Secciones
Conflicto del transporte público

UTA amplía conflicto gremial con paros en Concordia, Concepción y Gualeguaychú

Anunciaron hoy corte de servicio durante 24 horas. En la "Capital del Citrus" solicitan boleto a 30 pesos; en Paraná pidieron ayuda a la Provincia

Jueves 08 de Agosto de 2019

Luego de dos días de manifestaciones en Concordia por el pedido de aumento del boleto, para hoy la Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció un paro. Las nueve líneas de la Capital del citrus no marcharán, como sucede desde el martes en Paraná.

Embed

“Estamos en una situación diferente a la que veníamos teniendo. No habrá ningún tipo de servicio. Nos adherimos como también lo hará Gualeguaychú y Concepción del Uruguay. La modalidad será desde las 0 y volveremos a trabajar el viernes por la mañana, siempre y cuando la negociación siga por buen camino. Por el momento son 24 horas que no habrá servicio”, indicó a LT 15 Radio del Litoral, Daniel Lapalma, trabajador y dirigente de la Cooperativa de Trabajo 12 de Octubre (a cargo de la Línea 2).

Embed

Embed

Cabe destacar que durante el martes y ayer se realizó una marcha por la plaza 25 de Mayo, frente al palacio municipal de Concordia, a modo de protesta. Desde el sector empresarial solicitan un aumento del 50% del boleto de colectivo. Actualmente el boleto está en 20 pesos y de concretarse llegaría a los 30. Desde el Concejo Deliberante manifestaron la imposibilidad de que se afronte un nuevo aumento, con el fin de cuidar el bolsillo del usuario.

Embed

“No tuvimos ninguna respuesta de los concejales, pero el paro es por algo más grave. Las empresas no están pudiendo pagar el convenio general salarial. Hay que pagarlo desde el mes de junio, hay que pagar unos retroactivos y los números no alcanzan. El gremio presiona para que se pague con la actualización de los precios y es imposible”, agregó.

Embed

En cuanto a los costos del boleto de colectivo, Lapalma volvió a repetir: “En el estudio que hicimos el boleto debería superar los 30 pesos. Pedimos que se redondee en 30. Ese es el pedido que le hicimos a los concejales y ellos entienden que es demasiado, la negativa fue rotunda. Con 20 pesos no se pueden pagar los nuevos acuerdos salariales”.

También se precisó que hoy volverán a reclamar a plaza 25 de Mayo y la manifestación podría ser aún mayor, porque irían los choferes. “Los empleados aguantaron todo el mes de julio sabiendo que cobraban menos de lo que correspondía y a partir de ahora se acoplan con la gente de Paraná, para exigir que se les pague el acuerdo salarial, pese a que las empresas, en todo el país, salvo en Buenos Aires, no firmaron sabiendo que estaban imposibilitados de pagar ese acuerdo”, destacó.

Otro día más

En cuanto al conflicto gremial en Paraná no hubo ayer novedades ni cambios.

Las empresas habían abonado los salarios correspondientes a julio sin el aumento salarial del 20%, y un 50% del medio aguinaldo. Y en la mesa de negociación, en la Secretaría de Trabajo de la Provincia, comprometieron abonar el 30% pendiente del aguinaldo y las diferencias de la suba salarial el martes, cuando comience a regir a bordo de las unidades el nuevo esquema tarifario, que propone un boleto general de 22,80 a 29 pesos. La Unión Tranviarios Automotor (UTA) rechazó la medida y ayer se movilizó desde la sede del gremio de calle Yrigoyen hasta la Plaza 1° de Mayo, se concentraron frente al palacio municipal, y finalizaron en Casa de Gobierno.

“Le pedimos al gobierno provincial que nos ayude a salir de esta situación. Ya no es un conflicto solo en Paraná, sino en toda la provincia”, dijo durante la marcha el secretario general de la UTA, Juan Carlos Ditler.

En Casa de Gobierno fueron recibidos por personal del área de Transporte. Según supo UNO, los dirigentes sindicales pidieron un adelanto o aporte extraordinario a la Provincia, que sea destinado exclusivamente a los salarios adeudados. El compromiso de quienes los recibieron fue que iban a trasladar esa petición a los ministros para su evaluación.

La continuidad del conflicto está centrada, casi exclusivamente por estas horas, en lograr mayores subsidios. Con un boleto a 29 pesos –el más caro del país–, ya no hay más margen sobre el usuario. En cuanto a los subsidios que reciben las empresas, la Provincia está cumpliendo con el pago de unos 12 millones de pesos mensuales; además, durante este mes la Nación canceló por atributos sociales más de 6 millones de pesos; otros 5 millones de pesos por Fondo Compensador que reciben más de una docena de localidades del país; y la Municipalidad canceló aportes por el Boleto Estudiantil Gratuito Universal (BEGU) y por el subsidio de 2,80 pesos por pasaje vigente hasta fin de mes.

Del mismo modo se manifestó ayer un grupo de usuarios frente a la Municipalidad de Paraná.

En tanto, una larga cola se registró ayer al mediodía en la puerta de la estación del ferrocarril de Paraná, ubicada sobre calle Racedo, para abordar el tren que hace el recorrido Paraná-Colonia Avellaneda.

Debido al paro del transporte urbano de pasajeros, los usuarios se volcaron nuevamente al tren como alternativa para llegar a sus hogares o a sus lugares de trabajo.

Consultado sobre si se ampliará el servicio, personal del Ferrocarril señaló a UNO que se está trabajando con los horarios normales ya que no cuentan con unidades ni personal para hacerlo y debido a que la Nación no autoriza dicho refuerzo.

Fuerte impacto en las escuelas

Se iniciará hoy el tercer día de paro consecutivo, y ya se acumula una decena en el año sin el vital servicio público. Todas las actividades y sectores de la comunidad se han visto afectados: la educación, pilar o prioridad para una comunidad, es una de ellas, y la padecen niños y jóvenes.

Sin registros oficiales aún, por el movimiento o realidad que atraviesa cada institución se observa que la falta de colectivos está impactando fuertemente en el nivel Secundario: alumnos que acuerdan no ir, docentes que no pueden asistir, horas libres, aulas casi vacías, son el panorama que se viene repitiendo desde el martes en la capital provincial. A diferencia de las escuelas primarias, que generalmente llegan a las instituciones trasladados por sus padres, en la Secundaria se observan mayores inconvenientes ya que los jóvenes se trasladan por su cuenta –en colectivo–. Pero también afecta a los profesores.

Muchas instituciones han optado por no poner inasistencias. Pero en las últimas horas se ha hecho extensivo el pedido a los padres para que de algún modo puedan garantizar la llegada de los chicos, teniendo en cuenta la incertidumbre respecto de hasta cuándo se extenderá la medida de fuerza.

Quienes estén imposibilitados por la distancia, deberán acreditar con certificado correspondiente esa situación. La directiva emanada desde las escuelas es coincidente con el planteo formulado por el Consejo General de Educación, ante la consulta de UNO.

Según se hizo saber, las instituciones escolares tienen su propia autonomía y un Consejo Escolar que toma las decisiones. Como sucede con el resto de la administración pública en relación al personal que no puede llegar a sus lugares de trabajo, debe estar justificada y certificada.

Justamente, el CGE difundió en las últimas horas cómo deben actuar los docentes, según el “procedimiento de justificación de inasistencia” frente a esta situación.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario