Tracción a sangre
Domingo 11 de Noviembre de 2018

Vecinos elaboran proyecto para eliminar la tracción a sangre

Sostienen que no se hacen cumplir las normas vigentes. Sin respuestas a los reclamos, presentarán su propia idea en el Concejo Deliberante

Los problemas generados en torno a los animales sueltos o en malas condiciones sanitarias que se pueden encontrar en cualquier punto de la ciudad de Concepción del Uruguay son foco de muchas quejas de parte de los vecinos.
Desde las más rutinarias y peligrosas, tales como los equinos sueltos en las calles, como la de perros y gatos abandonados apenas nacidos, o caballos utilizados para la tracción de carros, las distintas alternativas que involucran problemáticas con animales dejan al descubierto un espacio muy amplio donde el Estado municipal hace muy poco.
Todo esto ha generado la intervención de agrupaciones de vecinos preocupados. Están aquellos que de forma particular se preocupan e intentan ayudas individuales, y también aparecen grupos que, unidos por el mismo cariño hacia los animales, se han reunido para buscar soluciones.
Integrantes del grupo Ayuda Animal, de La Histórica, tomaron la postura de intentar sumar su trabajo a los canales oficiales, pero no tuvieron suerte. Han buscado alternativas para ser escuchados en sus reclamos ante la necesidad de que se dé cumplimiento a diferentes ordenanzas o leyes de protección animal y socorriendo en más de una oportunidad a aquellos animales que son víctimas del abandono y los malos tratos.
En los últimos días se pusieron a trabajar en un proyecto de ordenanza que aborda y trata la tracción a sangre y este trabajo es ofrecido a los bloques partidarios para que se lo presente en el Concejo Deliberante.
"Dadas las condiciones y la emergencia que existe, nos encargamos nosotras de elaborarlo y pedimos que se empiecen a cumplir las ordenanzas, leyes provinciales y nacionales", señalaron algunas de las mujeres que intervienen en Ayuda Animal.
A su vez, recordaron sobre su andar diario: "Es de público conocimiento que venimos pidiendo apoyo municipal y lo único que se consigue es dilatar los tiempos. Encima el doctor Ricardo Vales, secretario de Gobierno municipal, les dio vía libre a los carreros porque 'se están ganando el pan', cosa que agrava aún más la situación. Situación que nos afecta a todos como ciudadanos incluidos los carreros. Queremos una sociedad más justa y ordenada", sostuvieron.

Trabajo
A lo largo de los últimos meses también elevaron notas solicitando audiencias para aportar ideas y pedir soluciones en temas tan instalados en la discusión de toda la comunidad, como son el de los animales sueltos, maltratados y la asistencia de animales en riesgo, pero hasta el momento no tuvieron ningún resultado concreto, según señalaron.
Ayuda Animal Concepción del Uruguay es una agrupación que conforman un puñado de personas que se solidarizan con la suerte que viven aquellos animales en riesgo y tratan por sus medios y sin ayuda del estado, de encontrar tratamientos y conseguirle hogares a animales que sufren de la dejadez o ignorancia de la gente.
Perros, gatos, caballos, entre otros, están en su mira y son el desvelo en muchas oportunidades, cuando reciben llamados comunicándoles sobre accidentes o malos tratos.
"Somos las protectoras la que sostenemos estas falencias del Estado, cuidando los animales en riesgo, haciéndolos atender muchas vence con nuestros propios recursos, realizando traslados en nuestros vehículos con nuestro combustible y pidiendo la ayuda a veterinarios particulares. Además debemos sufrir el maltrato de gente que se molesta cuando vamos a buscar animales para castrar, porque para ellos son horas impropias y también se molestan cuando llaman y quieren que vayamos de urgencias, sin tener en cuenta que o que hacemos lo hacemos por amor a los animales pero para muchos parecería que es nuestra obligación", expresaron.

Ordenanzas
Por otra parte, señalaron: "Existe una ordenanza bien clara desde 1998, donde se estipulan las multas por los infractores que dejan sus animales en la vía pública y el tránsito de tracción a sangre, entre otras cosas, pero no se aplica. No hay que inventar nada, solo hay que hacer cumplir la Ley. Nosotros tenemos a los animalitos en nuestros domicilios particulares, cuando en realidad el Estado debería tomar cartas en el asunto".
Además del problema que implica la utilización de los caballos para la tracción a sangre, la circulación de estos carros, o la circulación de jinetes por las calles, muchas veces menores de edad, ponen en riesgo a los demás. "Los que circulamos en auto o motos debemos respetar las reglas o somos sancionados. Existen reglas también para los que manejan carros o transitan a caballo, pero ellos no son controlados, por lo que es importante que todos estemos dentro de la Ley y eso está en la Ordenanza 4277, pero nadie hace respetar".
Por último, reclamaron: "También se contempla el maltrato o la prohibición de hacer trabajar yeguas preñadas, pero tampoco se atiende esto y son numerosos los casos".

Comentarios