Secciones
Miradas

Preocupa la leishmaniasis ebn Concordia

La posibilidad de infección estaba presente en personas vulnerables.

Miércoles 15 de Enero de 2020

La situación preocupa porque se da en un barrio de la ciudad de Concordia y ante las altas temperaturas la pregunta que muchos se formulan es de qué manera continuará. Lo cierto es que a principios de esta semana quedó confirmado un caso de leishmaniasis en una mujer en situación de calle y fue derivada al hospital San Martín de Paraná, donde se le están haciendo todas las actuaciones de protocolo ante un caso de este tipo y posteriormente sería trasladada al Masvernat de la Capital del citrus.

La sospecha estaba instalada desde la semana pasada, cuando un grupo de trabajadores del área de Salud acudió ante un posible caso, que posteriormente se confirmaría. Ahora los trabajos que hacen por parte de la Dirección de Epidemiología junto a la Secretaría de Salud del municipio es controlar a una vasta cantidad de personas de la zona afectada que no presenten síntomas compatibles con esa enfermedad, ya sea fiebre prolongada por varias semanas, inflamación de los ganglios, e incluso un aumento en el tamaño de órganos como el bazo o el hígado, de acuerdo a lo que han informado de manera oficial.

La tarea no cesará porque también un grupo de veterinarios está trabajando durante toda esta semana sobre el control de los perros en la zona, ya que justamente esta mujer conviviría con animales. Y se tratará de un trabajo intenso, porque si hay algo que abundan en ese sector de la ciudad son perros callejeros, por lo que deberán extremar los cuidados.

Recientemente en diálogo con LT 15 Radio del Litoral, el director de Epidemiología de la Provincia, Diego Garcilazo, manifestó que la leishmaniasis visceral “puede afectar solamente la piel o también otros órganos como pueden ser el bazo, el hígado, la médula ósea. En ese caso la enfermedad es más complicada porque también puede atacar las defensas de las personas. Es importante detectarlas de manera temprana para realizar el tratamiento lo antes posible”.

En cada verano este tipo de enfermedades se daban de manera asidua en animales, pero sorprende porque por primera vez una persona está infectada y será motivo de preocupación en las autoridades, ya que querrán que no se propague, y más aún, que no se repita todos los años. “Tenemos epidemiólogos que están investigando que no haya otros casos que sean sospechosos. En 2016 y 2017 hicimos un estudio de prevalencia en conjunto con el municipio y se habían estudiado 400 perros y se encontraron algunos de ellos infectados”, destacó el funcionario.

De esta manera, la posibilidad de infección estaba presente y máxime en personas de vulnerabilidad y que en muchos casos son más propensos a ser afectados. Para cerrar, Garcilazo fue preciso y destacó que “este flebótomo no se alimenta de sangre humana normalmente, sino que accidentalmente. Es muy importante que la gente que tiene perros los lleve al veterinario para ver si no tienen algún síntoma que pueda llegara estar sospechando de esta enfermedad”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario