Secciones
Mundo

Fortunas por una tostada sin comer de Carlos y Lady Di

El trozo de pan quedó entero sobre la bandeja del desayuno del día de la boda el 29 de julio de 198. La madre de una camarera la subastó y se llevó por 270,25 libras.

Viernes 20 de Julio de 2012

Una tostada que el príncipe Carlos dejó en la bandeja de su desayuno el día de su boda con Diana de Gales, el 29 de julio de 1981, se subastó en Inglaterra por 270,25 libras (424 dólares).


El trozo de pan, que fue adquirido por un comprador anónimo en puja telefónica, fue ofrecido a subasta por Rosemary Smith, de 83 años, la madre de una camarera de Carlos.

Smith estaba visitando a su hija en palacio en esa fecha y, según asegura, cuando vio que el príncipe no había terminado su desayuno en una ocasión tan especial, se llevó una de las tostadas, conservándola hasta ahora en un recipiente de porcelana en su casa de Derbyshire (norte inglés).

La portavoz de la casa de subastas Hansons, Rachael Morley, confirmó que la tostada de pan de molde, a la que se ha cortado la corteza, estaba en buen estado pese a sus 31 años de antigüedad y no presentaba signos de moho.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario