Secciones
Sergio Varisco

Varisco ordenó desimputar partidas de los subsidios pendientes de pago para poder abonar los sueldos

Por un decreto, se decidió la remisión de todos los expedientes para pagar. Además se suspendió todo tipo de asistencia económica.

Martes 19 de Noviembre de 2019

En el marco de la Emergencia Administrativa, Económica y Financiera que dispuso la polémica ordenanza aprobada en el Concejo Deliberante de Paraná el 10 de octubre, el intendente, Sergio Varisco, dispuso dar marcha atrás con los expedientes administrativos en los cuales se tramitan subsidios a instituciones privadas que se encontraran pendientes de pago.

En pocas palabras, la decisión es “desimputar partidas ya libradas” para disponer de crédito presupuestario para poder hacer frente al pago de los haberes de noviembre.

En los considerando del decreto emitido el 12, la administración varisquista no abandona la argumentación esgrimida frente a la crisis de la Municipalidad capitalina. Así, se señala que debido a “la crisis económica financiera nacional que, indefectiblemente, repercute sobre el estado municipal, deviene imperioso obrar en consecuencia, en uso de las facultades propias otorgadas al titular del Departamento Ejecutivo mediante la Ley de Municipios N° 10.027 y su modificatoria N° 10.082 (...)”.

En ese sentido, el segundo artículo señala: “Dispónese la anulación, por la Contaduría General, de todos los expedientes administrativos en los que tramite el otorgamiento de subsidios a instituciones privadas, según lo dispuesto en el artículo 1 (pendientes de pago) y también las que posean saldos a pagar”.

Asimismo, en el tercer artículo se dispone la desafectación presupuestaria, por parte de la Dirección de Presupuesto y Planeamiento, de “todas aquellas partidas afectadas a la atención de subsidios o asistencia financiera a instituciones privadas”.

El objetivo político de la administración municipal es terminar pagando los sueldos en término, del modo que sea, para luego poder argumentar que le son ajenas las complicaciones que pudieran sobrevenir en el pago de haber; pese a que se sabe que desde junio –tal como lo señalaron organismos del municipio y el Tribunal de Cuentas de Entre Ríos– las finanzas municipales están en rojo y que cuando concluya el presente mandato no existirá saldo para pagar sueldos de diciembre ni el medio aguinaldo.

Sin sorpresas

El informe del Tribunal de Cuentas de Entre Ríos indicó como uno de los datos centrales en cuanto a la situación de las finanzas municipales, lo referido al desagregado por Secretaría en cuanto a la partida de personal, ya que el nivel comprometido a junio correspondía al autorizado para todo el ejercicio. Esa situación se daba en la Dirección General de Sistemas y Comunicación, en la Dirección de Liquidaciones, en la Secretaría de Desarrollo Social, en la Subsecretaría de Comisiones Vecinales y en la Dirección de Suministros, entre otras reparticiones.

A junio se había comprometido el 56% del crédito presupuestario de todo el ejercicio. En números redondos, el importe total del crédito era 2.932 millones de pesos aproximadamente y lo comprometido 1.632,5 millones. Es decir que quedaba un saldo de 1.300 millones para hacer frente a la segunda mitad del año, pero con el agravante de que en esa segunda mitad impactarían los aumentos de sueldo dados en forma progresiva.

En el mismo sentido, la Contaduría General del municipio había advertido, el 23 de julio, que de acuerdo a la proyección de erogaciones de la partida de personal, habría una insuficiencia de 847,6 millones de pesos, lo que determinaría la imposibilidad de hacer frente a los haberes y complementarias de octubre, noviembre y diciembre de este año, incluido el pago del Sueldo Anual Complementario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario