Secciones
hoy por hoy

Hablar de cuerpos gestantes

Pese a la existencia de marco normativo, aún resta avanzar en términos culturales y puntualmente falta trabajar aún más en las instituciones de salud.

Martes 09 de Febrero de 2021

Hace un par de días leí una noticia acerca de un joven trans, Franco Di Pietro, de 28 años, que dio a luz por cesárea a su primer hijo a quien llamaron Facundo, junto a su pareja -también trans- Hannah Palacios. Debido a que el bebé nació sietemesino, la familia tiene que permanecer en el hospital Santojanni de Buenos Aires donde se efectuó el alumbramiento hasta que Facundo se desarrolle por completo. Y si bien la alegría de estos padres es enorme, lo que logró empañar un poco el emocionante momento fue el trato inadecuado que tuvieron algunos integrantes del personal de salud del nosocomio hacia ellos. A Franco lo trataban de ella, de mujer, por lo cual no respetaron su identidad de género.

En declaraciones a los medios, el joven trans comentó que su hijo fue gestado de forma natural y sin necesidad de recurrir a la fertilización asistida. En tanto que el único cambio que debió hacer en su rutina fue la suspensión del tratamiento hormonal que llevaba adelante hace cinco años.

En las redes sociales los comentarios negativos hacia la noticia no tardaron en llegar y la gente referenció como “antinatural” este tipo de prácticas. Lo grave de todo esto es que se continúan vulnerando derechos y se sostienen los prejuicios hacia las identidades disidentes con palabras hirientes y dañinas.

Es importante mencionar que en Argentina desde 2012 contamos con la Ley N° 26.743 de Identidad de Género, la cual establece que las personas deben ser tratadas de acuerdo con su identidad percibida, y que los establecimientos sanitarios deben garantizar los tratamientos integrales hormonales sin la necesidad de autorización judicial.

Pese a la existencia de este marco normativo, aún resta avanzar en términos culturales, y puntualmente falta trabajar aún más en las instituciones de salud, ya que son los espacios en los que se deben contener tanto a personas que necesitan iniciar un tratamiento de hormonización como a quienes tienen interés de gestar un embarazo.

En el caso puntual de Entre Ríos, las personas trans pueden realizar sus tratamientos en los hospitales San Martín de Paraná, y San José de la localidad homónima -Departamento Colón-; en los centros de salud Selig Goldin de la capital provincial, Giacomotti de Concepción del Uruguay y en el Centro Integrador Comunitario (CIC) de Gualeguaychú. Estos son sólo algunos puntos de la provincia donde desde un tiempo largo vienen trabajando en la garantía de los derechos de esta población, aunque es necesario continuar en la extensión de esta red de atención en identidad de género y hormonización.

Ahora bien, ante los comentarios que recibió esta pareja trans y que es apenas un caso que se hizo visible de los tantos de discriminación y rechazo que por día suceden, rescato que al menos desde la sanción de normativas se han contemplado los derechos de las personas con capacidad de gestar. Recientemente la Ley IVE, en su letra también los y las incluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario