Juegos Olímpicos de la Juventud
Jueves 11 de Octubre de 2018

Lo malo de los juegos olímpicos son los dirigentes

Festejan los logros de los deportistas pero nunca pasaron cerca de una rampa. Detectaron que la audiencia es grande y fueron en busca de clientes.

Desde que se conoció que el skate entró en los Juegos Olímpicos aparecieron posturas a favor y otras en contra.

Después de dos años me di cuenta que, en realidad, el problema son los dirigentes que están cerca de los deportistas.

Cuento un caso puntual. Hace unos tres meses consulté a una dirigente del Comité Olímpico Argentino para realizar un pequeño informe sobre el skate y el BMX en los Juegos de la Juventud de Buenos Aires.

En ese momento, la exdeportista, no estaba muy al tanto de lo que sucedía pero este jueves, cuando el equipo argentino de BMX Freestyle ganó una medalla estalló de alegría en sus redes.


Osea como dirigente nunca pasó cerca de las rampas que se encuentran en la costanera de Paraná pero alcanza un logro en los Juegos de la Juventud para que destaque la emoción que le genera el BMX.

En realidad son muchos los que, con la fiebre olímpica, saludan en sus redes sociales a los deportistas nacionales y acá en la ciudad dejan que la poca infraestructura existente se siga rompiendo.

Ahora entiendo un poco más a los skaters que se reían de la "promesa" olímpica. Algunos siempre desconfiaron de los dirigentes del Comité Olímpico Internacional que forman parte de una multinacional enorme que busca aumentar las ventas y las audiencias.

No es que ahora se volvieron rebeldes o compresivos. Sí se dieron cuenta de que hay más skaters o bikers que deportistas convencionales. Analizaron las cifras de los X Games que transmite ESPN (comprada por la Disney) y dijeron "esta es la nuestra".

Algunas voces advierten que, una vez que le saquen provecho al skate, el surf y el BMX, van a ir por los E Sports. Más temprano que tarde los Jugadores de Videosjuegos también se convertirán en olímpicos porque básicamente son muchos. Los dirigentes, rápidos, hacen las alianzas necesarias y se van moviendo con las elites.

Es decir: "domestican" a los deportes callejeros y los convencen de la necesidad de armar federaciones y asociaciones que se reúnen un día a la semana para escuchar cuánto dinero hay en subsidios a cambio de federados que pueden convertirse en votos cautivos.

¿Se acuerdan de las delegaciones olímpicas con más dirigentes que deportistas? ¿Los bolsos llenos de indumentaria para el representante del comité? Mientras que el deportista entrena siempre con el mismo pantalón largo en invierno. Bueno, esas eran las noticias que llegaban de los dirigentes olímpicos.

Chicos y chicas, en Buenos Aires, tenemos una muestra de lo que será de ahora en más el "olimpismo" para los deportes libres.

Dirigentes festejando el esfuerzo ajeno mientras que las bases crecen como pueden pero firmes. Resistiendo.




Comentarios