Secciones

Viernes 07 de Junio de 2019

Por estos días de definiciones electorales los ciudadanos observan con estupor los manotazos del gobierno nacional por capitalizar el poco margen que le queda para convencer a un electorado cuya mitad está furiosa y la otra parte desilusionada. Ninguna cifra le cierra al “mejor equipo”. A principios de esta semana la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) informó que el número de vehículos patentados durante mayo de 2019 cayó un 56% respecto del mismo mes del año pasado. Un par de días más tarde el Gobierno lanzó el programa Junio 0KM por el cual, junto a las concesionarias, ofrecen descuentos de hasta 90.000 pesos en el precio de las unidades como una forma de atemperar la estrepitosa caída de las ventas en ese sector. La medida es cosmética y apenas una cuerda para las empresas.

La semana pasada el reporte mensual que realiza la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), con información proporcionada por todas las federaciones empresarias del país, reflejó un desplome de las ventas minoristas en el orden del 14,1% en mayo. Este sector sumó 17 meses consecutivos en baja y un acumulado del 12,5% en los primeros cinco meses del año. El parche al que acudió el Gobierno fue bajar el interés del Plan Ahora 12. El Presidente se encargó de hacer el anuncio con una puesta en escena a través de su Facebook. Visitó a una familia en Salta y trató de explicarle a la anfitriona los beneficios de bajar la tasa de interés del 45% al 20% para las compras en tres, seis y 12 cuotas del plan que tanto le cuesta nombrar porque fue creado por el gobierno K y ampliamente denostado cuando el PRO era oposición.

El video grabado con un celular emula un registro casero, aunque hasta el mínimo detalle fue guionado por su equipo de imagen. Porque si algo hay que reconocerle a este Gobierno es el manejo de los medios y la manipulación que hace de la información. Eso les sale muy bien.

Otra medida espasmódica fue la de reflotar los Precios Esenciales apenas conocidas las cifras de la inflación de abril. El acuerdo se hizo solo con 19 empresas formadoras de precios que pronto hizo agua por todos lados debido a su informalidad y al “carácter voluntario” que se le dio.

La poca convicción del Gobierno de ejercer un verdadero control de precios y el nulo compromiso empresario se reflejó en góndolas vacías y el alcance limitado a pocos puntos del país. El mismo ministro Dujovne pronunció la frase del fracaso: “Es un pacto de caballeros. No se obliga a ninguna empresa. El acuerdo será efectivo y se va a cumplir porque nos pusimos de acuerdo”… Pufff!

Este miércoles se conoció el dato de la caída del 8,8% de la producción industrial en abril, ítem que acumula 12 meses consecutivos de baja, según datos del Indec. Es de esperar un nuevo zócalo televisivo para este indicador negativo.

En tanto, funcionarios con poco anclaje en la realidad salen a hablar de “inteligencia emocional” de personas “que antes estaban mejor pero vivían en una ficción”, soslayando dramáticos datos de fábricas que apagan sus máquinas, de pymes que cierran y de trabajadores que quedan en la calle.

Y así, el gobierno de Cambiemos va amontonando títulos de diarios, reacciones reflejas ante los espasmos sociales que las mismas políticas sopladas por el Fondo lograron provocar. Intentos por emparchar una realidad que chorrea crisis, que revela la nula voluntad política de mejorarle la vida de la gente, que no puede disimular que gobiernan para una elite.

La contundencia del fracaso ya no es solo económica, sino también política, como lo demuestran los resultados electorales en las provincias o los manotazos faltos de estrategia, como la no inclusión de los jóvenes votantes en los padrones, o la marcha atrás con el decreto que limitaba el uso de colectoras. Cambiemos está tan perdido que lo único que le queda es acudir al marketing de mentiras que tan buenos resultados le dio en 2015, o echar mano a una batería de “campañas sucias” para reeditar otra estafa electoral.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});