Secciones
Mundo

México: detienen al alcalde de Iguala y su esposa por la desaparición de los 43 estudiantes

Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda, fueron detenidos en una casa de Iztapalapa que tenían alquilada, luego de que, al parecer, la propietaria pudiera alertar a la policía. El suceso mantiene bajo fuerte presión al presidente Enrique Peña Nieto.

Martes 04 de Noviembre de 2014

El nuevo gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, confió hoy en que la captura del exalcalde de Iguala y su esposa arrojen "pistas sustantivas" que permitan "encontrar con vida" a los 43 estudiantes desaparecidos hace 38 días.

En declaraciones a la cadena Televisa, reproducidas por la agencia Efe, Ortega calificó como un "triunfo" la detención de Abarca y Pineda Villa, considerados junto con el secretario de Seguridad de Iguala, Felipe Flores, aún prófugo, autores intelectuales de la desaparición de los estudiantes, así como del ataque a tiros con su saldo de muertos y heridos.

Además, destacó que las declaraciones de la pareja llevarán a "profundizar en otras líneas de investigación" que lleva a cabo la Fiscalía general.

"Son los principales responsables de tener la Policía infiltrada por la delincuencia organizada, seguramente conocen quiénes son los principales dirigentes (de Guerreros Unidos) y dónde se esconden", afirmó Ortega.

El exalcalde fue investigado entre el 2010 y 2012 por vínculos con el crimen organizado, pero los expedientes fueron cerrados y sobreseído, mientras era público que su esposa era el principal nexo con el cártel Guerreros Unidos, un desprendimiento del grupo criminal de los Beltrán Leyva, que comandaba uno de sus hermanos.

El secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, precisó que Abarca ya había ya sido investigado judicialmente por vínculos con el narcotráfico antes de esta última tragedia, pero aclaró que eso ocurrió bajo el anterior gobierno del presidente Felipe Calderón, del derechista Partido de Acción Nacional (PAN).

"En el 2010, 2011 y 2012 se abrieron averiguaciones, me refiero al anterior gobierno, por delincuencia organizada contra ese presidente municipal (alcalde), y fueron cerradas porque en ninguno de los casos se encontró nada", señaló, citado por el diario capitalino La Jornada.

El secretario insistió en lo que también mencionó en otras entrevistas: advirtió al gobernador con licencia Ángel Aguirre, "un día y medio después" de los hechos de Iguala que reforzara la vigilancia para evitar la huída del alcalde. "En este sexenio (período de gobierno presidencial), en agosto pasado, se empezó a indagar a Abarca por enriquecimiento ilícito", comentó.

También era público que Pineda Villa, esposa del ahora detenido exalcalde de Iguala, no sólo era hermana de Mario y Alberto Villa, que controlaban la zona de Guerrero y Morelos para el cártel de los hermanos Beltrán Leyva., que fueron asesinados hace cinco años.

Salomón Pineda Villa, otro hermano de María de los Angeles, fue identificado como integrante del grupo Guerreros Unidos y estaría a cargo de una célula criminal que opera en esos mismos dos estados mexicanos, según fuentes citadas por el mismo periódico capitalino.

Sidronio Casarrubias Salgado, uno de los líderes de Guerreros Unidos, fue detenido luego del secuestro y desaparición de los estudiantes, y señaló a la esposa del exalcalde como nexo principal con ese cártel.

Abarca también fue señalado, el año pasado, por el triple asesinato de los líderes de la Unidad Popular de Iguala. En junio de 2013 fueron ejecutados Arturo Hernández Cardona, Félix Rafael Bandera Román y Ángel Román Ramírez. La regidora Sofía Lorena Mendoza Martínez, esposa de Hernández Cardona, lo acusó de ese crimen.

Antes, en marzo del año pasado, también fue ejecutado el síndico administrativo de Iguala, Justino Carbajal Salgado, sobrino de Félix Salgado Macedonio, dirigente del centroizquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), el mismo del exalcalde ahora detenido, pero un opositor interno, del que varios medios de comunicación acusan a Abarca.

También la senadora Dolores Padierna, del PRD, acusó al exalcalde de asesinar a Hernández. Según una denuncia presentada ante notario por un testimonio de aquel crimen, tras ordenar que torturaran a Hernández, Abarca espetó a la víctima: "me voy a dar el gusto de matarte" y le disparó dos veces, una de ellas en la cara.

Padierna agregó que "el alcalde era el jefe de ese grupo de policías dedicados a matar". 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario