Mundo
Sábado 03 de Noviembre de 2018

El cuerpo descuartizado del periodista saudita habría sido disuelto en ácido

El fiscal general de Turquía dijo el miércoles que Khashoggi fue estrangulado apenas entró al consulado.

Un asesor del presidente de Turquía Recep Tayip Erdogan aseguró ayer que el cuerpo de Jamal Khashoggi fue "disuelto" luego de que el periodista disidente saudita fuera asesinado y desmembrado en el consulado de ese país en Estambul el mes pasado. También ayer, la novia del periodista dijo que la respuesta al asesinato del gobierno de Estados Unidos —donde residía Khashoggi— "carece de fundamento moral", e insinuó que Washington quiere encubrir la responsabilidad de su principal aliado en el mundo árabe.

El crimen del periodista afín a la monarquía que luego se convirtió en crítico del príncipe heredero Mohamed bin Salman provocó un escándalo mundial y desató un debate internacional sobre las ventas de armas a Arabia Saudita. En la primera versión oficial sobre el caso de las autoridades turcas, el fiscal general de Turquía dijo el miércoles que Khashoggi fue estrangulado apenas entró al consulado el 2 de octubre como parte de un plan premeditado, y que su cuerpo fue desmembrado. "Ahora vemos que no sólo fue cortado, sino que se deshicieron del cuerpo disolviéndolo", dijo ayer Yasin Aktay, un funcionario y dirigente del partido gobernante turco, al diario turco Hürriyet.

La afirmación se hace eco de una información publicada por el diario estadounidense The Washington Post —para el cual escribía Khashoggi— de que las autoridades turcas investigaban la hipótesis de que el cadáver había sido disuelto en ácido. "De acuerdo a la información más reciente con la que contamos, la razón por la que cortaron el cuerpo es que era más fácil disolverlo", prosiguió Aktay, que es asesor del presidente Erdogan. "La intención era que no quedara ninguna señal del cuerpo", agregó.

Desde los "más altos niveles"

Al respecto, el presidente turco Recep Tayip Erdogan aseguró ayer que su gobierno tiene la certeza de que la orden de matar al periodista saudita "vino de los más altos niveles" del gobierno de Riad. En una columna publicada ayer en el diario The Washington Post, Erdogan ratificó su postura sobre que el reino saudita debe dar respuestas sobre lo ocurrido al periodista, quien había sido un duro crítico del príncipe heredero Mohamed bin Salman (MBS). "Sabemos que los perpetradores se encuentran entre los 18 sospechosos detenidos en Arabia Saudita. También sabemos que esas personas vinieron a cumplir sus órdenes: matar a Khashoggi y partir. Finalmente, sabemos que la orden de matar a Khashoggi vino de los niveles más altos del gobierno saudita", dijo el presidente turco, aunque aseguró que desconoce la identidad del autor material del homicidio.


Comentarios