Secciones
La Provincia

Una vereda nueva y barata cuesta cerca de 1.000 pesos

En Paraná se intimó a los frentistas para que arreglen aquellas intransitables. Quienes no cumplieron, deberán pagar por la obra realizada por la comuna . Piden controlar autos que estacionan en acera.

Jueves 08 de Noviembre de 2012

El frentista que tenga que renovar la vereda de su casa, si tiene la carpeta alisada, deberá pensar en invertir cerca de 1.000 pesos. Este presupuesto, con “baldosas naranjas”, es uno de los más baratos que se puede conseguir en el mercado paranaense. Está calculado para una casa con un frente de 10 metros por uno de ancho. Después la decisión quedará en manos de cada cliente de cuánto está dispuesto a gastar para cumplir con los requerimientos de la Municipalidad de Paraná.
 

Es que desde julio comenzaron con el relevamiento del estado de las veredas dentro de los bulevares, luego intimaron a los vecinos que estaban por fuera de la Ordenanza y si estos no cumplieron con sus obligaciones, en algunos casos, la comuna se encargó de realizar la obra por Administración y luego la cobrará a través de los impuestos.

Obras
Si bien las veredas del centro de la capital provincial parecieran haber soportado una guerra, en algunas cuadras comienzan a verse las mejoras. Por ejemplo, en un edificio que pertenece al Estado nacional, los obreros están realizando los últimos detalles para finalizar la obra. En total se invirtieron cerca de 15.000 pesos porque se trabajó con unas de las mejores lajas que hay en el mercado, que se destacan porque son antideslizantes y además tienen un buen diseño. El proyecto se realizó en una vereda de 30 metros por uno de ancho, en donde tuvieron que levantar las viejas baldosas, “las que quedaban”, aseguró el albañil, que junto a su ayudante tardó unos 10 días en concluir el trabajo. Más allá del presupuesto que tiene una entidad pública, las cosas cambian cuando a las mejoras las tiene que hacer un particular.
 

Por eso el que recibió la intimación de la actual administración municipal deberá ir afinando el lápiz si quiere realizar las refacciones por su cuenta.
 

Claudio Berzano, que es uno de los que mejores trabajos de pisos realiza en la ciudad, explicó a UNO que está disponible un abanico interesante de propuesta para arreglar el frente de la casa, si el propietario toma la vereda como parte del hogar. Berzano cobra 50 pesos el metro cuadrado de la mano de obra para colocar las baldosas más baratas del mercado. Si la idea es trabajar con la “cerámica común” el presupuesto trepa hasta los 70 pesos el metros cuadrados y si ya se piensa en el “granito” o en el “alto tránsito” hay que pensar en invertir entre 80 y 90 pesos por metro cuadro. Luego hay que ver si se necesita una carpeta nueva, a lo que se le suman los materiales y el precio llega a un 50% más.

El problema de Lorena
Lorena tiene una propiedad en el microcentro de la capital provincial y hace un tiempo que está preocupada porque recibió una intimación que venía de parte de la Municipalidad de Paraná. En la carta le comunicaron que tenía que arreglar la vereda de la puerta de la casa que está a su nombre.
 

En ese momento Lorena se indignó porque está segura de que las roturas de baldosas y del viejo cemento las realizaron los automóviles que estacionan de manera impune sobre su propiedad aprovechando que, justo, su vereda es muy amplia y está pegada a un edificio en donde siempre se realizan grandes encuentros. Ella está enojada y pide que se hagan más controles para que todo sea más justo.

Hubo 108 intimaciones en el área central
En la Municipalidad aseguran que el tema de las veredas entra en el Plan de Mejoramiento integral en el microcentro.
 

El subsecretario de Infraestructura de la Municipalidad de Paraná, Abelardo Llosa, explicó a UNO que “el arreglo de las veredas está acompañado por el plan de bacheo (que está realizando la empresa Losi desde hace dos meses), la señalización horizontal de las calles arregladas y el reemplazo de los carteles de nomenclatura”, sostuvo el funcionario.
 

Según los datos proporcionados ayer a UNO, hasta el 15 de octubre se realizaron 108 intimaciones en el área central de la ciudad. Solo 12 frentistas realizaron los trabajos de modo voluntario, luego del período dado para la normalización de la senda peatonal.
 

Según el relevamiento, se debían reparar 528 metros cuadrados. Hasta el momento, la comuna ya reparó 214 metros cuadrados, que cobrará a los vecinos a través de los impuestos.
 

Tras regularizar la situación en el casco céntrico, el objetivo del programa es avanzar en los barrios.
 

Historia
En algunos archivos digitales que se encuentran en www.parana.gov.ar se menciona que las normativas sobre las veredas viene desde principios de 1900. En aquella época, además, aseguran que una ordenanza indicaba colgar carteles en donde se pedía a los ciudadanos que no escupieran en las veredas. Para solucionar el tema, la comuna colocaba “salivaderas de pie, o fijadas en las paredes, con agua o sustancias antisépticas en las cantidades suficientes que determine la asistencia pública”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario