Ecocidio
Sábado 18 de Agosto de 2018

Verzeñassi preguntó quién controla la cantidad de venenos en la sangre de los donantes

El bioquímico disertó este sábado en una sala del centro cultural Juan L. Ortiz invitado por los jóvenes de Ecoclubes. El encuentro se realizó bajo el título "Agrotóxicos y la salud de Entre Ríos".

El Ecoclub Paraná invitó a Daniel Verzeñassi para que realice una disertación, basada en "Agrotóxicos y la salud de Entre Ríos", que se realizó este sábado en la sala Brisa Profunda del centro cultural Juan L. Ortiz.


El bioquímico integrante del Foro Ecologista de Paraná habló durante más de dos horas frente a unas 30 personas que siguieron con atención el problema que significa tener "los venenos en la comida".



Embed

"Estamos envenenados, todos tenemos una concentración de veneno en nuestra sangre. La inmensa mayoría de los argentinos", remarcó Verzeñassi en el salón adecuado con una pantalla para la presentación.


En referencia a la forma de producir alimentos en Argentina, el militante ambientalista, insistió: "Si toda la sociedad lo supiera, estaríamos reclamando otro modelo de producción de la agroindustria porque no producen alimentos, producen venenos".


El profesional argumenta que la forma de producir en el campo repercute en las poblaciones: "nuestras enfermedades, sobre todo las crónicas, son el resultado del envenenamiento celular: fibromialgia, sensibilidad química múltiple, tiroidismo, diabetes, autismo...todos envenenados".


Frente a unas 30 personas que llegaron al Juan L. esquivando el pronóstico de tormentas que ya había modificado los planes del sábado, se preguntó: "ante este escenario hagamos preguntas. Si voy a donar sangre me hacen análisis de todo menos de venenos¿ Puedo ser donante? Hay que tener en cuenta que el que recibe la donación es probable, casi siempre, por lo menos en los lugares en donde trabajé como el hospital San Roque, son demandantes por tratamientos de fuerte impacto en la médula de producción de elementos, es decir los oncológicos. Hoy, teniendo en cuenta lo que salió la semana pasada relacionado a Monsanto y el cáncer, los pacientes reciben sangre de un generoso donante que está envenenado", lanzó resaltando la necesidad de hacer nuevas preguntas.


Embed


Embed


Embed

Daniel Verzeñassi llegó 10 minutos antes de las 17 el horario preestablecido para que comience la charla en el centro cultural. La primero que le advirtió a los organizadores fue que la computadora estaba lenta "porque tiene muchos archivos" por eso la quería conectar para ver si funcionaba la pantalla.


Antes de entrar a la sala Brisa Profunda se le acercó una mujer que le pidió el número de celular para estar en contacto por diferentes charlas y él le pasó el fijo porque le aclaró que no usa celular.


Firmó de puño y letra más de 30 certificados y escuchó unas frases que deben sonar bastante confortantes: "que grande lo tuyo, ,militancia, militancia, militancia" ¿ Vos decís? le preguntó en forma retórica para luego agradecer el reconocimiento que llegó de parte de una reconocida ambientalista paranaense.


Mientras el disertante esperaba que se complete el salón, llegó Laura, que luego de enviar el último mensaje de voz se sentó a escuchar lo que está sucediendo con el agronegocio y sus prácticas avaladas por los políticos de turno.


El ruido de las gotas pegando en el techo de chapa del Juan L. y la música de los talleres de tango y folclore enmarcaron lo que fue una tarde de concientización.


En definitiva habrá que buscar una solución para frenar lo que en Holanda tituló como Ecocidio.


Embed


Comentarios