Secciones
La Provincia

Urribarri recorrió la escuela que será sede de la Cumbre

El gobernador estuvo ayer en la escuela Del Centenario, donde destacó la puesta en valor del edificio que albergará actividades de la Cumbre de Presidentes del Mercosur

Jueves 13 de Noviembre de 2014

El gobernador, Sergio Urribarri, recorrió ayer junto a directivos de la escuela Del Centenario, de la ciudad de Paraná, la marcha de las obras de puesta en valor del histórico edificio, que además será una de las sedes de la Cumbre del Mercosur.

“Muchos de los espacios de este histórico edificio estaban en un estado ruinoso, tomamos la decisión de su reconstrucción y hoy comprobamos con mucha alegría y emoción, de la mano de los directivos de la escuela, el estado en que se encuentra el edificio a punto de reinaugurarse”, dijo Urribarri.

Destacó luego la trascendencia que tendrá la Cumbre del Mercosur que se realizarán en diciembre en ese edificio. “En esta escuela histórica se realizará la Cumbre del Mercosur donde estarán los presidentes de los países miembros del Mercosur y otros presidentes invitados. Así que tenemos una sana alegría y muchísima emoción por ver que se pueden hacer las cosas, como lo hicimos en Paraná y en toda la provincia con muchas escuelas nuevas y la puesta en valor de muchos otros edificios educativos que estaban destruidos”.

“Hay decenas de ejemplos en este sentido y ni que hablar de la escuela Del Centenario, en la que también estamos haciendo el nuevo edificio para la Secundaria donde antes estaba el Taller Antequeda”, remarcó el mandatario. Por su parte, la directora del establecimiento, Mabel Creolani, resaltó la importancia de la obra y dijo:

“Esto se traduce de manera muy positiva. Como educadores estamos muy contentos y somos los responsables de ahora en más de mostrar, de cuidar y sostener esta magnífica inversión y esta institución que es un ícono de educación pública estatal en el país”.

Explicó que los trabajos consistieron en la puesta en valor del edificio original, la recuperación de espacios que eran inhabitables por el deterioro de tantos años que presentaban que “era un fiel reflejo de la falta de inversión” en los edificios educativos. “Con esto los chicos podrán estar desde el año próximo en un edificio puesto en valor que es monumento histórico provincial y nacional, totalmente remodelado y construido a nuevo”, indicó la docente.

La ciudad toma otra fisonomía Más allá de la polémica que genera en la opinión pública y en las redes sociales, las obras y los trabajos de mejoras en distintos sectores de la ciudad por la futura Cumbre del Mercosur están cambiando la fisonomía de la ciudad. Más color, más prolijidad y mejores condiciones en la vía pública.

Los trabajos se multiplican en distintos sectores de la ciudad, a cargo de la Municipalidad de Paraná y del gobierno provincial. En el acceso a la ciudad por Antonio Crespo, desde Soler hacia el este, desde hace unos días operarios realizan trabajos de reemplazo de los viejos guardarrails. Mientras tanto, en el centro cultural La Vieja Usina se intensifica el movimiento de camiones de gran porte, que trasladan materiales e insumos para el reacondicionamiento de la sala del Parque Urquiza, que albergará reuniones de la cita internacional.

En sus inmediaciones ya se renovó la señalización horizontal con el pintado de cordones, de calles, y se realizan arreglos varios en los espacios públicos. Ayer, un grupo de trabajadores municipales encaró diversas intervenciones en la plaza Venezuela, ubicada en la bajada de calle San Martín. Asimismo, la comuna puso en marcha un amplio operativo de mejoras integrales de la trama vial en la zona este, sobre los corredores viales que podrían usar las delegaciones de distintos países que arriban al aeropuerto General Urquiza.

En continuidad con los trabajos iniciados semanas atrás, esta semana la reconstrucción de calle Salvador Caputto avanza entre las vías del ferrocarril y avenida Almafuerte. Las tareas, como ya se realizaron en el tramo sur hasta Jorge Newbery, consisten en la colocación de nueva carpeta asfáltica en los tramos deteriorados, y tareas de limpieza y nivelación de banquinas. Al mismo tiempo, se realiza una tarea similar en calle Miguel David, entre Salvador Caputo y Salellas.

En la búsqueda de esa imagen que la ciudad quiere mostrar al mundo, hasta se llamó a licitación pública para la prestación del servicio de iluminación artística y ornamentación urbana en espacios públicos, calles y fachadas durante eventos festivos de Navidad y Fin de Año. A juzgar por el movimiento que se observa, hay celeridad en los distintos frentes de trabajos. Mientras la polémica promete continuar a raíz del empuje de las obras públicas por la Cumbre del Mercosur, las mejoras en marcha quedarán y saldarán falencias urbanas de los últimos años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario