Viernes 02 de Marzo de 2018

Le dieron la probation a Hugo Vázquez por violento paro

El exgremialista y exdiputado había sido acusado por instigar a cometer daños contra edificios municipales durante un paro en 2012

El Sindicato de Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoyem) y la Municipalidad de Paraná tuvieron uno de sus mayores conflictos a comienzos de 2012. La decisión del gobierno de Blanca Osuna de dejar caer una serie de contratos motivó la reacción del gremio conducido por Hugo Vázquez, que dispuso un paro de actividades el 19 de marzo, pero lo más lamentable fue la modalidad de la protesta: la violencia y daños a institucionales estatales ganaron las calles, que se reflejaron en roturas de vidrios en la sede de la AFIM, daños a semáforos en diferentes puntos de la ciudad.

Por estos hechos había sido imputado por Instigación al Daño al extitular del Suoyem y exdiputado provincial, Hugo Vázquez, en el marco de la denuncia presentada por las autoridades municipales de aquel entonces. La causa caratulada Casco Carlos, Elsesser Marcelo, Giménez Carlos, Vázquez Hugo s/Peculado, había sido elevada a juicio e incluso ya estaban fijadas las fechas del debate. La primera audiencia se iba a desarrollar el 28 de febrero, pero finalmente la defensa del exlegislador propuso la suspensión del juicio a prueba. "No hay condena", afirmó en declaraciones a UNO el abogado defensor, Guillermo Mulet.

"Se suspende el juicio a prueba por dos años. Si en ese período Hugo Vázquez no comete ningún delito de otra naturaleza, se dicta el archivo de la causa".

El resto de los empleados municipales fueron imputados por delitos que varían entre Peculado, Amenazas, Coacción y Daños acordaron resolver su situación procesal en un juicio abreviado, según confiaron a este medio fuentes judiciales.

Se trata de los agentes municipales Carlos Casco, Marcelo Elsesser, Carlos Giménez, quienes se desempeñaban en la Dirección de Alumbrado Público.

El principio del fin
La relación entre el gobierno de Blanca Osuna y el sindicalista Hugo Vázquez se caracterizó por la permanente tensión: la medida de fuerza de marzo de 2012 alcanzó niveles de violencia inusitados y el quiebre del vínculo que derivó en la posterior intervención del Suoyem. Ese proceso había sido dispuesto por el ministerio de Trabajo de la Nación, basándose en las "irregularidades registradas en las elecciones", del gremio realizadas el 8 de abril de 2011.

El proceso judicial que enfrentó el sindicalista estuvo demorado porque en ese momento Vázquez tenía fueros por su condición de diputado, y recién en 2015 fue citado a indagatoria, donde negó todas las acusaciones en su contra.

Esquivó una condena
Conocida la novedad de que el exgremialista no irá a juicio, ni tampoco recibirá una pena, continuará la tramitación del proceso contra el resto de los imputados por otros delitos. En el comienzo de la semana, tanto la defensa de Vázquez, encabezada por el abogado Guillermo Mulet, como la fiscalía coordinada por Álvaro Piérola agotaron todas las instancias para llegar a una solución alternativa. La acusación había sido formalizada el 9 de septiembre de 2016 por la agente Laura Cattáneo, quien consideró que se dieron por acreditados los hechos ocurridos en marzo de 2012.

Comentarios