Secciones
La Provincia

Vecinos y comerciantes hablaron sobre la Cumbre

Las opiniones se repartieron entre quienes resaltaron los beneficios del megaevento y los que marcaron diferencias con el encuentro. Se completan las obras y hubo cambios en la agenda. Mirá el video con los testimonios.

Miércoles 26 de Noviembre de 2014

Marcelo Comas / De la Redacción de UNO
mcomas@uno.com.ar

 

 


Muchas fueron las versiones que circularon entre vecinos y comerciantes de la zona protegida por la Cumbre del Mercosur frente a las restricciones que se dispondrían en un radio comprendido entre la escuela Del Centenario y La Vieja Usina, los dos edificios que concentrarán la mayor parte de la actividad. Ahora que falta menos para la realización del acontecimiento, que se realizará entre el 14 y el 18 de diciembre, se empiezan a develar algunas dudas en cuanto a la parte logística, de organización, mientras se continúa trabajando a contrarreloj para terminar algunas obras.

 

En una recorrida por el lugar, UNO pudo recoger la opinión de vecinos y propietarios de comercios, quienes dieron su visión sobre el impacto que tendrá el megaevento en sus vidas cotidianas. Después de las 17 de ayer, el movimiento en calle Malvinas era de total normalidad, hasta de una cierta calma, y  solo el contraste lo marcaba la fluida actividad en locales comerciales y centros médicos. Sobre esa arteria, frente a la escuela Del Centenario, la vicedirectora del turno tarde Patricia Ledesma despedía a sus últimos alumnos en la Unidad Educativa N° 2 Del Centenario. La entidad compartía el edificio con el histórico establecimiento, pero desde hace dos años el comienzo de obras en la escuela los llevó a una obligada mudanza. “Si Dios quiere vamos a tener nuestro edificio en Santiago del Estero y Malvinas, donde van a estar todas las salas unidas. Son 16 salas de jardín, en los dos turnos”, manifestó la docente.

 

Señalo que la Cumbre de Presidentes pone un manto de incertidumbre con respecto a la finalización del ciclo lectivo. “Todavía estamos trabajando, no sabemos si finalizamos el 12, como Centenario  culminó su actividad muchos chicos ya no vienen al jardín, porque sus hermanitos terminaron. Entonces ha bajado la matrícula”, precisó. La maestra afirmó que la llegada de Jefes de Estado y delegaciones extranjeras trajo aparejados muchos cambios, siendo los más significativos “un mayor movimiento, muchas refacciones en la escuela Primaria, muchas cosas que se hicieron por este evento y que se finalice el ciclo lectivo con anticipación”.

 

El cierre anticipado de las clases     no se trata de un tema menor para la directiva. Al respecto reflexionó: “En lo personal, los papás cuando los docentes hacen paro nos quejamos porque perdemos días de clases y acá los chicos terminaron hoy -por ayer- con el acto central en el Colegio Nacional. Si tu gurí anda bien y no tiene dificultades, está bien que se acorten las clases. Pero si el Estado garantiza 180 días de clases, por más que sea un evento importante, hay que tener en cuenta esto. Para algunas ocasiones sí, se pueden acortar las clases y para un reclamo salarial digno tenemos que garantizar los 180 días”. En relación al mismo tema, se preguntó si la ciudad está preparada para este acontecimiento, sabiendo que en la zona vedada “hay calles que están arregladas, se tomaron precauciones en cuanto a las personas que se censaron”, aunque como contrapartida cuestionó que “existen reclamos por arreglos de calles de hace mucho tiempo, mejoras de establecimientos”.

 

A Ledesma le llamó la atención la presencia de policías uniformados y no uniformados recorriendo durante estos últimos días las calles periféricas a la escuela Del Centenario, así como también de personas desconocidas. “La rutina es diferenre, ahora entrás y tenés que traer tu documento, son muchos cambios”, remarcó. Aseguró además que la Policía Federal ya censó a todo el personal de la entidad educativa, aunque en ese relevamiento no se incluyó a los padres y alumnos. “Es contradictorio, no sabés lo que va a pasar”, deslizó.

 

 

 

El impacto en el comercio

 

Delia Metz es propietaria de una peluquería en la intersección de calles Córdoba y Malvinas. Sus clientas coparon el negocio y ante la requisitoria periodística la mujer abandonó su tarea. “El tema de la Cumbre no sé cómo me va a afectar; el 17 y el 18 no voy a atender. Si bien pueden venir vecinos que estén censados, mucha clientela de la peluquería está afuera del barrio. Nos dijeron que el 17 y el 18 van a ser días que pueden llegar a afectarnos un poco. En los demás días vamos a poder trabajar con tranquilidad”, enfatizó.

 

La estilista reconoció que no podrá utilizar su vehículo para llegar hasta su lugar de trabajo. “Al no tener cochera, no sé bien en dónde podré estacionar. En realidad, no sé en qué grado me va a afectar, porque no sé cuántos días voy a poder trabajar. Me dijeron que no hay problema en que abra el negocio. El mayor porcentaje de la clientela viene de afuera. En dos días seguramente voy a perder algo de trabajo”, expresó. En referencia al encuentro de mandatarios dijo “desconocer los temas que van a tratar; si es por la ciudad, va a beneficiar a la parte de comunicación, para que no se nos corte internet, ya que teníamos dificultades. A lo mejor hay adelantos para el barrio y para la zona Parque”, analizó, pero se quejó de que los mismos avances no se dan en otros puntos de la capital provincial. “Yo vivo en otro lado, y por ahí no me tapan un pozo. La zona del Parque está muy linda, han arreglado muy bien, tengo los cordones bien pintaditos.   En donde vivo tengo algunos problemas: obras de pavimentación, gas, cloacas”, graficó. Consideró que para la ciudad la realización de la Cumbre significará un adelanto en varios aspectos, sobre todo un reconocimiento para el gobernador Sergio Urribarri en su postulación para la presidencia en 2015.

 

“En la zona del aeropuerto no hay calles buenas para transitar. Tendrían que hacerlo en helicóptero; si agarrás (Salvador) Caputto no podés, Blas Parera, avenida De las Américas, no están en buenas condiciones”, concluyó.

 

 

Evaluaciones dispares

 

Cuando abordaba su camioneta en calle Malvinas, Freddy Kunst, uno de los vecinos de la zona, brindó su parecer sobre un hecho que quedará marcado en la historia de la provincia de Entre Ríos. “El evento me parece importante para la ciudad, porque esto trae aparejado un montón de mejoras, que lo paga todo el Estado argentino. Pero acá va a impactar bien; lo único en cuanto a las restricciones es que es un poco molesto, pero son pocos días. Nadie podrá venir a nuestras casas, salvo los que vivimos”, subrayó.

 

Reveló que durante los días de la  Cumbre estará prohibido dejar estacionados automóviles en la calle y los que sean titulares de vehículos dentro de la zona de exclusión deberán poseer un garage o cochera para  guardarlos. “Es tolerable, porque el evento es importante para la ciudad. Va a dejar plata para la ciudad, porque con la movida de la gente va a significar ingresos para la gastronomía, la hotelería. Va a ser positivo. Somos medios fatalistas en general, enseguida nos molesta, son pocos días. Los clubes quizás se vean afectados”, puntualizó.

 

Salía con apuro del edificio donde reside en calle Malvinas, a paso sostenido, pero se detuvo para hablar del hecho político del año para la capital entrerriana. Andrés se mostró disgustado por la prohibición para recibir visitas de personas que no vivan en la zona. “Me parece interesante toda la movida que se genera, no así el tema de la seguridad: por dos días te prohíben gente que pueda entrar a tu casa. Tendrían que verlo de otra forma, o saber qué gente puede entrar. Hasta los autos que puedan entrar tienen que estar censados. No sé si será para tanto”,  advirtió.

 

“Me molesta que quiera entrar con alguien y no poder, eso nada más. De última, si entra conmigo no me parece mal, queda registrado que entró conmigo. Para la ciudad me parece algo interesante, está bueno”, finalizó.

 

Al mismo tiempo que abría las puertas de La Estancia, una granja ubicada entre las calles Córdoba y Garay, Brian Santacruz se mostró contrariado por un acontecimiento que encuentra opiniones divididas en la comunidad. “Me parece que Paraná no está bien preparada como para traer la cantidad de presidentes que vienen, la movilización. Para el gobierno significa un beneficio, en particular para el gobernador”, manifestó. En su alocución hizo referencia a los animales, porque aseguró: “Los están corriendo de las calles. Me parece muy injusto. Los perros de la peatonal no están, que son los que más se veían”.

 

En otro orden precisó: “Para mí es un beneficio para el gobernador, para lo que serían las elecciones de 2015. Paraná económicamente no está preparada”.

 

“Los clientes que vienen de la zona, fuera de la zona vedada, no van a poder entrar. Los del barrio van a estar bien; se van a notar los cambios de venta en esos días”, indicó.

 

Asimismo confirmó que las autoridades abocadas al operativo dejaron a criterio de los comerciantes la posibilidad de abrir sus puertas o mantener cerrado. “Nos dijeron que hablemos antes con los proveedores, para que se traten de organizar para venir con anticipación o sino tendrán que esperar otra semana más. Los proveedores no entran, solamente los que se censaron”, aseveró. Finalmente se mostró confiando en que podrán desarrollar sus tareas con normalidad y de acuerdo a lo previsto.

 

 


Un docente enojado con la Cumbre

 

Juan Alfonso Blasón es docente del Centro Educativo N°15, emplazado sobre calle Moreno a metros de Corrientes, quien repartió varias críticas en torno al encuentro de presidentes que tendrá como sede a Paraná. “Es una vergüenza lo que está haciendo el gobierno provincial, porque a nosotros nos ha alterado lo que es el régimen de las clases. Tenemos que entregar las notas antes y nos avisaron de una semana para otra. Esto demuestra que este gobierno se maneja con total discreción”, fustigó.

 

Si bien valoró la visita de los jefes de Estado del Mercosur, se mostró molesto: “Todos queremos seguir con nuestras vidas”. El docente contó que tuvieron que modificar imprevistamente el cronograma de actividades. “Nosotros tuvimos que cortar os contenidos que se dieron en la materia”. Rodeados por sus alumnos quiso dar su evaluación respecto a la limpieza de la ciudad. “Ojalá que haya Cumbres todos los días, porque a la ciudad la están limpiando y esto demuestra los que los vecinos piden diariamente: que se limpie la ciudad”, planteó.

 

Solamente habló a título personal, sin involucrar a las autoridades educativas, porque entendió que “no puede ser que manejen todo para su beneficio personal. Se está haciendo un despliegue el cual no vivimos nunca los paranaenses. Eso enoja y preocupa, porque uno paga los impuestos para que se cumplan con los servicios”.

 

 

 

 

Cambios


La cumbre de los Presidentes del Mercosur se adelanta un día. Lo afirmó el gobernador Sergio Urribarri ayer en Concepción del Uruguay, al entregar a 220 familias sus nuevas viviendas en el marco del Programa Federal de Construcción de Viviendas Techo Digno, que implementa el Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV).

 

La agenda de la cumbre debió modificarse a raíz de un compromiso institucional que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, debe cumplir en su país el día 18, por lo que los jefes de Estado desarrollarán las actividades previstas entre el 16 y 17 de diciembre. Acompañado por el intendente Carlos Scheppens, el gobernador encabezó la entrega de 220 viviendas en el club Atlético Rivadavia de La Histórica. La inversión total supera los 68 millones de pesos. En ese marco, el mandatario se refirió al crecimiento de la provincia y, a modo de ejemplo, mencionó que “en el 2007 tuvimos 700.000 turistas en Entre Ríos y este año vamos a superar los 2 millones, más del 300 por ciento de crecimiento en la visita de turistas nacionales y extranjeros”. Resaltó además que durante el fin de semana largo las principales ciudades turísticas registraron una ocupación del 95%”.

 

“Hemos logrado crecer en cadenas de valor. En esta región, por ejemplo, la cadena avícola: actualmente se faenan 1,4 millones de pollos por día. Esta es la Entre Ríos de hoy”, afirmó el gobernador. Respecto a la entrega de nuevas viviendas, el gobernador dijo: “Estamos cumpliendo con nuestro deber en un momento muy especial del año. No es lo mismo brindar en estas fiestas en un techo propio”.

 

 

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario