Paraná
Miércoles 11 de Abril de 2018

Vale 35.000 pesos la conexión a la red de gas y hoy cuesta amortizarlos

Los gasistas matriculados en Paraná cobran unos 15.000 pesos por la mano de obra, y para materiales hay que pensar en gastar alrededor de 20.000

Desde principios de este mes los usuarios de gas natural sufrieron un nuevo incremento de las tarifas, que rondaron el 26% y el 35% en los hogares abastecidos por Redengas, de acuerdo a las distintas categorías. Se trata de un servicio que en los últimos dos años registró exuberantes subas, en el marco de la política de aumento de tarifas y de eliminación de subsidios.
Si bien históricamente fue mucho más barato el precio del gas natural que el del envasado, en la actualidad la diferencia se acortó. No obstante, contar con la conexión domiciliaria sigue siendo más económico y más cómodo para el uso doméstico.
A pesar de esta ventaja, son numerosos los hogares entrerrianos que no aún no pudieron acceder a la red domiciliaria, aún cuando el tendido cruza por el frente de su vivienda. Los altos valores de conexión desalientan esta opción y cuesta más amortizarlos, por lo que muchos propietarios se las siguen arreglando con la garrafa, aunque por la de 10 kilogramos haya que pagar 300 pesos y en invierno no haya forma de reducir su consumo.
"Para tener gas hay que invertir entre 35.000 y 40.000 pesos", afirmó Mario Méndez, gasista matriculado que se dedica a la conexión del servicio. En este marco, explicó a UNO: "En mi caso por la mano de obra estoy cobrando en este momento 15.000 pesos para una instalación básica de tres bocas, que se destinan a un calefón, una cocina y un calefactor. También hay que calcularle la distancia, porque hay gente que a lo mejor tiene una casa en el fondo y se necesita una instalación de cañerías más extensa, y eso incrementa los valores. El precio que cobra cada gasista no está regido y lo maneja cada uno; hay quienes cobran más, algunos hasta 20.000 y 25.000 pesos". A su vez, confió que la demanda "está muy floja", y sostuvo: "El año pasado hice algunos trabajos, pero este año no me han llamado para hacer ninguna conexión todavía".
Sobre los materiales, señaló: "Se pagan aparte y están muy caros. Para una instalación básica se necesitan unos 20.000 pesos de materiales y no todos tienen este dinero. Y encima es una obra que no se puede ir haciendo de a poco, sino que cuando se empieza hay que terminarla".
Los honorarios de los gasistas por lo general incluyen un proyecto que se entrega previamente a la empresa distribuidora del servicio –Redengas en Paraná y Gas Nea en el resto de la provincia–, donde se informan las características del trabajo y un presupuesto. "Una vez que se aprueba, pasados entre 30 y 45 días, el matriculado termina la instalación. Luego el propietario debe ir a Redengas a pedir una conexión, que cuesta 1.800 pesos, y después de eso la empresa le vuelve a cobrar 600 pesos más IVA por conectarle el medidor. Esos son más o menos los costos que se están manejando", acotó Méndez.
Daniel Nux también se dedica a esta actividad, y aseguró que la gente busca precios a la hora de requerir los servicios del experto que va a hacer la conexión en su casa. En su caso comentó que cobra de 25.000 pesos en adelante, dependiendo de la cantidad de bocas y de los metros de cañería que se necesitan: "Es de acuerdo a si se trata de una instalación básica, que incluye cocina, calefón y un calefactor en el comedor. Todo varía de acuerdo a la cantidad de metros de la instalación, ya que el dueño de la casa puede tener la cocina adelante, o por ahí la tienen en el fondo y la extensión va a ser mayor".
Nux recordó que si bien él suele incluir los materiales en su presupuesto, los usuarios deben abonar a la compañía distribuidora los gastos de conexión, que rondan los 2.000 pesos.
Si bien se mostró esperanzado en que la extensión de la red domiciliaria en la capital entrerriana le pueda generar más trabajo, advirtió que el hecho de que el habitante de una vivienda opte por conectarse a la red va a depender de su poder adquisitivo. "Ahora, con la ampliación que se está haciendo en el sector de la Toma, hay demanda en esa zona; siempre depende de los lugares y los barrios, y de la situación económica del propietario. Por ahí lo que complica la situación es que subieron todos los materiales", analizó.

Comodidad
Frente a la posibilidad de conectarse a la red de gas natural domiciliaria, Mario Méndez opinó: "Por más que esté más caro que antes, por comodidad bien vale la pena tener gas natural. Si uno lo instala no quiere volver nunca más a estar yendo y viniendo con la garrafita, y seguro se pregunta porqué no lo instaló antes".
Por su parte, Daniel Nux comentó que sin embargo hay mucha gente grande que opta por no hacerlo. "Van tratando de que les dure más la garrafa, y por más que la conexión al gas natural sea una mejora para la casa es todo un gasto que se genera y que no logran amortizarlo".
Omar Heredia, otro gasista que ofrece su servicio a nivel local, sostuvo: "La gente trata de buscar al gasista que le cobre más barato para poder instalarlo. Hay que gastar en muchas cosas, y si bien toda la vida es mejor el gas natural, hay quienes no tienen esa cantidad de plata que se necesita para la obra y se queda con la garrafa".

Acceso reducido
Hace varios años Redengas ofrecía créditos a los frentistas para que pudieran acceder al gas natural. En la actualidad esta opción no está vigente en esta empresa, que abastece a Paraná.
Por su parte, Gas Nea sí tiene una línea de financiación que lanzó por el 20° aniversario de la llegada de la compañía a la provincia, disponible para el resto de las localidades donde brinda el servicio, entre las que están incluidas las de Paraná Campaña, como San Benito, Oro Verde, Colonia Avellaneda y Sauce Montrull. "Te dan financiación si querés adherirte. Necesitás un gasista matriculado que te haga el presupuesto y ellos te dan el crédito", indicó Mario Méndez, quien también hace conexiones en otras ciudades, aparte de la capital entrerriana.
Desde Gas Nea informaron a UNO cuáles son los requisitos: "Menos en Paraná, que está Redengas, en todo Entre Ríos tenemos una financiación para la instalación interna, del orden de los 10.000 pesos, con una tasa de interés fija del 14% nominal anual. Los requisitos son tener entre 18 y 69 años, contar con ingresos mayores o iguales a los 20.000 pesos brutos del titular o del grupo familiar".
Para acceder a este crédito, que se destina a la instalación interna, un jubilado debe llevar fotocopia de últimos seis recibos de haberes, al igual que en el caso de los asalariados, que además deben proporcionar una constancia del empleador donde se acredite un año de antigüedad como mínimo. En el caso de quienes no trabajan en relación de dependencia deben suministrar los certificados de ingresos de los últimos los 12 meses con facturación mensual de 3.600 pesos como mínimo.

Anuncios
Hace dos meses, la Secretaría de Energía anunció que en conjunto con Redengas y Gas Nea también avanzarán en la búsqueda de financiamiento para la instalación de gas natural para aquellas familias que cuentan con las cañerías en el frente de sus domicilios.
"En el caso de Gas Nea, que abarca toda la provincia con excepción de Paraná, son 50.000 las familias potenciales que cumplen esta condición. Con respecto a los usuarios de Redengas, son 12.000 familias", detalló Jorge González, titular de esta cartera.
"Creemos que tenemos que desarrollar un proceso de financiamiento, armar cooperativas, hablar con los gasistas matriculados y darles a estas 62.000 familias todas las facilidades y un sistema de créditos blandos para que puedan usufructuar este beneficio con las inversiones que la Provincia ya ha realizado" concluyó.

Comentarios