Mundo

Renunció el director de la CIA por un affaire amoroso

David Petraeus renunció tras reconocer que mantenía una relación extraconyugal. Había asumido como director de la CIA hace un poco más de un año, tras haber liderado la misión de la OTAN en Afganistán

Sábado 10 de Noviembre de 2012

David Petraeus, director de la CIA, la poderosa agencia de inteligencia estadounidense, comunicó este viernes su renuncia por mantener una relación extraconyugal.

En un mensaje a los empleados de la agencia, Petraeus admitió haber mantenido una relación "extraconyugal". "Tal comportamiento es inaceptable", escribió Petraeus.

Micheal Morell, director ajunto de la agencia de inteligencia, reemplazará interinamente a Petraeus.

Petraeus, de 60 años, asumió como director de la CIA hace un poco más de un año tras haber liderado la misión de la OTAN en Afganistán y haberse retirado como general, con un rango de cuatro estrellas, siendo reconocido como uno de los militares más connotados de su generación.

El hasta ahora jefe de la CIA era uno de los oficiales más conocidos del ejército estadounidense y considerado uno de los artífices de la salida airosa de Estados Unidos de Irak.

Ningún general desde William Westmoreland en la época de la Guerra de Vietnam había sido tan destacado ni había tenido tanta influencia.

"Ayer (jueves) en la tarde fui a la Casa Blanca, y le pedí permiso al presidente para renunciar por motivos personales a mi puesto como director de la CIA", dijo Petraeus, y agregó que el mandatario estadounidense Barack Obama había aceptado su dimisión.

En un comunicado, Obama elogió el extraordinario trabajo de Petraeus en la agencia: "David Petraeus ofreció un extraordinario trabajo a Estados Unidos durante décadas" afirmó Obama en el documento.

Obama agregó que, bajo cualquier punto de vista, Petraeus era uno de los oficiales destacados de su generación.

La renuncia implica un quebradero de cabeza para Obama, quien tras su reelección debe reemplazar próximamente a varios cargos importantes de su gabinete, entre ellos la secretaria de Estado, Hillary Clinton y el jefe del Pentágono, Leon Panetta.

Sin embargo, las relaciones de Petraeus con la Casa Blanca y el presidente Obama fueron intrincadas y conocieron altos y bajos. A principios de 2009 sus relaciones se complicaron cuando Obama decidió enviar sólo 30.000 soldados adicionales a Afganistán cuando Petraeus recomendaba muchos más con el objetivo de repetir la fórmula usada en Irak.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario