Secciones
Veganismo

Veganos reivindican un estilo de vida sin consumo de animales y hoy celebran su día

La fecha se conmemora a nivel mundial. En Paraná hay cada vez más adeptos que promueven esta forma de vida y se amplía la oferta alimenticia

Jueves 31 de Octubre de 2019

Se celebra hoy el Día Mundial del Veganismo, un estilo de vida que promueve el respeto a los animales y apela a luchar para acabar con su explotación y con las prácticas que les causen sufrimiento o la muerte.

Con este propósito, sus cultores evitan consumir todo tipo de carne, y a diferencia de los vegetarianos, también excluyen de su dieta los huevos, los lácteos y la miel, y no utilizan vestimentas o calzado de cuero o pieles.

Si bien hay quienes resisten y cuestionan el tipo de régimen, aduciendo que no aporta al organismo vitaminas y minerales que son necesarios, cada vez son más los profesionales de la salud que adhieren a este tipo de alimentación.

Antonella Prietto es licenciada en Nutrición, se especializó en el tema y confirmó a UNO que el veganismo se expandió en los últimos años en la capital entrerriana. “En lo cotidiano es impresionante cómo se ve y cada vez hay más consultas. Hay muchas personas que querían hacer el cambio y siempre tuvieron miedo de que les falte hierro o alguna otra cosa. Entonces, muchas veces por miedo o desconocimiento no se han animado a progresar en una alimentación vegetariana y ni hablar en una alimentación vegana. Pero cuando se enteran de que hay nutricionistas que se dedican a eso y que se puede, aprovechan para asesorarse”, dijo.

Según contó, en su consultorio son más las jóvenes y adolescentes las que asisten, impulsadas por una mentalidad a favor del cuidado del medio ambiente, pero también hay personas grandes que han dejado las carnes y quieren hacerlo, pero al consultar a un médico reciben el consejo de no prescindir de este producto por temor a que les falte algún nutriente. Sobre este punto, aclaró qué debe considerarse en una alimentación vegana para no resentir la salud: “Es fundamental en una dieta vegana, en cualquier persona vegana, a cualquier edad, suplementar con vitamina B12; no hay chances, no puede faltar. Por ahí hay desinformación respecto de que algunos alimentos la tienen, pero es un análogo y el cuerpo no lo puede utilizar”, y recalcó.

Además, hizo hincapié en que la alimentación debe ser variada: “Veganismo y vegetarianismo no solamente es sacar las carnes y productos animales. Hay que comer semillas, frutas secas, variedad de frutas, de verduras. Hay que buscar un equilibrio y se puede estar bien alimentado comiendo variado. Si uno es muy selectivo y come dos o tres cosas, seas vegetariano u omnívoro, entonces sí van a faltar nutrientes”.

Respecto de si son más costosos los alimentos para llevar adelante una dieta vegana, sostuvo: “Está demostrado que no. Hay variedad de precios, pero no significa que sean más caros. Hay alimentos que son más costosos o más baratos, pero lo mismo pasa cuando uno consume carne. Por ahí no hay que encasillarse en una sola opción: si se habla de frutas secas y uno piensa en las almendras, que cuestan más, pero se puede comer maní, nuez y otras alternativas”.

Asimismo, destacó que en Paraná se amplió la oferta de productos para seguir este tipo de régimen: “Mi mamá es vegana hace dos años y para los cumpleaños tenemos quien nos haga los sandwichitos de miga utilizando fiambres vegetales, hay locros veganos; también postres, como lemon pie y otras recetas típicas. Parece impensado reemplazar la clara de huevo, pero hay productos que la suplantan y en el sabor son parecidos. Hoy en día en Paraná se está consiguiendo mucha alimentación vegana, hay más rotiserías si uno no se halla cocinando”, aseguró.

La especialista subrayó los beneficios que tiene una alimentación vegana y evaluó: “Hoy en día se están viendo muchos casos de cáncer de colon y está demostrado que la alimentación vegetariana ayuda a prevenirlo, por las fibras, las vitaminas y los minerales que aporta. Lo mismo ocurre con otros tipos de cáncer”.

“También ha habido una gran mejoría en gente que tiene diabetes y optó por ser vegana. Muchos disminuyen o dejan de tomar medicación, obviamente todo regulado por un médico que efectúa los controles. Y además a nivel cardiovascular son impresionantes los beneficios”, afirmó.

Compromiso ético

El veganismo es una práctica que en los últimos años se expandió considerablemente en Paraná, y gracias a la difusión de sus beneficios capta cada vez más la atención de aquellas personas que quieren llevar adelante una forma de vida saludable, fomentando el respeto por la vida animal.

Ángeles Lassaga cultiva este estilo de vida desde hace cuatro años, es propietaria de Panza Verde Almacén Vegetariano, y contó a UNO: “El veganismo es una tendencia creciente. Nosotros abrimos este almacén hace cuatro años y entonces se hablaba poco del tema, pero ya había gente militando por los derechos de los animales, por la naturaleza y el cuidado de la tierra”.

“Siempre me dediqué a la gastronomía haciendo servicios y llegó un momento en que sentí que era necesario un cambio, que no quería más carne”, comentó, y explicó que hay varios motivos por los que la gente elige ser vegana: “Puede ser por sentir compasión hacia los animales, por la salud, o por una cuestión espiritual y vibracional, como fue mi caso”.

Ángeles recordó que como cocinera tuvo que rever todas sus recetas para llevar adelante esta filosofía, y al respecto indicó: “Me contacté con personas que estaban en el tema, puse el almacén y me di cuenta de que la gente necesitaba aprender a cocinar, porque yo tenía todos los elementos para que puedan elaborar un menú vegano en su casa, pero muchos no sabían cómo hacerlo. Así empecé a incursionar en la gastronomía y hoy por hoy estamos haciendo viandas, servicios, ofreciendo comida”.

Consultas

También a través de WhatsApp responde consultas sobre recetas veganas y demás. “Viene mucha gente con problemas intestinales, de diabetes, colesterol. En mi caso estoy de acuerdo con el consumo de huevos de campo de gallinas libres, de leche de vacas libres que pastoreen, y de miel de abejas que estén cuidadas”, aclaró.

Ángeles manifestó que tiene clientes de todas las edades, van abuelas e incluso padres cuyos hijos pequeños se niegan a comer carnes, a beber leche o a ingerir comida y bebidas industrializadas. “Son niños de 2 o 3 años que tienen esa tendencia y prefieren frutas y demás. También vienen los adolescentes de 12 o 13 años, que tienen una conciencia de no dañar a los animales, sobre todo las nenas, un poco respondiendo a una moda. Después llega gente de entre 20 y 30 años que ya viene comportándose de esa manera y se interesa en hablar con nutricionistas”, dijo, y expresó: “En Paraná hay nutricionistas que ante la demanda han tenido que especializarse en el tema de la alimentación vegana”.

Por otra parte, destacó que en su vida cotidiana percibe los beneficios de haber incorporado este estilo de vida, sintiéndose más liviana y saludable.

Por su parte Laura, de 30 años y vegana hace seis, contó a UNO que fue vegetariana un año, admitiendo el consumo de huevos y leche, pero al investigar sobre los modos de explotación animal de las industrias alimenticias optó por el veganismo. “Ser vegano es re fácil. Hay que informarse nada más con una nutricionista. Es una mentira que la comida vegana sale más cara: es costoso si uno la compra elaborada por otra persona, pero si la hace una misma es más barato que comprar un kilo de carne”, dijo a modo de conclusión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario