Solidaridad

Villa Urquiza: desvalijaron su quiosco y gracias a solidaridad de los vecinos hubo locro Patrio

Vecinos de Villa Urquiza se solidarizaron con Mónica, a quien desconocidos le robaron mercadería y elementos de trabajo del quiosco que atiende desde 2008

Miércoles 25 de Mayo de 2022

De noche y por el río, en la madrugada del lunes a Mónica Ramírez le llevaron mercadería y elementos de trabajo de su quiosco, ubicado en la playa de Villa Urquiza. Entre lo hurtado estaban los 40 kilos de carne y demás ingredientes para elaborar el locro que planeaba cocinar y vender, para aprovechar la fecha y obtener una ganancia extra con el plato típico de las fechas patrias. El sabor amargo de perder, de manos de delincuentes, el fruto de tanto esfuerzo y trabajo, fue aplacado momentáneamente por la solidaridad de sus vecinos. Ni bien se conoció la noticia, uno a uno fueron llegando hasta su puesto al final del camino costero, algunos colaboraron con verduras, otros con carne, chorizos, maíz, muchos llevaron dinero para que ella complete los productos que necesitaba para el locro, otros le prestaron ollas, garrafa, incluso hubo quienes la ayudaron en la elaboración propiamente dicha.

mónica locro patrio solidaridad robo villa urquiza 7.jpg
Vecinos de Villa Urquiza se solidarizaron con Mónica, a quien desconocidos le robaron mercadería y elementos de trabajo del quiosco que atiende desde 2008

Vecinos de Villa Urquiza se solidarizaron con Mónica, a quien desconocidos le robaron mercadería y elementos de trabajo del quiosco que atiende desde 2008

En algunos comercios se instalaron alcancías para recaudar dinero. Por estas horas Mónica está vendiendo su tradicional locro del 25. Las imágenes son elocuentes. Se la ve de pie, sonriente, con ánimos de seguir adelante, agradecida por el apoyo de un pueblo que la recibió en 2008, cuando se hizo cargo de la concesión del lugar y que hoy se muestra unido para colaborar. Mientras tanto, la comunidad aguarda que desde la Policía se esclarezca el robo y se recuperen los elementos tanto del quiosco de Mónica, como del segundo local, del cual se llevaron una exhibidora.

Embed

A Mónica le llevaron todo

El dolor y la impotencia que sintió Mónica Ramírez el lunes es indescriptible. Desde 2008 tiene la concesión del tercer quiosco, conocido como el De Las Piedras, ubicado en la playa de Villa Urquiza al final del camino y es su único ingreso económico. Días fríos, calurosos, de muchos turistas o muy pocos, ella está firme en su puesto para ofrecer agua caliente, tortas fritas, comidas rápidas, golosinas, bebidas y un espacio para compartir a la orilla del río.

mónica locro patrio solidaridad robo villa urquiza 5.jpg

Desconocidos se llevaron todo, fue por el río, porque están las huellas, y porque muchas de las botellas que intentaron llevarse se les cayeron en el camino. Su espacio de trabajo quedó patas arriba. Hasta le llevaron la carne y los ingredientes que tenía guardados para empezar hoy a armar el locro para vender mañana 25. Mónica no fue la única damnificada. Del segundo quiosco, ubicado unos metros más cerca del muelle, lograron llevarse una exhibidora. En el tercer quiosco (ubicado primero desde el muelle), las cámaras son testigos, no pudieron ingresar, pero también era un blanco pensado por los delincuentes. Vale destacar que es el único de los locales que cuenta con el sistema de vigilancia, por cuestiones de costo.

mónica locro patrio solidaridad robo villa urquiza 10.jpg
Stella Maris, Alberto, Susana y Mónica son vecinos que se acercaron a colaborar con Mónica en la elaboración del locro

Stella Maris, Alberto, Susana y Mónica son vecinos que se acercaron a colaborar con Mónica en la elaboración del locro

En diálogo con UNO Ramírez contó que a lo largo de catorce años trabajando en el lugar sufrieron algunos robos menores, pero nunca de tal magnitud. "Mi marido es discapacitado, Nosotros vivimos en Villa Urquiza desde que comenzamos con este emprendimiento. Vivimos de ésto. No nos dejaron nada. Las garrafas, la jarra eléctrica con la que vendía agua caliente, vasos, platos, golosinas, bebidas, una plancha de teflón para hacer hamburguesas que aún no terminé de pagar, una olla de hierro de tres patas, un plasma, una máquina para hacer tragos, mercadería, cigarrillos, los 40 kilos de carne que estaba congelada y con la que iba a hacer el locro para vender el 25, el mate, el termo...".

Embed

Nada de esto aún se recuperó, ella y quien tiene la concesión del segundo quiosco aguardan novedades de la investigación, con la esperanza de que se recuperen sus elementos robados. El gesto de los vecinos de Villa Urquiza ante el mal momento que pasaron es un oasis, una contención, pero lo que se llevaron los delincuentes son herramientas de trabajo y les llevará demasiado tiempo recuperarse y empezar de nuevo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario