez y la competencia que protagonizará con Cristian Chimino incentiva a Lautaro Geminiani. 

Viernes 11 de Septiembre de 2020

Lautaro Geminiani transita su tercer ciclo en Patronato, y el segundo de su carrera profesional. El defensor comenzó a caminar por los pasillos del Grella desde pequeño. A los 16 años defendió la casaca del Rojinegro en la Primera División del torneo de la Liga Paranaense de Fútbol (LPF). Su sueño de transformarse en futbolista profesional lo trasladó hacia la Gran Ciudad. Emigró a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para incorporarse a las categorías formativas de Boca Juniors. Cuatro años después regresó a casa para volver a defender el escudo del Santo para iniciar su etapa rentada.

Con Patronato debutó en la B Nacional, ascendió a PrimeraDivisión, tuvo su estreno en la elite. Un día sintió la necesidad de asumir nuevos desafíos. Abrió un paréntesis para trasladarse a Sarmiento de Junín, donde volvió a reencontrarse con un viejo conocido: Iván Delfino, el entrenador que llevó al elenco de barrio Villa Sarmiento al círculo superior.

Un año después de su partida Lautaro volvió con otra mentalidad. Con nuevos conocimientos. Con mayor fortaleza. Pero especialmente, motivado. El proyecto futbolístico lo ilusiona. Se entusiasma con dejar de pelear por la permanencia para observar un objetivo más ambicioso.

Geminiani.jpg
Lautaro Geminiani junto al entrenador Gustavo Álvarez

Lautaro Geminiani junto al entrenador Gustavo Álvarez

“Haberme ido fue importante para crecer. Eso me llevó a tener una versión mejorada de mi. Inicio una etapa con objetivos personales y grupales por el proyecto que hay en el club, que será muy lindo en relación a lo que veníamos jugando o a los objetivos anteriores. Hoy seremos más obsesivos o ambiciosos”, valoró Lauti, en diálogo con Ovación.

El marcador de punta mencionó que, entre sus principales cambios, está la mentalidad. “Hay un montón de cosas que me hicieron madurar en los pensamientos y ser más inteligente”, indicó. “Más allá de lo deportivo cambié en un montón de cosas que me permiten sumar cosas positivas, no sólo para la familia, sino especialmente para el club”, agregó.

Luego continuó: “Deportivamente voy creciendo temporada tras temporada, voy adquiriendo experiencia, confianza. A medida que van pasando los años uno hace más cosas de calidad que de cantidad”, resaltó.

Haber retrocedido de categoría por una temporada le permitió valorar el camino que había desarrollado con Patronato en Primera. “Fue importante haber regresado a la B Nacional para ver que hay un cambio en relación a Primera División y después cuenta tanto regresar a la Superliga. Fue una linda partida para aprender cosas que me faltaban para hoy doblegar los esfuerzos, competir sanamente como lo que planteó el técnico. Ojalá pueda sumar muchos minutos en la temporada y volver a esa ambición que no solamente tiene el cuerpo técnico, sino también yo que quiero que Patronato pelee por cosas más importantes”, aspiró.

Gemi reconoció que su estadía en Junín fue importante en su crecimiento. “No me arrepiento de haberme ido una temporada a probar a otro club y sumar otra experiencia. Necesitaba esa salida para potenciarme como jugador. Caí en un equipo lindo de Primera Nacional que lleva dos años peleando el ascenso. Estábamos muy cerca otra vez. Una lástima el parate por la pandemia que no nos permitió llegar al objetivo o pelearlo. Fue un año lindo para seguir aprendiendo”, definió.

A lo largo de su alocución el defensor transmitió entusiasmo por el proceso que lleva adelante en el club que lo formó. “Estoy yendo con muchas ganas a entrenar. El hecho de haber salido de la zona de confort y haber regresado adonde me sentía protagonista, a mi segunda casa, me pone muy contento. La noche anterior a regresar al club me costó dormir porque Patronato me hace sentir sensaciones encontradas, revivir momentos lindos que realicé durante gran parte de mi carrera. Hoy estoy contento, feliz, con muchas ganas de sumar en lo personal porque eso potencia al grupo y competir en la posición. Cuando uno está contento y cómodo las cosas salen más fácil”.

En este proceso Gemi protagonizará un duelo interno con Cristian Chimino. Esta será la pelea más competitiva que asumirá en su carrera. “Cristian (Chimino) es un gran jugador, se ha ganado varios minutos la temporada pasada y forma parte de la base de este entrenador. Pero yo conozco el club, tengo ambiciones propias, voy contento a sumar. Todo esto será importante para competir. Después será decisión del técnico decidir quién juega, pero será un desafío lindo. Comenzar corriendo desde atrás es un desafío que me encanta porque te lleva a sacar un plus”.

Un salto de calidad

Desde Junín Geminiani siguió la campaña de Patronato. Disfrutó el juego que desplegó el Rojinegro desde la llegada de Gustavo Álvarez. Lauti mencionó que en este proceso Patronato puede animarse a pelear por un objetivo más ambicioso. “Retocando algunas cosas más y sumando herramientas estamos para pelear grandes cosas. Hemos peleado siempre por la permanencia y lo más lindo en el fútbol es pelear por premios mayores”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario