Secciones
Soberanía Alimentaria

Villullla aseveró que la Soberanía Alimentaria se logra con políticas

El intelectual enfatizó que entre los productores y los consumidores tiene que mediar el Estado.

Miércoles 05 de Junio de 2019

Juan Manuel Villullla terminó su intensa exposición, en la segunda presentación de la Cátedra de Soberanía Alimentaria de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Uader con tres preguntas: "¿Cuál es el sujeto de la Soberanía Alimentaria?¿Contra quién es? y ¿Qué es lo que hay que cambiar para que no solo sea una consigna?".

El licenciado en Sociología (UNLP), Doctor en Historia e investigador del Conicet advirtió, en el cuidado salón de actos de la escuela Sarmiento (Alem de noche) que "el 99% de los productores mercantiles (extensivos) están condicionados por circunstancias estructurales".

En paralelo, los campesinos "se quejan (y protestan en las plazas de Buenos Aires) porque no le pagan el precio justo por lo que están produciendo".

Entonces partiendo de estas bases "hay un problema que solucionar entre buena gente que pueden ser de dos sectores diferentes del pueblo".

Embed

Tratando de responder la primera pregunta, Villulla, habló del sujeto o de "los sujetos de la Soberanía Alimentaria".

Embed

Luego se preguntó qué hacer con el derecho a la Soberanía Alimentaria. Deslizó si realmente existe el derecho de los pueblos a decidir y cuáles son las instancias reales para decidir "¿Qué comer y cómo se produce?". Entonces para empezar a tener injerencia "¿Qué tenemos previsto hacer?".

Embed

El intelectual reconoció frente a una audiencia compuesta por unos 30 participantes que "vivimos en un país con un porcentaje enorme de pobreza, estamos saturados de hidratos de carbono, fritos, azúcar (para aguantar), hay una parte que está quedando, en un país en donde hay hambre".

Planteó que "estamos en un terreno entre productores y consumidores por lo que la instancia mediadora puede ser el Estado, es decir, que nos acercamos al tema de fondo, la política".

El problema es que los sectores concentrados de la agroindustria y el capital extranjero tienen "más llegadas a las políticas", sentenció.

Embed

En consecuencia sugirió que "hay que transformar las relaciones sociales, de producción, de consumo, no se puede forzar a los productores cuando todo este paquete de relaciones les indica que tienen que ir por ese lugar. Otra vez entra la política y el estado; si logramos cambiar las reglas de juego, del conjunto de las relaciones económicas y sociales, con premios y castigos, costos y precios, vamos a poder hacer un juicio moral; ahí vamos a poder juzgar si quieren seguir tirando venenos sobre las escuelas; hoy es muy difícil hacer un juicio moral de si es un tema de ser buenas o malas personas", reveló.

Te puede interesar: Amplia convocatoria en la "Marcha de los Barbijos" contra el uso del glifosato

Antes de cerrar la disertación, que despertó contundentes observaciones de los asistentes que tomaron la palabra, advirtió que "para lograr la transformación hay que incluir tanto a las mayorías agrarias como a las urbanas en busca de una política económica radicalmente distinta a la que se lleva adelante en los últimos 40 años (por lo menos). Hay que tener un plan económico que contemple a las mayorías agrarias existentes".

Entre los avances, que se lograron en este último tiempo, resaltó las propuestas y la convocatoria en el Foro de la Agricultura que se realizó en Ferro.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario