Inundaciones
Viernes 17 de Noviembre de 2017

La tormenta de polvo tuvo su origen en la falta de vegetación

Especialistas explicaron que los campos están "descubiertos" por el mal uso del suelo agrícola y la región sufrió esos efectos.

La cantidad de polvo que sobrevoló buena parte de la región centro del país durante la tarde del pasado miércoles tiene una explicación "científica": literalmente el suelo del campo "se voló", ya que en esta época del año casi no hay cultivos y quedan muy pocas áreas de pasturas o vegetación nativa que puedan moderar el efecto de vientos fuertes.


Ver nota relacionada: Con 40° Paraná fue un infierno y tras la tormenta de viento se cubrió de polvo



Así lo explicó el secretario de Agricultura de la provincia de Santa Fe, Marcelo Bargellini, quien señaló que durante buena parte del año hay un porcentaje importante de suelo agrícola "desnudo" en toda el área núcleo como consecuencia del uso del suelo del actual modelo de producción agropecuaria: "el suelo volado es porque tenemos suelo descubierto, sin pastura ni nada que haga de rastrojo para no se vuele". Una situación que, según explicitó, precisa una estrategia de parte de los diferentes niveles del Estado "porque es el mercado el que nos ha llevado a esta situación".


"El monocultivo y la ausencia de prácticas de manejo de conservación son algunas de las causas del estado del suelo. Hace falta una visión integral y políticas de conservación que contemplen rotación de cultivos, cultivos de cobertura y más ganadería. Es el sistema productivo el que está en debate" dijo el funcionario.


Como la estepa

La tempestad del miércoles sorprendió porque en esta época del año es habitual la lluvia y las fuertes tormentas de verano pero no al viento ni mucho menos a la invasión de polvo, que hizo que durante unas horas el paisaje litoraleño se pareciera a la estepa patagónica.


Según la explicación del funcionario, esto se debió a que no sólo el sur de Santa Fe sino toda la zona núcleo (noreste de Buenos Aires, parte de La Pampa y oeste de Córdoba) comparte el problema de tener suelos "desnudos" muchos meses al año ya que la soja —el cultivo predominante— sólo cubre el suelo durante el verano. A esos suelos sin nada se le sumó el efecto de los campos que sufrieron inundaciones y que quedaron degradados con suelos "más disponibles para volarse".

"Cuando el ministro de la Producción, Luis Contigiani, plantea que el tema de las inundaciones tiene que ver con el uso del suelo e impulsa la revisión del decreto de la ley del suelo en la que estamos trabajando tiene que ver con esto" agregó Bargellini.

Al descubierto

El secretario de Agricultura agregó que muchos productores tuvieron que nivelar sus lotes después de haber sacado la última cosecha "sin piso" (con agua o barro en el suelo) y para eso metieron herramientas para emparejar, lo que volvió a generar campos descubiertos.

"Toda esa tierra removida cuando aparece un viento fuerte como el del miércoles, sumado a un poco de sequía, da como resultado que se vuela todo".

Para contrarrestar ese mal uso del suelo, el funcionario explicó que desde la cartera provincial de Producción están impulsando una ley de conservación y manejo de suelos que apunta a la conformación de un fondo que pueda destinarse a productores que adopten buenas prácticas.

"La idea es que si quiere hacer un lote con cobertura en el invierno haya ayuda financiera para hacerlo, también para quien quiera volver a la ganadería" puntualizó.

Comentarios