Surf
Martes 10 de Abril de 2018

Un surfista de El Salvador pasó de vender artesanías a convertirse en profesional

Amado de Jesús Alvarado es un buen deportistas que consiguió resultados importantes pero gracias a los videos y fotos que subió a sus redes fue seleccionado por un empresario de su país.

El surfista salvadoreño Amado de Jesús Alvarado fue reclutado por el equipo californiano Barahona Surfboard por lo que recibirá tablas y participará en competencias que se realizarán en las playas californianas. El primer evento que tendrá en la su nueva agenda es un mundial de longboard en Malibú.


Alvarado tiene una rica historia en el surf de El Salvador: ganó la medalla de oro en el Centroamericano de Costa Rica y también fue medallista en los Juegos Bolivarianos de Playa de Iquique, Chile, cuando se consiguió un bronce en longboard y una plata en SUP Prone Race.


Barahonas Surfboard es una fábrica de tablas en Hermosa beach y su dueño es el salvadoreño José Barahona. Cuando vio fotos y videos de Alvarado en las redes sociales quiso sumarlo a su equipo que compite en eventos estadounidenses.


En Semana Santa, Barahona aterrizó en el país centroamericano con dos miembros del equipo (Morgan Sliff y Christian Stutzman) y tras surfear en playa La Paz, decidieron a sumar a Alvarado.


surf 2.jpg
El surfistas antes de entrar al Pacífico.
El surfistas antes de entrar al Pacífico.



Amado de Jesús tiene una historia particular sobre sus inicios: "Empecé en el surf porque yo vendía artesanías en la playa. Desde los 7 años que vendía en Conchalío y me metía al mar. Comencé a ir al Tunco a los 14 años y ahí me metí a la Cruz Roja a ser guardavidas. De ahí a los 16, un amigo, Jaime Delgado me dijo que compitiera. Le dejaba los collares a los jueces y a los periodistas y me metía a surfear. En mi casa nadie sabía que yo estaba compitiendo, nadie sabía. No quería que me regañaran...".


Hoy se suma al profesionalismo en las playas de california.


Con información de El Salvador.

Comentarios