Secciones
Miradas

Paraná empieza a moverse

"...Hay necesidades, y muchas, en todos los barrios de la capital provincial y algunos reclamos vienen desde hace años..."

Miércoles 08 de Enero de 2020

A cuentagotas y con muchos frentes por atacar, la gestión de Adán Bahl al frente del municipio de Paraná parece entrar en acción. Por lo menos a simple vista y en cuestiones que tienen que ver con el día a día de las personas que habitan esta bendita ciudad. Ojo, no es que el actual intendente ya se ganó el bronce, pero al menos dio indicios de que puede solucionar algunos problemas que la anterior administración no pudo hacer. Insisto, desde lo superficial así parece, ya que en otros menesteres más profundos todavía hay mucho por hacer y seguramente no se llegará rápidamente a buen puerto.

Pero vayamos a los hechos. En cuestiones básicas hay cosas que parecen mejorar. Por ejemplo, ayer se anunció nuevamente el corte de algunas calles céntricas por el bacheo de las mismas. En los primeros días de la nueva gestión, las máquinas salieron a tapar “pozos” pero después llamativamente desaparecieron. Quizás la llegada de las Fiestas tuvo algo que ver con esto, aunque también fue gratificante ver que había vida en el sector de la Municipalidad que se encarga del mantenimiento de la trama vial.

No tengo dudas de que no hay una arteria en la capital provincial que no tenga una bache de un tamaño considerable. El abandono en este aspecto fue total por parte de la intendencia que llevó adelante Sergio Varisco, aunque todos sabemos que sus preocupaciones pasaron por otro lado. En la víspera, se trabajó en la zona de calles Italia y Perú, con las lógicas quejas de los conductores que salieron temprano y desprevenidos para esos sectores de la ciudad. Pero los trabajos que se realizaron fueron informados previamente en las redes sociales por la Municipalidad, en otra cuestión que marcó una diferencia con los antecesores. Puede ser que sea algo menor, pero los pequeños detalles también suman.

Otro aspecto a tener en cuenta tiene que ver con el cambio de imagen que Paraná tiene en algunos sectores. Uno de los más concurridos sin dudas es el Parque Urquiza, que por estos días está recibiendo un desmalezado importante. Las lluvias de las semanas anteriores hicieron crecer el pasto a niveles importantes y era necesario poner manos a la obra en este sentido. Claro que también habría que hacer algo con el “yuyal” que hay en gran parte de la Costanera al borde del río. Es algo que le da un aspecto desagradable y que, en honor a la verdad, ninguna gestión se preocupó en mejorar desde que tengo memoria.

Para seguir enumerando los puntos positivos que tiene los pocos días de Adán Bahl al frente de la Municipalidad debemos mencionar el tema de la recolección de residuos. Parece que ahora aparecieron los camiones recolectores que antes estaban inutilizables. ¿Será por arte de magia? No lo creo, quizás se dieron algunas órdenes que se cumplieron. Está claro que a nadie le gustó ver la basura acumulada por varios días en las esquinas de la capital, aunque en esto tampoco ayudamos demasiado. No sabemos lo que es seleccionar ni reciclar la basura, y es algo que debemos aprender para mejorar en este aspecto.

En estos tres ejemplos, que se pueden palpar, se puede ver una reactivación de Paraná. Claro que Bahl todavía no lleva ni un mes de gestión y por eso mantiene el crédito abierto. Con el paso del tiempo iremos viendo si todas estas acciones se profundizan y forman parte de un plan integral que no solamente apunten a mejorar los sectores más relevantes de la ciudad. Hay necesidades, y muchas, en todos los barrios de la capital provincial y algunos reclamos vienen desde hace años.

Por desgracia tuvimos que sufrir la muerte evitable de una persona (Fiorella Furlán) para enterarnos de que hay partes del arroyo Antoñico que siguen sin entubarse y que son una trampa mortal en grandes aguaceros. Y eso no se soluciona con poner un cartel o una barrera los días de lluvia. Ahí faltó en su momento un pensamiento futurista que quizás hubiese evitado la tragedia, algo que también se puede aplicar en otros temas importantes. En definitiva, por más que algunos lo tomen como cosas pequeñas, Paraná empieza a moverse nuevamente. Todavía falta un largo camino por recorrer y esperemos que el actual intendente no se duerma en los laureles.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

Más en Hoy por hoy