Secciones
Wakeboard

El wakeboard en Paraná estira la temporada alta en pleno otoño

Renato Buscema y Agustín Fontana realizaron una sesión de entrenamiento y recordaron la cuarta fecha de la Copa Argentina de Wakeboard en El Pimpollal de Rosario.

Miércoles 10 de Abril de 2019

Renato Buscema y Agustín Fontana realizaron una sesión de entrenamiento, durante la siesta del miércoles, aprovechando que el termómetro se ubicó cerca de los 25 grados aunque cuando la lancha salió del Club Náutico Paraná se levantó un viento fuerte que picó el río.

En ese momento decidieron realizar las pasadas en el "Tiradero Viejo", un brazo del río Paraná sobre la costa santafesina que, como está entre islas con árboles, corta las corrientes y genera un clima ideal para la práctica del wakeboard que necesita el agua calma para que la bajada de los trucos se más suave.

El profe de la Escuela Fly Wakeboard Paraná, al mando de la lancha, reconoció que vienen de un fin de semana increíble. "La organización de la cuarta fecha de la Copa Argentina de Wakeboard en El Pimpollal fue impresionante, estuvieron en todos los detalles", resaltó Renato.

Mientras que Agustín, que volvió a subirse al podio en el tercer lugar, remarcó que cada vez se siente mejor teniendo en cuenta que en 2017 se lesionó la rodilla derecha y el año pasado comenzó la recuperación para volver a su mejor nivel.

Luego de que Renato consiguió el primer puesto en la categoría Máster y Agustín el tercero en Open, la más competitiva del campeonato, recordaron que les fue bien a todos los deportistas que viajaron para representar a la escuela paranaense.


La llegada al "tiradero" para lograr las fotos que ilustrarán la entrevista a Agustín Fontana, que saldrá publicada en la edición del fin de semana de Diario UNO de Entre Ríos, fue accidentada porque en la segunda pasada, el deportistas de 19 años nacido en Diamante, se abrió para tomar velocidad y encarar la ola, de repente se frenó en seco y cayó al agua.

Cuando la lancha volvió a buscarlo Agustín se sacó del brazo izquierdo una tanza y un anzuelo bastante grande que estaba colgado en la rama de un árbol. La verdad que, después del susto, llegó el momento de pensar en que la lesión pudo ser peor.

El estudiante de abogacía se subió a la lancha y tomó el volante para pilotear la pasada del profe Renato Buscema. Con una sonrisa cómplice, mostró las heridas y decidió olvidar el incidente rápido aunque todos tendrán un poco más de atención en cada salida a entrenar.

Mirá las transmisiones vía Facebook.
Embed
Embed
Embed
La escuela Fly tiene también la opción del Cable Wakepark que, el año pasado, estiró la temporada hasta julio.

La modalidad del cable es una opción más económica para practicar los trucos y disfrutar del espacio natural escuchando buena música y entre amigos.

En cuanto a lo deportivo, la disciplina en lancha ya cerró la temporada de competencias en el país mientras que ahora habrá que ver hasta cuándo se estirarán los días cálidos para seguirla en el cable.



En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario