Secciones
Patronato

Una sentencia convalidó un reclamo del delantero ex-Patronato Diego Jara

El futbolista logró levantar una inhibición para poder escriturar una propiedad que había adquirido en 2013. Se harían nuevas presentaciones similares.

Martes 02 de Julio de 2019

Un fallo de segunda instancia de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná favoreció al futbolista nacido en Concordia Diego Daniel Jara, quien inició una demanda para poder escriturar un departamento que había adquirido en el marco del fideicomiso Tecno San Luis. Los camaristas Mateo Busaniche y Beatriz Aranguren firmaron el dictamen que rechaza el recurso de apelación interpuesto en primera instancia por el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.

De la resolución judicial se desprende que el fiduciario estaba inhibido por el Ministerio de Trabajo de la Nación. “El Ministerio tiene una deuda que cobrarle al Fiduciario y como no le encuentra bienes, le trabó una inhibición, que es una medida general sobre la persona para que no transfiera si tuviera bienes ocultos. Es una medida cautelar contra el fiduciario”, explicó sobre la acción el abogado del delantero, Ramón García Rau. Esta situación afectó en forma indirecta los intereses del concordiense, que en un principio no podía disponer con libertad del bien adquirido.

“Legítimo derecho”

Esta causa se desprende del proceso principal caratulado “MTE y SS C/FIDUS SRL S/EJECUCIÓN FISCAL, en el cual se dispuso la inhibición general de bienes respecto del fideicomiso denominado FIDUS SRL.

Según la documentación aportada por Jara surge “claramente que posee un derecho legítimamente constituido y preexistente a la inhibición decretada el 13 de septiembre de 2017. En el mismo sentido la Justicia considera que ha “acreditado poseer la unidad funcional identificada como departamento A, en el quinto piso de un edificio” de la ciudad de Paraná, “sobre el cual pretende obtener el título de propiedad a su favor para, de este modo, consolidar su derecho real de propiedad”.

La sentencia, en otro de sus párrafos, convalida el reclamo del actual jugador de Central Córdoba de Santiago del Estero: “Necesita poder suscribir la escritura traslativa del dominio sobre dicho inmueble, lo que se ve imposibilitado de realizar atento a la inhibición general de bienes que pesa sobre FIDUS SRL, quien, conforme surge de la documental obrante, debe suscribir la escritura de compraventa sobre las unidades funcionales construidas sobre el inmueble y sobre el cual tiene la propiedad fiduciaria”.

Argumentos del apelante

El Ministerio de Trabajo de la Nación, a partir del momento en que se constituyó como apelante, consideró que Jara no tenía legitimidad para iniciar la medida en cuestión, “puesto que por medio del presente incidente se pretende traer a consideración el cumplimiento o no de un entramado de derecho y de deberes que surgen de un complejo contrato como es el fideicomiso, del cual el Ministerio de Producción y Trabajo no es parte”. Por lo tanto, entendió que “este asunto debe ser tratado por un juez competente”.

Bajo este argumento, la cartera laboral insistió en desacreditar la validez del reclamo: “Debió reclamarle a su contratante y no a su representada y ante el juez que fuera competente para conocer sobre los términos de su relación contractual”.

De acuerdo a la interpretación de la Justicia, la “expresión de agravios del apelante resulta confusa y desordenada, rayana con una falta de debida fundamentación”. Así las cosas, dividió en dos etapas los agravios: la incongruencia del fallo y la falta de acción del incidente.

“En relación al primer agravio, el apelante sostiene que el fallo no se ha adecuado a lo pretendido por la actora y resistido por su parte, dando por sentado que la –parte– incidentante (Jara) posee un derecho legítimamente constituido”, sostuvo.

Con respecto al segundo agravio afirmó: “Refiere que el actor carece de acción puesto que no tiene ninguna relación con su representada y, por lo tanto, no posee aptitud para demandarla. Agrega que la incidentante posee una supuesta relación contractual con la ejecutada en los autos principales FIDUS SRL, y debe interponer su reclamo contra esta ante el juez que sea competente”.

Del mismo modo la demandada alega que “a fin de proceder a la modificación de la medida, el deudor o quien lo represente deberá garantizar suficientemente el derecho de su representado ofreciendo bienes, demostrando su dominio, la libre disposición y la suficiencia para el aseguramiento del crédito de su mandante”.

Voto y rechazo

El juez de Cámara, Mateo Busaniche, al emitir su voto sostuvo que el futbolista que se consagró como goleador de Patronato de la Juventud Católica, “se encuentra debidamente legitimado para requerir la modificación de la medida cautelar respecto de la demandada por contar con un derecho de propiedad sobre el inmueble –adquirido con anterioridad, de buena fe y a título oneroso– que no puede ser afectado por la inhibición general de bienes trabada respecto de aquella; por lo que corresponde el levantamiento de la medida al solo efecto de proceder a la escrituración”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario