Gualeguay
Sábado 04 de Noviembre de 2017

Una decena de fotógrafos gualeyos expondrán a beneficio de Puerto Ruiz

Lo harán el viernes 10 en el Museo Quirós y necesitan que los asistentes lleguen con un alimento no perecedero.

Agustin Colli, Gaby Cabrera, Nanci Zumino, Enzo Gorocito, Damián Tramanoni, Diego Serra, Jorgelina Covitti, Fernando Sturzenegger, Paul Campodónico y Luis Giménez son los fotógrafos de Gualeguay que montarán la muestra de fotos en el Museo Quirós con la intención de recolectar alimentos no perecederos que serán donados a los habitantes de Puerto Ruiz.

La inauguración por el recorrido de imágenes será el viernes 10 a las 20.30 y la intención de los organizadores es reunir a la mayor cantidad de gente posible porque en Puerto Ruiz las necesidades son muchas.

Los fotógrafos recuerdan que ellos estudiaron sobre la importancia del puerto en donde llegaron a trabajar unas dos mil personas. Hoy casi llegan a los 500 pobladores que viven entre las ruinas del olvido.

"Es como si hubiese pasado un terremoto", describe a UNO el talentoso Luis Giménez que forma parte del grupo de artistas solidarios. "La mayoría de los habitantes viven de la pesca y se alimentan de eso, no hay trabajo y se la rebuscan con lo que pueden", sentenció el muchacho que tiene 25 años y un futuro muy prometedor en el mundo de las imágenes.

Hace algunos años, el periodista Esteban Raies escribió para El Federal sobre Puerto Ruíz:


La vieja estación de 1864 está conservada, como una muestra de lo que alguna vez fue Puerto Ruiz. Entre las célebres construcciones que aun puede visitarse está la casa donde naciera en 1896 Juan L. Ortiz, el poeta socialista. El hombre que escribiera: “El sol ha bebido sus propias perlas/y hay apenas de ellas una memoria por secarse/No temas, no temas, y mira, mira hasta las islas/¿Viste alguna vez la melodía de los brillos? /¿La viste ondular, todavía de gasa, desde tus pies al cielo, sobre el río?”. Y firmó una con el nombre del río “El Gualeguay”.



Dejó de haber industrias. No dejó de haber peces. Pero dejó de haber chamarritas, el ritmo madre de la provincia. Ahora, una señora que vende pescado sobre la calle que conduce al río, saca unos baffles del tamaño de una persona y rompe la paz con la cumbia invasora que hace volar a los pájaros de los árboles y amarga el aire de ruido.



Más allá de esta casa, donde hay silencio, están los galpones del saladero La Adelina, la fábrica de jabón de Henry Shmolley construida en 1900, recuerdos del pasado que conviven con el almacén Yuli, con los pescadores deportivos, con los otros que viven de la pesca. “Hace 30 años que soy pescador”, le dice uno de ellos a este cronista. Tiene un patí y unos bagres amarillos en la mano, listos para venderlos.



Puerto Ruiz es conocido por su buena pesca. Por eso llegan hasta aquí pescadores de Buenos Aires, otros de Rosario, algunos desde otros lugares de Entre Ríos. A 40 kilómetros de Puerto Ruiz están las islas Lechiguanas, un sistema de miles de hectáreas que divide a la provincia de Buenos Aires de la de Entre Ríos. Hoy hay pesca desde la costa, embarcados y baqueanos que conocen cada parte del río Gualeguay. “Se pesca todo el año el dorado y una gran variada, bogas, sábalos, tarariras, además del surubí en verano”.



Pedro y Domingo Ruiz lo fundaron en 1750. Llegó a ser el tercer puerto en importancia en la provincia, cuando Entre Ríos sacaba su mercadería al mundo. Pero la poca profundidad del río Gualeguay firmó su certificado de defunción como puerto. A ese estrago también sucumbió el pueblo que se fundó a sus alrededores. Hoy cruzan barcazas con ganado desde las islas que están enfrente.



Nacional

En junio de este año Puerto Ruiz volvió a tener trascendencia nacional porque se conoció la historia de Nicolás, el maestro que necesitaba un aula para sus pequeños estudiantes.
La muestra
Los fotógrafos crearon una página en Facebook para ir mostrando sus trabajos y preparar al público para la experiencia que vivirán en la exposición.

Comentarios