Secciones
Donald Trump

EE.UU. bloquea el acceso de Maduro a los recursos de la petrolera PDVSA

El dinero y bienes serán desbloqueados cuando pueda disponer de ellos el presidente interino, Juan Guaidó, único reconocido por Trump

Lunes 28 de Enero de 2019

Estados Unidos continúa aumentando la presión sobre el régimen de Nicolás Maduro y a favor del mandatario interino Juan Guaidó. Washington informó que todos los bienes e intereses de la estatal petrolera PDVSA en EE.UU. quedaron bloqueados y, además, que se prohíbe a los ciudadanos y empresas estadounidenses realizar transacciones con la estatal venezolana. Bienes y fondos serán desbloqueados cuando pueda disponer de ellos el nuevo mandatario interino, Juan Guaidó, explicaron el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton y el secretario del Tesoro Steven Mnuchin.
El Departamento indicó que el cese de las sanciones se realizará cuando Nicolás Maduro realice la transferencia del control a Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. Guaidó es titular del Parlamento unicameral (Asamblea Nacional) y único representante político reconocido por Estados Unidos y gran parte de la comunidad internacional, que exige a Maduro la convocatoria de nuevas elecciones, dado que las de 2018 que lo consagraron nunca fueron reconocidas. La crisis se desató a partir del 10 de enero, cuando Maduro reasumió su segundo mandato por seis años y no fue reconocido por gran parte de los países americanos y europeos. Poco después Guaidó se proclamó presidente interino a cargo. En las manifestaciones que siguieron han sido asesinados al menos 35 personas y unas 800 han sido detenidas (ver aparte)
El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton y el secretario del Tesoro Steven Mnuchin anunciaron las nuevas medidas, que buscan respaldar a Juan Guaidó. Las sanciones incluyen una congelación de bienes que PDVSA tiene en Estados Unidos y prohibir que los estadounidenses hagan negocios con esta. "Estados Unidos hará que rindan cuentas aquellos responsables por el trágico deterioro de Venezuela y continuará usando todo su arsenal de herramientas económicas y diplomáticas para respaldar al presidente interino Juan Guaidó, la Asamblea Nacional y los esfuerzos del pueblo venezolano para restaurar su democracia", dijo Mnuchin. "La designación de PDVSA ayudará a evitar que más bienes de Venezuela sean malversados por Maduro y a preservar esos bienes para el pueblo de Venezuela. El sendero a la eliminación de sanciones a PDVSA pasa por la transferencia de control al presidente interino y un gobierno subsiguiente elegido democráticamente", agregó.
El senador republicano Marco Rubio, fuerte crítico de Maduro, saludó la decisión. "La familia criminal de Maduro ha usado PDVSA para comprar y mantener el apoyo de muchos líderes militares", dijo Rubio. "El petróleo le pertenece al pueblo venezolano y por tanto el dinero que gana PDVSA de su exportación le será devuelto ahora al pueblo por medio de su gobierno legítimo y constitucional".
Las exportaciones venezolanas de crudo a Estados Unidos han bajado constantemente en los últimos años, especialmente en la última década, a medida en que la producción del país se desploma en medio de su crisis económica y política. Estados Unidos importó de Venezuela menos de 500.000 barriles diarios de crudo y derivados de Venezuela en 2017, comparado con más de 1,2 millones de barriles diarios en 2008, según cifras oficiales de la Administración de Información de Energía. Aún así, Venezuela ha sido el tercero o cuarto mayor abastecedor de crudo a Estados Unidos y cualquier interrupción podría tener sus costos. En 2017, Venezuela representó 6% de las importaciones de crudo de Estados Unidos.
Venezuela, a su vez, vende 41% de sus exportaciones de crudo a Estados Unidos. Venezuela depende de las exportaciones de petróleo casi por completo: conforman el 95% de sus ventas al exterior. El Departamento de Estado ya remitió la semana pasada un documento a la Reserva Federal para subrayar que Washington reconoce al titular de la Asamblea Nacional de Venezuela como líder del país, por lo que debe ser el agente autorizado para controlar las cuentas en los bancos de EEUU. Los siguientes pasos que busca dar la Casa Blanca apuntan a las cuentas petroleras, el corazón de la economía venezolana. Con el reconocimiento de Guaidó, cambian las autoridades que "toman legítimamente las decisiones respecto a las transacciones económicas entre Venezuela y EEUU, lo cual tendrá muchas consecuencias", explicó un funcionario de la Casa Blanca.
Según el Wall Street Journal el gobierno de Donald Trump planea recurrir a decretos de emergencia que allanen el camino y permitan que Guaidó tome efectivamente el control de las cuentas internacionales de su país y de la petrolera estatal PDVSA. En ese camino, Washington también busca desviar las transacciones relacionadas a los hidrocarburos para evitar que lleguen a manos del chavismo, y sean depositadas en cuentas manejadas por la oposición.


Pedido de un exiliado a Italia
El exalcalde de Caracas Antonio Ledezma, ha escrito una carta al primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, para pedirle que reconozca a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. "Me dirijo a usted, Señor presidente, no sólo en mi condición política, sino en mi condición de descendiente directo por vía paterna de un ciudadano italiano", ha dicho. Ledezma vive exiliado en Europa luego de huir de la prisión domiciliaria a que lo había sometido el régimen chavista. El gobierno derechista italiano, dominado por la Liga, es aliado de Rusia, a su vez el principal soporte internacional de Maduro.


Víctimas de la represión llegan a 35 en seis días

Las ONG venezolanas Provea y el Observatorio del Conflicto informaron que al menos 35 personas murieron por la represión policial y parapolicial de las protestas antigubernamentales desde el miércoles pasado, en apenas seis días. A la vez, otra organización civil, Foro Penal, cifró en 850 el número de detenidos desde el lunes de la semana pasada.
Según las dos primeras ONG, la mayoría de las víctimas fatales se produjeron en la capital Caracas y el estado de Bolívar, con 10 y 8 fallecidos, respectivamente. La lista continúa con cuatro muertos en Portuguesa, tres en Amazonas y Barinas, dos en Táchira y Monagas y uno en Yaracuy, Mérida y Sucre.
Entre los fallecidos, las ONG documentaron "ocho ejecuciones en operativos después de las protestas", según el informe que presentaron hoy.
Foro Penal, en tanto, documentó que al menos 850 personas fueron detenidas desde el lunes de la semana pasada, incluidos 77 menores de edad. Solo el miércoles pasado, 696 venezolanos fueron arrestados.
La mayoría de los detenidos residen en las zonas más populares de la capital y el país.
"Hasta la fecha, hay 976 presos políticos y seguimos contando", aseguró Gonzalo Himiob, director de Foro Penal, en una conferencia de prensa en Caracas.
Tras informar sobre los últimos números de muertos y detenidos de la última semana, el director de Provea, Rafael Uzcátegui, habló con la prensa y le pidió a los familiares de las víctimas que denuncien los actos de represión y persecución política. "Necesitamos sus denuncias para poder castigar a los violadores de derechos humanos", dijo, y contó que las autoridades venezolanas están presionando a las familias de los muertos para que no denuncien a las fuerzas de seguridad, bajo amenaza de que no entregarán los cadáveres. La represión se agudizó en Venezuela desde las masivas protestas de 2017.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario