Brasil
Viernes 10 de Mayo de 2019

El expresidente brasileño Michel Temer se entrega a la policía y vuelve a la cárcel

La Corte deja sin efecto el 'habeas corpus' concedido en marzo, lo que supone una victoria para los fiscales de la investigación Lava Jato

San Pablo.- El expresidente de Brasil Michel Temer, 78 años, volvió a la cárcel. El exmandatario se entregó a la policía de San Pablo para cumplir la decisión de una corte de apelación. El miércoles, el Tribunal Regional Federal de la Segunda Región revocó el habeas corpus que lo había puesto en libertad el 25 de marzo. Su encarcelamiento supone una victoria para los que están al frente de la investigación del caso Lava Jato. Temer, que dejó el poder el 1º de enero de 2019, es acusado de recibir un millón de reales (unos 250 millones de dólares) por un contrato para la construcción de la zona industrial Usina Termonuclear de Angra 3, de donde 1.800 millones habrían sido desviados, según la Fiscalía.
El expresidente es el segundo exmandatario brasileño en ser arrestado, después de que Luiz Inacio Lula da Silva (PT) fuese detenido hace casi un año por corrupción y lavado de dinero, entre otros delitos.
Temer debería haber vuelto a Río de Janeiro para cumplir la orden de prisión preventiva en su contra, ordenada originalmente por el juez Marcelo Bretas, que le acusa de "ser el líder de una organización criminal" que durante 40 años cobró sobornos a cambio de contratos públicos. Pero su defensa ha logrado que cumpla la condena en Sao Paulo, donde vive.
El equipo legal del exmandatario ya ha presentado un nuevo recurso de habeas corpus ante el Tribunal Supremo de Justicia (STJ) para revertir esta última decisión judicial.
El expresidente brasileño pisó la cárcel el 21 de marzo. Cuatro días después, Temer fue puesto en libertad. Ahora, la corte de apelación ha coincidido con el Ministerio Público Federal en que hay riesgo de que el "grupo criminal" liderado por Temer continúe actuando. La detención hace dos meses y la nueva entrada en la cárcel del expresidente ha reavivado el debate sobre el uso de la prisión preventiva en el caso Lava Jato, una medida que algunos expertos consideran excesiva. La defensa del político alega que él siempre estuvo a disposición de la Justicia y no tenía intención de huir.
Temer tiene, en total, seis imputaciones en su contra. Cuando aún era presidente, había conseguido detener todas las investigaciones porque tenía la inmunidad del cargo y apoyos suficientes en el Congreso. Con la llegada de 2019, Temer perdió la inmunidad al entregar la banda presidencial a Jair Bolsonaro y pasó a estar al alcance el juez Bretas.

Operación Autolavado
La "Operación Autolavado", lanzada en 2014, reveló complejos sistemas de corrupción relacionados con el lavado de dinero y sobornos entre la élite política de Brasil.
El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva fue uno de los políticos que se vio implicado y actualmente cumple una sentencia de ocho años y 10 meses en prisión. Fue presidente del país de 2003 a 2010.
Temer asumió la presidencia en 2016 luego de que la entonces mandataria Dilma Rousseff fue destituida por una presunta malversación de las finanzas federales.
Durante el mandato de Temer los fiscales lo acusaron de corrupción en tres ocasiones. Pero la cámara baja del Congreso nunca dio su consentimiento a retirarle la inmunidad para que fuera enjuiciado, la cual tienen todos los presidentes en funciones de Brasil.
Su inmunidad terminó cuando dejó el cargo el 1 de enero. Temer fue uno de los presidentes más impopulares y con mayor imagen negativa que deja el poder.

Comentarios