Secciones
Gustavo Bordet

Una plaza peronista coreó "Alberto Presidente"

Todo el color del acto de asunción de Bordet con la presencia del nuevo presidente.

Miércoles 11 de Diciembre de 2019

Los primeros en llegar a la plaza Mansilla fueron los militantes, después algunos funcionarios de la segunda línea del gobierno provincial, como el secretario de Justicia Pablo Biaggini o el asesor cultural de la Provincia, Roberto Romani.

En ese lugar se instalaron dos tribunas detrás de la fuente de la plaza, con mejor visual para seguir de cerca todo lo que iba ocurriendo.

Sobre cada uno de los laterales del paseo público se dispuso un espacio para los invitados especiales entre los que se encontraban familiares y otras personalidades.

Se pudo observar a los nuevos integrantes del gabinete del gobernador, pero también a los funcionarios que no fueron confirmados en sus cargos.

A las 19.15 comenzó a sonar la música para amenizar la espera, con lo que se pareció más a una plaza peronista: los primeros acordes Los Palmeras parecieron romper con la solemnidad del lugar. “Ahora a mover la cola, transpirando toda”, fue el estribillo que animó a un poco a la militancia y a toda la ciudadanía que a esa altura ya había ocupado buena parte del Centro Cívico.

Separados por las vallas, los militantes cruzaron saludos con los funcionarios con el clásico dedo en V tan característico de la liturgia peronista. Fue una plaza efusiva pero sin la pasión que transmitió la gente en los alrededores del Congreso durante la asunción de Alberto Fernández.

La jura

El acto de jura en la Cámara comenzó a las 20.08, al ritmo de una tarde en el que alto nivel de humedad sumó para que el calor se hiciera sentir. El cuarto intermedio dispuesto hasta la llegada del gobernador y la vice, se amenizó con la llegada de la batucada de la agrupación que identificó a La Cámpora.

Alberto apareció en escena a las 20.45, cuando la transmisión lo mostró saludando dentro de Diputados. Una fuente cercana a la comitiva que coordinó su llegada aseguró a UNO que el jefe de Estado se trasladó desde Santa Fe en una combi, raudamente para llegar a tiempo a la capital entrerriana.

“Alberto Presidente, Alberto Presidente”, coreó la multitud a modo de arenga en la plaza. Ya estaba todo listo para comenzar con la ceremonia.

Se entonó el himno nacional, aunque vale decir que las pantallas gigantes instaladas no estaban bien ubicadas porque parte del público no pudo seguir con comodidad la transmisión.

El himno se cantó con mucho sentimiento, como hacía mucho tiempo no pasaba. Cuando se entonó la letra de la Marcha de Entre Ríos, Alberto F. lógicamente hizo un respetuoso silencio.

A las 20.57 prestó juramento Laura Stratta. Luego le tocó el turno al gobernador, que reasumió en el cargo hasta 2023.

A continuación Alberto F. le colocó los atributos de mando al mandatario provincial.

El jefe de Estado saludó con cariño a la gente, que detrás de las vallas pedía que se acercara a saludarlos. Ello no ocurrió, a diferencia de los sucedido en Santa Fe, donde el titular del Poder Ejecutivo Nacional rompió el protocolo para mezclarse con la gente

Después de brindar un breve pero emotivo mensaje, el Presidente se despidió del público, con la promesa de volver a estas tierras. Su salida por la puerta principal de Casa de Gobierno coincidió con una masiva desconcentración de la plaza, de un momento que quedará marcado a fuego en la memoria de los entrerrianos. Así se comenzó a normalizar el tránsito en las adyacencias del Centro Cívico, mas allá que se mantuvieron los cortes en algunos puntos y el operativo de seguridad.

Fue una tarde distinta, de reivindicación de la democracia y en la plaza que esta vez el pueblo se adueñó para sí.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario