Solidaridad
Jueves 28 de Diciembre de 2017

Voluntarios no paran y recibirán el Año Nuevo brindando por la solidaridad

Integrantes de Suma de Voluntades pasaron la Navidad con gente en situación de calle y también compartirán la llegada de 2018

Ellos se ocupan de que no les falte nunca un plato de comida a quienes están en situación de calle o tienen un hogar, pero no tienen qué comer, y con una sonrisa, una palabra, un beso, un abrazo, alimentan también el alma. En la agrupación Suma de Voluntades sus integrantes explican a menudo que brindar una cena es una excusa, y que lo importante es el encuentro con el otro, con ese ser humano que por distintas circunstancias está atravesando una situación adversa.
En tiempos donde prima la indiferencia cotidiana, los voluntarios recorren a diario la terminal de ómnibus, el hospital San Martín, la plaza Alberdi –conocida como la del Bombero–, entre otros sitios donde saben que alguna persona necesita una ayuda. Y ni siquiera en la Nochebuena o en Navidad dejaron de rendir culto a la solidaridad y estuvieron presentes, celebrando esta fecha particular.
Lo mismo harán el último día del año y el primero de 2018, priorizando la labor solidaria: el lunes a las 20.30, además de hacer la recorrida habitual, prepararán una reunión especial. "La hacemos temprano porque luego no hay colectivos, y hay gente que tiene que volver a su casa. Es un día y tratamos de que sea un menú distinto. Llevamos un tablón, un mantel, y en Navidad fuimos también con un árbol grande de madera que tenemos en la sede. Procuramos compartir un hermoso momento, comimos algo rico y brindamos. En Nochebuena fueron unas 15 personas adultas junto con sus hijos en muchos casos. Como a veces hay bastantes donaciones, les damos para que se lleven a la casa", contó a UNO Silvina, una de las integrantes de Suma de Voluntades.
La labor que realizan se sustenta gracias a la generosidad de la gente, que les acerca insumos o cosas ya preparadas, y destacan que la solidaridad de los paranaenses es tan grande que jamás les faltó el alimento que brindan a diario, y tampoco la leche para los chicos de los barrios San Martín, Antártida Argentina y desde este año también de Mosconi. Lo que invitan a compartir en estas Fiestas es comida que pueda ser servida sin cubiertos, como sandwich, empanadas, matambre, budines, pan dulce, que se pueden acercar ese día a partir de las 18 a la sede de Libertad 272, o coordinar su entrega a través de Facebook: Suma de Voluntades Paraná.
También invitan a quienes quieran acompañarlos esa noche. Si bien es una fecha en la que tradicionalmente la gente se reúne en familia o con amigos, tender una mano solidaria a quien lo necesita es una buena forma de comenzar el año. Sobre la experiencia de formar parte de esta loable iniciativa, Silvina comentó: "Es un día especial y es un momento muy emotivo. Afloran muchas cosas cuando llegan las Fiestas, en todos los aspectos de la vida, y ver esa situación de gente que está así en la plaza moviliza; hay quienes no están en la calle, pero en su casa no la están pasando bien y no tienen qué comer. Cuando asumimos la responsabilidad de hacer las recorridas dijimos que era todos los días. Habitualmente vamos todos los viernes y un sábado al mes con mi esposo y con mi hija".
Anabella, otra de las referentes de Suma de Voluntades, refirió: "Esta Navidad llevé a mi hijo también a la plaza y fue muy emocionante. La gente estaba emocionada por ir y compartir. Es una hermosa experiencia por un lado, por el encuentro que se genera con tantas personas, pero por otro lado a mí me daba tristeza, porque estaban en la plaza porque no tienen garantizado el plato de comida y algunos no tienen techo. Son sensaciones encontradas".
Por otra parte, resaltó: "Es increíble cómo colabora la gente, que es muy solidaria. Esa noche muchos llevaron sandwich, empanadas, arrollados, gaseosas, budines, pan dulce y tantas otras cosas. Para la colonia de vacaciones donde van los chicos necesitamos 40 litros de leche por día y galletitas, y ahora también pan, y todo eso lo dona la gente".
Sobre este punto, reflexionó: "Son tiempos en que en general las personas están tan deshumanizadas para algunas cosas, y para esto afortunadamente son muy solidarias".
Trabajo continuo
En tiempos donde la mayoría se toma vacaciones, los integrantes de Suma de Voluntades seguirán llevando adelante su labor solidaria. "La recorrida se hace siempre. A la plaza vamos distintos grupos de voluntarios. Coordinamos con el doctor (Pedro) Moia y con Claudio del Lago qué día va cada uno, y hay una parroquia que lo hace los jueves, pero en enero interrumpen la actividad, así que también vamos a cubrir nosotros esa noche llevando alimento a la plaza y los demás lugares adonde solemos ir", mencionó Silvina.
En el grupo preparan la comida o llevan donaciones que se reciben en la sede. Además, realizan otros numerosos proyectos para devolver o sostener la dignidad de las poblaciones vulnerables, generando mayores oportunidades para que recobren la esperanza de un mejor porvenir.

Comentarios