Martes 14 de Noviembre de 2017

Lagomarsino ratificó que entregó el arma a Nisman y aseguró que tenían "una relación de amo esclavo"

Tras una indagatoria de casi diez horas ante el juez federal Julián Ercolini, Diego Lagomarsino ratificó que le entregó el arma al fiscal Alberto Nisman y aseguró que entre ambos había "una relación de amo esclavo".

El técnico informático se presentó en los tribunales de Comodoro Py acusado de ser partícipe necesario de la muerte del extitular de la UFI-AMIA. A lo largo de su declaración Lagomarsno indicó que era apoderado de una cuenta bancaria en los Estados Unidos "por pedido" del fiscal, porque su madre "estaba muy enferma". Respecto a la relación entre ambos, el informático contó que Nisman lo llamaba "hasta 30 veces por día" por teléfono y que sostenían "una relación de amo- esclavo", según indica el sitio Ambito.com

Al declarar por primera vez en la causa por el crimen del fiscal de la causa AMIA en calidad de imputado, Lagomarsino insistió en que él le entregó el arma por pedido de él "por temor en torno a la seguridad de sus hijas" y dijo que pensaba que los fiscales tenían permiso de portación legal. Por otra parte, el hombre negó estar vinculado a servicios de inteligencia, se quebró en varios tramos de la audiencia, especialmente al hablar de su familia, y señaló: "Le hice un favor y ahora esto me está destruyendo la vida".

Lagomarsino fue imputado como partícipe necesario en la muerte del investigador del atentado a la AMIA el 18 de enero de 2015, por haberle prestado la noche anterior el arma usada en el hecho. En un dictamen de 1080 carillas, el fiscal Eduardo Taiano lo acusó de haber llevado el arma al departamento de Nisman en el barrio de Puerto Madero a sabiendas de que iba a ser usada para matarlo. El técnico informático era empleado de la fiscalía de Nisman y según él declaró, se dedicaba a tareas de soporte técnico. Pero Lagomarsino figura como cotitular de una cuenta abierta además a nombre de la hermana y la madre del Nisman en el exterior, de la cual el fiscal era apoderado.

Además, era el único que tenía la clave para el acceso remoto a la computadora personal del fiscal. Taiano dio por probado en base a una junta interdisciplinaria de Gendarmería Nacional que Nisman fue asesinado de un balazo en la cabeza en su departamento.

El arma usada fue la que la noche anterior dijo haber llevado Lagomarsino a pedido del fiscal que temía por su seguridad, una Bersa que estaba registrada a su nombre. Poco antes de aparecer muerto, Nisman había denunciado a la ex presidenta Cristina Kirchner y a funcionarios de su gobierno por supuesto encubrimiento agravado del atentado a la AMIA a raíz de la firma del Memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán.

Comentarios