Solidaridad
Domingo 10 de Junio de 2018

Una familia de Concordia con dos integrantes enfermos está al borde del desalojo y pide ayuda

Piden ayuda inmediata porque hace tres meses que no logran juntar el dinero para el alquiler. Ella padece una grave enfermedad y una de su dos hijas también. Él, único sostén familiar, tiene un sueldo de 8.000 pesos ya no puede pagar ni la renta ni los servicios.

La familia Acevedo - Rodríguez vive en calle Castelli al 182 de la ciudad de Concordia. Hace tres años, Cynthia Rodríguez fue diagnosticada de ELA (Esclerosis Lateral Ameotrófica); una enfermedad degenerativa progresiva que cambió totalmente el ritmo de vida de los integrantes de la familia.


Entre los problemas que afrontó la familia Claudio fue despedido de su trabajo al que faltaba frecuentemente para atender a su mujer y a sus hijas. Desde entonces, todo cambió, los ingresos menguaron


A está situación se suma el estado de salud de una de las dos hijas de Acevedo, de un año y medio, que nació con enfermedades congénitas en el cerebro y el corazón. Está siendo asistida con terapias especiales para su recuperación y presenta "retraso madurativo", indicó su papá a UNO.


ela2.jpg


"Actualmente conseguí un trabajo de ordenanza en la Escuela N° 2 Almafuerte, allí estoy desde hace 2 meses, percibiendo 8.000 pesos. Con éste ingreso y ayuda de familiares y amigos es que podemos subsistir las cuestiones alimenticias básicas" explicó Claudio Acevedo.


Con respecto al pedido de una vivienda, indicó: "Hasta julio de 2017 la Municipalidad nos ayudó con un subsidio para el alquiler, ahora no contamos con esa ayuda y recibimos la carta documento de desalojo por falta de pago". E hizo hincapié: "Necesitamos una mano, lo único que pedimos es una vivienda".


Por este motivo, precisó que "le he escrito al intendente comentándole mi situación. Sigo en la dulce espera, hoy transformada en desesperación porque no tenemos un lugar a dónde ir". Además, indicó: "Estábamos anotados en un plan de viviendas del IAPV (Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda) pero nos bajaron porque no llegamos al sueldo que se necesita para ser parte del programa"


Acevedo agradeció a las personas que siempre lo ayudan y aseveró "son gente común, siempre dispuestas. Los únicos que están son habitantes y laburantes como uno". Contó que tienen planeada una venta de pollo para el próximo domingo 17 de junio. Para la misma invertirá su sueldo y doblarlo con las ganancias.


Embed


Una carta conmovedora

Al Intendente Municipal. Dr. Enrique Tomás Cresto

¡¡¡Mi familia quiere su ejemplo!!! De abandono y desidias no queremos hablar aún, porque en una ciudad cuyos funcionarios pregonan diariamente "minuto tras minuto" respecto de sus habitantes de que "¡Concordia tiene ejemplos!", debemos pensar que no serán menos quienes tienen en sus manos el poder del Estado para dar una solución inmediata y, la responsabilidad de bregar y asistir en especial a los que más necesitan. Cinthya Romina Rodríguez es una docente de 30 años de edad. Cinthya está muy enferma, padece de esclerosis lateral amiotrofica (ELA) una afección degenerativa progresiva declarada hace tres años y que hoy la incapacita 100% sin cura y condenada a morir. Cinthya trabajó, mientras que pudo, y luego, agotó su licencia por enfermedad con goce da haberes hasta febrero de 2018, y ahora ya no tenemos ese ingreso de dinero que ella aportaba al hogar. Cinthya tiene dos (2) hijas, Alma Isabella de 5 años y Cirielle Milagros de un añito y medio. Nuestra bebe Cirielle también está enferma, padece "Megasisterna Magna", "Sindactilia" en la manito izquierda, "Doble arco aórtico" y "miopía", es asistida con terapias especiales para su recuperación y presenta "retraso madurativo". Yo soy Claudio Alberto, marido y padre, único sostén de ésta familia. Me echaron de mi anterior trabajo por tener que ocuparme de mi esposa y de mis hijas. Nadie busca estas desgracias, si jamás hubiese pasado esto, no le quepa duda de que tampoco le hubiese pedido ayuda a ustedes. Actualmente conseguí un trabajo de ordenanza en la Escuela N° 2 Almafuerte, allí estoy desde hace 2 meses, percibiendo por dicha tarea $8.000. Con éste ingreso y ayuda de familiares y amigos es que podemos subsistir las cuestiones alimenticias básicas. No obstante el problema mayor de Cinthya, nuestras hijas y el suscripto es que no tenemos vivienda propia y por lo tanto alquilamos. Hasta julio de 2017 la Municipalidad nos ayudó con un subsidio para el alquiler, y ahora tampoco tenemos esa ayuda económica, ello por lógica llevó a la falta de pago del alquiler y el 4 de junio recibimos la Carta Documento de desalojo por falta de pago. Como si todo esto fuera poco peso para nuestra cruz, debemos 3 meses de luz y vamos refinanciando como podemos. Los funcionarios de segunda línea nos prometieron de un lado y de otro del Estado Municipal y Provincial que nos darían una vivienda digna para quien padece una enfermedad sin cura y que tiene que estar si o si en un lugar cómodo y calefaccionado, pero solo fueron promesas vanas. Y usted Sr. Intendente, nunca nos recibió aunque hemos pedido muchas veces la audiencia correspondiente. Lo único que pedimos es una vivienda digna para no estar pasando lo que estamos sufriendo ahora. Con ello no solo tendríamos asegurado lo principal "un techo" sino también un poquito más de dinero para nuestras necesidades básicas, obviamente insatisfechas. No pretendemos seguir abrumando en esta carta de súplica con nuestras penurias; solamente pido que, si verdaderamente son funcionarios ¡den el ejemplo!, hagan lo necesario para que se nos entregue "a la brevedad" una vivienda digna, la que aliviaría nuestra situación familiar en general. Saludo a usted muy atte.


Familia Acevedo - Rodríguez

Comentarios