Walter Franzotti

Walter Franzotti se trazó un sueño y le puso alas

Hizo una réplica de Piper Súper Cud 150. Hace dos meses Walter Franzotti realizó su primer vuelo y la aeronave está próxima a ser matriculada. La historia de un desafío

Domingo 30 de Enero de 2022

Dicen que los sueños no se cumplen, se trabajan y que el futuro pertenece a aquellos que creen en sus proyectos. Así lo entiende Walter Franzotti, un empresario metalúrgico oriundo de estación El Palenque, en Paraná Campaña, que hace cuatro años atrás decidió construir su propio avión. Fueron en total 3.000 horas de trabajo, utilizando el 100% de su tiempo libre: fines de semanas, vacaciones y cualquier minuto antes de iniciar o terminar su jornada laboral en el taller. Construyó una réplica de un Piper Súper Cud 150, monomotor biplaza en tándem que tiene una velocidad máxima aproximada de 200 kilómetros por hora y una autonomía de vuelo de cuatro horas y media. Desde chico, según su propio relato, lo apasionó la aeronáutica. De grande el desafío fue mayor. A fines de 2021 realizaron los primeros rodajes y carreteos y así, al separarse las ruedas del suelo fue como el sueño tomó su forma definitiva y se elevó hacia el cielo. Sólo queda la matriculación de la aeronave, que se concretará en 60 días.

Walter Franzotti Avión 2.mp4

En diálogo con UNO Franzotti expresó: “Desde siempre me apasionaron los aviones. Desde muy chico me llamaba la atención todo aparato que vuele y rondaba en mi cabeza la idea de construir el mío”.

Walter Franzotti construyó su propio avión 14.jpg

Egresado como técnico mecánico de la escuela de Educación Técnica Nº 34 de María Grande, actualmente Walter es empresario metalúrgico en su pueblo natal. “Me dedico a la reparación y fabricación de maquinarias agrícolas especiales, galpones y estructuras. A su vez, cuando terminé mi cursado en la escuela técnica realice el curso de piloto privado en mi querido aeroclub Ciudad de Paraná y comencé a volar. Hace cinco años compré los planos para fabricar mi propia aeronave. El avión es una réplica de un Piper Súper Cud 150 que se fabricó originalmente en Estados Unidos, desde 1950 hasta 1994. Adquirí los planos por Internet en Estados Unidos, los traduje del idioma inglés al castellano, pase las medidas de pulgadas a milímetros y fui comprando los materiales”, relató.

Walter Franzotti Avión 1.mp4

El proceso de construcción se inició hace cuatro años atrás con el fuselaje del avión, la estructura principal. “Está construida de tubos de acero cromolideno, es una estructura reticulada. Va todo soldado. Una vez terminado el fuselaje construí las alas con una aleación aeronáutica y tras el ensamblaje recibí la primera inspección de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), que es la autoridad que va realizando todo un proceso de auditoría de la construcción. Me autorizaron a seguir construyendo y entonces vino otra etapa en que toda esa estructura del fuselaje y las alas fueron recubiertas con una tela especial de uso aeronáutico. Esa tela lleva un proceso de pintura especial y luego una pintura arriba que es la que le da el color. Toda la construcción me llevó cuatro años, trabajando sábados y domingos, en mis vacaciones y cualquier tiempo libre que me quedaba después del trabajo del taller”, contó.

Walter Franzotti construyó su propio avión 9.jpg

Franzotti está muy agradecido a la familia y amigos que lo apoyaron incondicionalmente y acompañaron en la construcción. Muchos aportando conocimientos, otros con mate en mano haciendo compañía un domingo o feriado. “Si bien la mayoría del trabajo lo realicé sólo, conté con la ayuda de amigos que son técnicos aeronáuticos, mecánicos e ingenieros, que me dieron una mano enorme. De otros amigos que venían los fines de semana a ayudarme a construir una pieza o simplemente charlar y de la familia, por sobre todo, que siempre estuvo presente y me entendió en esto que es mi pasión. A todos les doy las gracias”, indicó Franzotti.

Walter Franzotti construyó su propio avión 4.jpg

La aeronave quedó lista hace aproximadamente dos meses y medio. “Se desmontó el avión porque se construyó en mi taller, le sacamos las alas y ahí se pudo trasladar hasta una pista, se rearmó y comenzamos con los primeros rodajes del avión y carreteos, que son para ir regulando cosas y corrigiendo pequeños errores. No es que se termina y ya se comienzan los vuelos. Se van haciendo pruebas de rodaje para ver como reacciona, se comprueba que esté todo bien y ahí si se realiza el primer vuelo, que en mi caso se hizo hace dos meses en una pista que hay en Cerrito y duró aproximadamente 10 minutos”, contó.

Característica

Es un avión es biplaza en tandem (va sentado el piloto delante y un pasajero atrás). Una de las características principales que tiene y por eso es muy usado en Estados Unidos y en Alaska, donde los terrenos son inaccesibles, es que tiene la capacidad de despegar en una pista muy corta. Cuenta además con capacidad bastante grande de carga y es un avión que si bien no tiene grandes prestaciones en cuanto a velocidad, es muy robusto, tiene un motor aeronáutico de 150 caballos y una velocidad máxima aproximada de 200 kilómetros por hora y su autonomía de vuelo es de cuatro horas y media.

Walter Franzotti Avión 3.mp4

“Lo elegí por eso y también porque volé un avión muy similar en el aeroclub de Paraná y me gustaron las características. Yo soy piloto en el aeroclub Ciudad de Paraná, me recibí hace 20 años. En algún momento discontinué de volar pero siempre estoy ligado a la institución. Es más, el avión ahora está en proceso de prueba pero después va a estar en un hangar del aeroclub”, relató.

Walter Franzotti construyó su propio avión 8.jpg
Walter Franzotti construyó su propio avión 6.jpg

Es una aeronave de uso recreativo, para utilizar con la familia o con amigos, para volar ciertas distancias y participar de encuentros aeronáuticos.

Walter Franzotti construyó su propio avión 5.jpg

Por estos días la aeronave está realizando los vuelos de prueba y próximo a la matriculación. “En dos meses y medio quedará liberado y con todos los papeles correspondientes. Quedan sólo unas horas de vuelo que cumplimentar. Mi objetivo ya está cumplido y estoy muy feliz por eso”, aseguró el propietario del Piper Súper Cud.

Walter Franzotti construyó su propio avión 15.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario