Pastoral Vocacional

Vocaciones: Adoración simultánea para pedir aumento y perseverancia de sacerdotes

Este jueves se realizará una Adoración al Santísimo Sacramento de manera simultánea, pidiendo por el aumento y perseverancia de las vocaciones sacerdotales

Jueves 11 de Agosto de 2022

Este jueves 11 de agosto se realizará una Adoración al Santísimo Sacramento de manera simultánea, pidiendo por el aumento y perseverancia de las vocaciones sacerdotales.

Desde el Equipo Arquidiocesano de Pastoral Vocacional –cuyo delegado episcopal es el presbítero Lionel López- indicaron que la finalidad de la propuesta es “ponernos en oración como Pueblo de Dios que peregrina en esta Iglesia particular, pidiendo a Dios, que envíe servidores para su pueblo. Además, queremos ayudar a generar conciencia de la necesidad e importancia de rezar por las vocaciones sacerdotales en nuestro ambiente escolar católico”.

Por eso, la iniciativa tendrá lugar en todas las escuelas e institutos pidiendo juntos por esta intención. La idea es que se realice a las 10 para las escuelas e institutos del turno mañana y a las 15, para el turno tarde.

Asimismo, desde la delegación se informó que a las 18, se invita a participar de la Adoración que tendrá lugar en las parroquias por esta misma intención.

La Adoración Eucarística es la oración litúrgica que se realiza frente al Santísimo Sacramento cuando este es expuesto. Dijo Benedicto XVI: " La adoración eucarística es la continuación obvia de la celebración eucarística, la cual es en sí misma el acto más grande de adoración de la Iglesia. Recibir la Eucaristía significa adorar al que recibimos".

La iglesia de Paraná

La Arquidiócesis de Paraná arrastra hace mucho tiempo una crisis vocacional. En la diócesis actualmente se cuenta con alrededor de 90 presbíteros para atender las parroquias y capillas que comprende la zona. En los últimos años el plantel sacerdotal se fue diezmando a partir de la causa judicial por los abusos en el Seminario que derivaron en una condena al cura Ilarraz y enfrentó a los sacerdotes que apoyaron a los denunciantes con el obispo. A partir de allí muchos dejaron la diócesis y también su vocación; a esa lista se suman los curas fallecidos; los de edad avanzada que se encuentran retirados de la tarea pastoral; los que tienen licencia para seguir sus estudios en Roma o por tarea pastoral en otro país; los que precisan un tiempo para su discernimiento vocacional y los que dejaron la iglesia para formar una familia.

Sin embargo, el próximo 21 de setiembre se sumará un nuevo sacerdote para levantar los números de la iglesia. El diácono Julián Rodríguez será ordenado por el arzobispo, monseñor Juan Alberto Puiggari, en la Iglesia Catedral a las 20.

Rodríguez fue ordenado diácono el pasado 19 de marzo, en la capilla del Seminario Arquidiocesano, durante la festividad de San José.

En su camino de formación y servicio pastoral, estuvo en distintas comunidades: capilla Laura Vicuña (parroquia San Cayetano), Santa Teresa de los Andes y Jesús Sacramentado (Colonia Avellaneda), capilla Nuestra Señora de los Ángeles (parroquia Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa), Pastoral de la Salud (Hospital San Martín), Pastoral Carcelaria (Unidad Penitencial N°1-Paraná) y parroquia Santa Ana (Paraná). En abril de 2021 comenzó a realizar la etapa de síntesis pastoral en la parroquia Santa Rosa de Lima de Villaguay. En dicha comunidad desarrolló el camino al sacerdocio.

La ordenación sacerdotal anterior fue la del diácono Agustín Horacio Suárez el 6 de noviembre de 2021.

El ahora sacerdote de la parroquia de Bovril, hizo su formación en el Seminario de San Rafael, Mendoza, donde fue ordenado diácono. Al cerrarse a finales del 2020 fue reubicado en Paraná donde finalizó sus estudios.

adoración.jpg
La finalidad. De la propuesta es “ponernos en oración como Pueblo de Dios que peregrina en esta Iglesia particular, pidiendo a Dios, que envíe servidores para su pueblo

La finalidad. De la propuesta es “ponernos en oración como Pueblo de Dios que peregrina en esta Iglesia particular, pidiendo a Dios, que envíe servidores para su pueblo", indicaron los organizadores.

El caso por el cierre del seminario trajo mucha polémica. El Papa aceptó en febrero de 2022 la renuncia del Obispo de San Rafael, monseñor Eduardo María Taussig, tras año y medio de la polémica decisión de cerrar el seminario diocesano.

En junio de 2020, Taussig determinó que la Comunión solo podría ser recibida de pie y en la mano, y no en la boca y de rodillas. Además de la molestia originada entre laicos y sacerdotes de la Diócesis de San Rafael, la disposición habría causado tensiones también al interior del seminario.

El 27 de julio de ese año, el Obispo de San Rafael anunció que, por disposición del Vaticano, el Seminario Santa María Madre de Dios sería cerrado para fines de 2020 y los seminaristas serían reubicados en otras diócesis argentinas.

Ni el Obispo ni el Vaticano explicaron las razones del cierre, que se concretó el 27 de noviembre de 2020. El seminario de la Diócesis de San Rafael era uno de los más exitosos de Argentina y de toda América Latina, con un importante número de vocaciones.

Tras el cierre del seminario en 2020, fieles de la Diócesis de San Rafael realizaron diversos actos de protesta. El caso más resonante fue cuando un sacerdote agredió con golpes de puño a Taussig, cuando ambos mantenían una reunión en la sede del Obispado en San Rafael.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario