Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Una mujer es asesinada cada 37 horas en la Argentina

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer: en lo que va del año hubo 208 femicidios, femicidios vinculados y transtravesticidios

Jueves 24 de Noviembre de 2022

Se conmemora este viernes 25 de noviembre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en un contexto en que las cifras siguen siendo alarmantes y dramáticas: en promedio, en la Argentina hay un femicidio cada 37 horas. Así lo reveló el Observatorio MuMaLá “Mujeres, Disidencias, Derechos”, que dio cuenta de que en lo que va del año se registraron 208 femicidios, femicidios vinculados y transtravesticidios, de un total de 349 muertes violentas de mujeres, travestis y trans en el país.

En este marco, desde el 1° de enero hasta el sábado pasado se registraron 171 femicidios directos, nueve vinculados de niñas y mujeres, 20 vinculados de niños y varones, y ocho transtravesticidios. Y son en la actualidad 239 niños, niñas y adolescentes los que se quedaron sin madres.

Se conmemora el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.jpg
Se conmemora el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Se conmemora el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

El 85% de los femicidios fue cometido por personas del círculo de conocidos de la víctima, como parejas o exparejas, familiares y allegados; y el62 % fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida. El 16% de ellas había denunciado a su agresor, el 47% tenía orden de restricción y el 17% además botón antipánico.

Entre otros aspectos, también se conoció que además hubo otros 377 intentos de femicidios.

La violencia hacia las mujeres es un flagelo a nivel mundial y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Organización de Naciones Unidas (ONU) Mujeres indican que en 2021, una media de más de cinco mujeres o niñas fueron asesinadas cada hora por alguien de su propia familia. De las 81.000 mujeres y niñas asesinadas intencionadamente el año pasado, 45.000 –alrededor del 56%– murieron a manos de sus parejas u otros familiares.

Si bien las estadísticas son un reflejo de la gravedad de la situación, encierran la historia particular de cada víctima y es lo que hay que rescatar a la hora de abordar los femicidios. Al respecto, Sandra Miguez, periodista de Paraná experta en salud, Género y Derechos Humanos, y autora del libro “Crímenes Menores: Género y Poder Judicial, la trama de una disputa”, reflexionó: “El riesgo que hemos tenido en los últimos años es que las estadísticas borran la huella de la subjetividad de las personas que han sido víctimas de la violencia de género, de su familia, de su entorno y sus allegados. Y detrás de cada una de estas víctimas hay una historia que queda trunca, hay todo un grupo familiar, hijos, hijas, hijes, que muchas veces quedan sin su madre. Este es un drama a nivel social y mundial que genera que todavía nos cueste dimensionar los números, y sigue siendo tema de debate qué es lo que tenemos que hacer para revertir estas terribles estadísticas”.

25 de noviembre.jpg

A su vez, señaló a UNO: “Me parece que cualquier pregunte¿a que nos formulemos en este sentido nos puede permitir ir construyendo las formas de salir de este problema. Pero hay que considerar que siempre son salidas colectivas, que se construyen socialmente. Y esas transformaciones sociales tiene que ver con decisiones políticas acordes a las circunstancias, con los recursos económicos y financieros necesarios y con la capacitación de todo el personal de todas las áreas, sobre todo en relación a la responsabilidad que le cabe al Estado en virtud de sostener una política pública que vaya en este sentido, en consonancia con esta cuestión”.

Avances y resistencias

Con respecto a los avances que se lograron en la prevención y erradicación de violencia de género, Miguez analizó: “Me parece que se ha avanzado muchísimo para prevenir la violencia hacia las mujeres, sobre todo a partir de los movimientos y de los feminismos. El 3 de junio de 2015, con el movimiento #NiUnaMenos, que en cada plaza del país y en el Congreso de la Nación fue realmente significativo, y el 25 de noviembre, son dos hitos que permiten visibilizar la tarea y el reclamo por vidas libres de violencia en todas sus manifestaciones”.

Asimismo, refirió: “Hay un cambio significativo en un montón de cosas de las cuales hoy estamos hablando y están en la agenda pública, siendo planteadas como cuestiones sobre las que hay que seguir trabajando. Obviamente que los cambios son transformaciones culturales, sociales, políticas, económicas, que no se dan de un día para el otro. Estamos en un proceso y todavía hay muchísimas cosas por cambiar. De hecho, la consignada este año sigue siendo aquí en Paraná sigue siendo ´La deuda es con nosotras y con nosotres´. Y a nivel nacional hay varios reclamos y en todos los puntos del país se coincide con el señalamiento hacia el poder judicial: se requiere de una reforma judicial feminista o en clave de derechos hacia las mujeres y las disidencias”.

Por otra parte, observó: “Además de estos avances, todavía queda muchísimo por hacer, porque a medida que se avanza en la visibilización también hay un movimiento en sentido contrario de volver con todo lo que tiene que ver con la cultura machista y patriarcal, que trata de reacomodarse y resiste esas transformaciones”.

niunamenos..png

En este sentido, Silvina Calveyra, referente de Red Alerta, aportó: “Ha habido avances en cuanto a normativas: hoy tenemos una batería de herramientas vinculadas fundamentalmente a la legislación a partir de la Ley 26.485 de erradicación de la violencia de género por la condición de ser mujer. Pero obviamente nos debemos esta tarea todavía de continuar profundizando y generando políticas públicas que tienen que ver en distintas aristas, como la educación, para deconstruir y desnaturalizar estereotipos sexistas que aún están latentes. Y no solamente en lo que es la violencia hacia el interior de la vida familiar o la violencia en la vía pública, sino también en lo que es la explotación sexual en el marco de la trata de personas. Todavía nos queda ese camino de deconstrucción de cuestiones que uno las ve a diario y cotidianamente, incluso ahora con nuevas plataformas digitales que cosifican y mercantilizan el cuerpo de la mujer y se naturaliza eso, con los riesgos latentes frente a esto”.

LEER MÁS: Ni Una Menos: exigen presupuesto para las políticas de género subejecutadas

“Hay que bregar por un cambio cultural, a través de la educación y la educación sexual integral (ESI), que es fundamental en un proceso transversal de transformación. Y por otra parte también profundizar en cuestiones en las que las leyes son muy buenas, pero obviamente tienen que tener contenido y presupuesto para no convertirse en cáscaras vacías. En esto hay que considerar todo lo que implica la contención, el acompañamiento, la asistencia a la víctima; no solamente en lo que tiene desde el punto de vista del acompañamiento psicológico, sino además garantizar algunos derechos humanos fundamentales, como una vivienda en caso de que no la tengan, trabajo digno, y el acceso a un proyecto de vida después de que alguien es víctima de violencia de género”.

“Dentro de lo que es la violencia hacia la mujer, está la explotación sexual. Presentamos un proyecto de ley para la inclusión laboral de víctimas de Trata en Entre Ríos, que desde el 2020 está en la Cámara de Diputados, y desde distintas ONG estamos juntando firmas para que se trate”, añadió.

Habrá diversas actividades

Tal como sucederá a nivel nacional, en Paraná habrá distintas actividades este viernes para enarbolar la consigna de la no violencia hacia las mujeres. Una de ellas es impulsada por distintas organizaciones sociales y se realizará de 10 a 12 en la plaza Alvear: “La plaza nos abraza” es el lema y estarán presentes distintas organizaciones, compartiendo acciones y programas destinados a erradicar la violencia de género.

A la tarde, a partir de las 17.30, en la intersección de las calles Corrientes y Urquiza, se hará la concentración para marchar hacia Casa de Gobierno. “Una vez que se llegue a la plaza Mansilla se va a dar lectura al documento como es habitual y se van a plantear los puntos principales del reclamo”, indicó Miguez.

Calveyra, quien está a cargo del Departamento de Género del club Patronato, anunció que pintarán un mural alusivo a esta conmemoración, a partir de las 10.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario