Secciones
Mundo

Policías mataron a un chico de 12 años que llevaba un arma de juguete

Ocurrió en Cleveland, Ohio, Estados Unidos. Sucedió luego de que la policía fuera alertada por el llamado de un vecino. Dos agentes fueron suspendidos al iniciarse la investigación.

Lunes 24 de Noviembre de 2014

Un niño de 12 años murió este lunes en Cleveland, en el estado de Ohio, Estados Unidos, después de recibir varios disparos de un policía que confundió la pistola de juguete que portaba el menor con una real, según informaron hoy autoridades locales.

 

El hecho sucedió el domingo cuando dos agentes de la policía local acudieron a un parque de la ciudad por una llamada acerca de una persona esgrimiendo un arma de fuego, según explicó un comunicado difundido hoy por la Departamento de Policía de Cleveland.

 

"El joven tenía el arma en su cintura. Sacó la pistola. Uno de los agentes disparó dos veces, impactando al joven", explicó más tarde el inspector adjunto Ed Tomba.

 

Tomba, quien calificó lo sucedido como "muy trágico", informó que el niño murió hoy por las heridas de bala que recibió en su pecho. Los dos policías, que después de herir al niño comprobaron que el arma en cuestión era una réplica de aire comprimido de una pistola semiautomática, fueron dados de baja administrativa.

 

El médico legista del Condado Cuyahoga identificó al niño como Tamir Rice. Timothy Kucharski, abogado de la familia, dijo que el niño fue al parque con sus amigos por la tarde, pero que no sabía los detalles de lo que llevó al incidente.

 

"No quiero apresurarme a emitir un juicio", dijo.

 

La Policía de Cleveland está investigando los hechos, pero Kucharski dijo que quiere hablar él mismo con testigos y reunir más pruebas.

 

"Vamos a conocer lo que sucedió", dijo Kucharski.

 

La policía dijo que el arma era una réplica tipo airsoft que parece una pistola semiautomática, a la que le habían quitado el indicador de seguridad naranja.

 

Un hombre llamó a los despachadores del número 911 antes que la policía llegara para decir que el menor estaba en un columpio y apuntando con una pistola "probablemente falsa", y estaba asustando a la gente.

 

La persona que llamó dijo que el menor se sacaba y guardaba la pistola del pantalón. "No sé si es de verdad o no", dijo la persona.

 

Jeff Follmer, presidente de la Asociación de Patrulleros de la Policía de Cleveland, dijo que nadie informó a los agentes que alguien había llamado para decir que el arma pudiera ser una réplica.

 

El agente enviado al parque vio la pistola sobre una mesa y observó cuando el menor la tomó y se la colocó en la cintura, afirmó Follmer.

 

La Policía de Cleveland ha estado bajo escrutinio durante los últimos años y el Departamento de Justicia federal investiga sus prácticas de persecuciones y uso de la fuerza.

 

Funcionarios federales dijeron en marzo de 2013 que su investigación iría más allá de una persecución a alta velocidad en que los agentes dispararon 137 veces y hubo dos muertes.

 

La semana pasada se anunció que los familiares de las dos personas abatidas en la persecución del the 2012 se dividirán un pago de 3 millones de dólares del gobierno municipal de Cleveland.

 

Los familiares presentaron una demanda después que Timothy Russell, de 43 años, y Malissa Williams, de 30 años, fueron abatidos por la policía tras una persecución de 32 kilómetros (20 millas) en que participaron más de 62 vehículos policiales y 100 agentes. Seis agentes que participaron en la persecución fueron encausados por un jurado de instrucción del Condado Cuyahoga.

 

Posteriormente el departamento modificó sus normas sobre persecuciones y limitó cuándo y por cuánta distancia los patrulleros pueden perseguir a sospechosos.

 

 

Fuente: AP

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario