Secciones
Transporte público

UTA ratificó el paro y este martes no habrá transporte urbano

Trabajo iba a mediar para evitar el paro de colectivos a nivel local pero el gremio no asistió a la reunión.

Lunes 03 de Junio de 2019

La Unión Tranviarios Automotor no asistió este lunes por la mañana a la reunión convocada en la Secretaría de Trabajo provincia y ratificó el paro que afectará este martes al transporte público en la capital entrerriana.

En el organismo provincial se produjo un encuentro entre empresarios y el municipio, tendiente a acercar otras posiciones entre ambos sectores, aunque aclararon que esto no tiene injerencia en lo que refiere a la paritaria nacional. Lo llamativo del caso es el lugar de reunión, dado que estas negociaciones no tendrían que ver con lo laboral.

Durante la jornada de hoy había una audiencia en la Secretaría de Trabajo de la Provincia para acercar posiciones en la negociación salarial que llevan adelante la Unión Tranviarios Automotor y las empresas locales adheridas a la Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap) con la intención de evitar el paro total de actividades previsto para mañana en Paraná, pero que se concretará en todo el interior del país.
Ayer se confirmó a UNO que el encuentro se iba a desarrollará a partir de las 10, en la sede de la cartera laboral provincial, pero el gremio ratificó el paro y no concurrió a la audiencia con el argumento de que la medida es de carácter nacional y de acatamiento local.
Embed
El reclamo
El sindicato está pidiendo un aumento del 25% para el primer semestre del año. En el inicio de las tratativas, UTA pidió continuar con el pago de un bono de 2.500 pesos, como el pagado en marzo y abril. Sería alrededor de un 7% del haber de bolsillo. Eso aún no ha prosperado.
Si bien la situación excede al plano local, ya que la paritaria es de tratativa y alcance nacional, ocurre que el nuevo esquema de distribución de subsidios –que la Nación delegó a las provincias– obliga a cada una de las jurisdicciones a negociar con los empresarios los recursos necesarios para evitar que todo incremento en los costos operativos –en este caso suba salarial, pero también los incrementos de combustibles, por devaluación o inflación– se trasladen a las tarifas.
En cada provincia se manejan distintos niveles de recursos, según los compromisos de cada Estado provincial y municipal con el servicio. Así fue que Nación otorgó recursos, y el gobierno provincial se comprometió a subsidiar a los servicios de Paraná, Concordia, Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, La Paz y Chajarí. La transferencia de esos fondos no llegan a la mitad del volumen total –cifra presupuestada y congelada, sin actualización por inflación– que recibían los prestadores hasta 2018 por parte de Nación mediante un esquema de subsidios conformados por el Sistema Integrado de Transporte Automotor (Sistau); Régimen de Compensación Complementaria Provinciales (CCP); y gasoil subsidiado.
Paraná y Gualeguaychú reciben un 50% de la Provincia y un 17% por tributos sociales de la SUBE; mientras que Concordia, La Paz, Chajarí y Concepción, además del 50% del gobierno provincial, la Nación subsidia con un 25%, por no tener implementada la SUBE. Esa discriminación llevó a que La Capital nacional del carnaval iniciara gestiones días atrás para recuperar recursos perdidos de la Nación.

Según trascendió, en el marco de la actual negociación paritaria que se lleva adelante en Buenos Aires, hace unos 10 días se concretó una reunión en la sede de Trabajo de la Nación. Allí concurrieron dirigentes de UTA, Fatap y fueron citadas todas las áreas de Transporte de la Provincia, pero Entre Ríos no estuvo presente, por lo que ambas partes (gremio y empresas) desconocen la postura que tendrá el gobierno provincial para intervenir en el conflicto que mañana dejará sin servicio a las seis ciudades entrerrianas que tienen un servicio de colectivo urbano.

Además del aporte provincial –que sustituyó a la Nación– hay municipios que han decidido tomar medidas para evitar que los mayores costos se trasladen a los usuarios. En Paraná, la Municipalidad dispuso un subsidio de 2,80 pesos por boleto, solo para los habitantes de la ciudad. Por eso se está llevando adelante desde hace varios días la validación de la tarjeta SUBE, con el propósito de que con su identificación, la tarjeta tenga directamente el descuento al abonarse el pasaje; por ahora, y por unos 15 días más, se debe avisar al chofer si el viaje es dentro del ejido urbano.

Teniendo en cuenta que hay líneas que unen el área metropolitana de Paraná con Colonia Avellaneda, Oro Verde, San Benito y Sauce Montrull, es que se solicitará hoy la participación de la Provincia en las audiencias de negociación salarial.
Fondos comprometidos
En este complejo esquema de aportes, la Nación hizo efectivo mediante Resolución Nº 290/19 un fondo compensador –creado en la Ley Nº 27.467– para repartir 5.000 millones de pesos al transporte público de pasajeros con el fin de financiar a gobernadores e intendentes afectados por el traspaso de los subsidios.

A Paraná le habían prometido más fondos de los que realmente llegan. Y a la provincia, en mayo se le otorgaron solo 8 millones de pesos mensuales. Córdoba con 102 millones de pesos; Mendoza con 63 millones de pesos, y Santa Fe con 53 millones de pesos, reúnen más del 50% del total de esos recursos, que son de carácter discrecional.

En ese cuadro de inevitable injerencia de los gobiernos provinciales y locales se desarrolla la paritaria. Cada jurisdicción va determinando medidas como más subsidios o subas de tarifas –en Córdoba el boleto ya cuesta 28 pesos–.

Por eso, la reunión de hoy en la Secretaría de Trabajo tiene el fin de acercar las partes. La federación que agrupa a las empresas del transporte acordó que se vayan encontrando mecanismos en cada lugar para dar respuestas a la recomposición salarial de los trabajadores de la UTA.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});