La Provincia
Viernes 14 de Diciembre de 2018

Vendedores ambulantes cortan la calle y piden un lugar para trabajar durante las Fiestas

Reclaman a la Municipalidad que cumpla con la reubicación en la Feria de las Pulgas. Con la presencia de los artesanos y los emprendedores en el peatonal San Martín, se sienten discriminados

Un grupo de vendedores ambulantes de Paraná corta calle España en reclamo de un espacio para trabajar de cara a las fiestas de Navidad, Año Nuevo y Reyes. Piden a una audiencia con funcionarios de la Municipalidad de Paraná.


Mientras en la plaza se levantan las carpas para albergar a los artesanos y en Peatonal Venezuela están instalados los emprendedores los ambulantes piden que no los discriminen.


En ese sentido indicaron que vienen cientos de trabajadores de otros lugares del país y no les dan espacio a los locales. "Pedimos que nos dejen trabajar para las Fiestas. Todos tenemos que llevar un plato de comida a la casa", expresaron.


UNO estuvo en VIVO

Embed


Lugar en la Feria de Pulgas


En la jornada del jueves los ambulantes cortaron la intersección de Su Santidad Francisco y Urquiza para pedir a la Municipalidad de Paraná que revierta la decisión de desalojar los puestos ubicados en la peatonal San Martín, y a su vez cumpla con un contrato por el que se compromete a reubicar a los trabajadores en la Feria de las Pulgas.


“Siempre 10 días antes de las Fiestas nos sacan de la Peatonal. ¿Pero qué es lo que pasa? Hace un año y seis meses firmamos un contrato, que estipulaba que íbamos a tener puestos en las Pulgas, mientras tanto eso no suceda nos iban a dar un subsidio de 5.000 pesos por mes”, denunció Carlos, un ambulante que reveló que lleva cerca de 20 años trabajando bajo esta modalidad.


Dijo que la promesa de reubicación nunca se cumplió, de hecho sostuvo que comenzaron las obras de construcción de los nuevos puestos, pero con el tiempo esto quedó en la nada. “Somos 12 vendedores que firmamos un acuerdo con (el intendente) Varisco. Nos sacaron sin ninguna reubicación. Vinieron a sacarnos los inspectores con la Policía y nos decomisaron la mercadería. No nos quieren dar un lugar como para poder trabajar en los días previos a las Fiestas”, planteó.


En diálogo con UNO explicó que lo único que pretenden es trabajar para poder ayudar a subsistir a sus familias. “Tenemos hijos y vivimos de esto”, argumentó el trabajador paranaense.


El corte de calle con quema de cubiertas recuerda a otras medidas similares encabezadas por los “trapitos” en vísperas de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo. Es un método de protesta para interpelar a los autoridades, tal como sucedió en las gestiones de José Carlos Halle, Blanca Osuna, y con el mismo Varisco en su anterior mandato de gobierno.


Comentarios