Secciones
Miradas

Opinión: Desgastando al Presidente

"...Hoy en día Argentina necesita una oposición responsable (...) No necesitamos personas que anden por la vida aplicando sentido común..." (Columna de Opinión)

Viernes 18 de Septiembre de 2020

Columna de Opinión

Lo mejor que hizo Eduardo Duhalde después que ejerció la Presidencia de la Nación fue llamarse a silencio. Cuando empezó a opinar se lo notó fuera de estado, solo promoviendo el desorden institucional, el mismo que lo llevó a ejercer la primera magistratura, ya que en las urnas perdió con Fernando De la Rúa.

Siempre quedó la duda si el exgobernador de la Provincia de Buenos Aires y exvicepresidente de Carlos Menem estuvo detrás de la desestabilización del gobierno democrático de la Alianza o del golpe económico para empujar a Raúl Alfonsín al abismo con el apoyo de los sectores mediáticos con un poder de fuego muy amplio a fines de los 80. Si bien el de De la Rúa fue un pésimo gobierno que lo padecimos gran parte de los argentinos, otros hicieron grandes fortunas con la crisis, se notó mucho la mano desestabilizadora de un sector del peronismo que de la noche a la mañana se unió detrás de un senador señalado por la denunciante serial Elisa Carrió como un hombre ligado al narcotráfico.

Duhalde apareció con todo en las últimas semanas. Primero presagiando un golpe de Estado. Tratando de meter en la cabeza de la gente otra preocupación de las que ya tiene con la pandemia y la crisis económica. Después se arrepintió y ahora volvió a redoblar la apuesta: comparó a Alberto Fernández con De la Rúa. Otra vez golpeando como él sabe hacerlo. Y lo hizo con algunos meses de anticipación a diciembre, mes sensible si los hay en nuestro país. Ya algunos medios comenzaron con las comparaciones buscando desgastar la figura del jefe de Estado.

El esposo de Chiche Duhalde, la mujer que invitaba a votar a Mauricio Macri y después cuando se comenzó a hundir el barco se fue, afirmó que Alberto “no sabe gobernar en el medio de una crisis” y lo comparó con Fernando de la Rúa afirmando: “Mi impresión es que el Presidente está grogui, como lo estuvo De la Rúa o yo mismo cuando gobernaba”.

Le minó el campo a Fernández, ya que ahora todas las miradas van a estar puestas en sus acciones para tratar de mostrarlo “perdido” o “dubitativo”. No faltará algún médico mediático o periodista para que le diagnostique algún mal al mandatario como pasó con Cristina Kirchner durante sus 12 años de mandato.

Hoy en día la Argentina necesita una oposición responsable, ya que estamos atravesando otra vez una crisis difícil. No necesitamos personas que anden por la vida aplicando sentido común. Los dirigentes tienen que analizar y saber lo que dicen, ya que el impacto que provocan en los desprevenidos ciudadanos puede ser catastrófico. Duhalde con sus expresiones busca socavar la investidura presidencial. El hombre que dirigió el Poder Ejecutivo Nacional entre 2002 y 2003, aseguró en sus apariciones que la actual “es la más compleja de las presidencias” y que “se va a generar un clima peor al ‘que se vayan todos’”. Ojalá que ese clima que desea el expresidente no se genere y Alberto Fernández pueda gobernar con tranquilidad un país muy intranquilo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario