Secciones
Fuerzas Armadas

Una concordiense orgullosa de portar el uniforme naval

'Llegué hasta acá y quiero seguir". Giuliana Serbín, de 19 años, relató su experiencia como aspirante naval.

Sábado 13 de Julio de 2019

"Mi mamá nos inculcó siempre el cariño por las Fuerzas Armadas -cuenta Giuliana, quien cursa el 1° año de la Escuela de Suboficiales de la Armada en la Base Naval Puerto Belgrano, al sur de Buenos Aires. A ella le encantaría vernos uniformados", relató a Gaceta militar Giuliana Serbín.

A la joven de 19 años, nacida en Concordia, siempre le interesó la vida militar “por los valores, las oportunidades, el espíritu de aventura y el estilo de vida diferente que ofrece esa profesión”. Como su abuelo y sus tíos, que revistan en diferentes fuerzas, logró el pasado 20 de junio, jurar la bandera nacional y recibir su uniforme naval.

En Concordia, Giuliana tiene a sus padres Julio y Cristina y a su hermano menor Julio. Piensa en ellos todo el tiempo, los extraña y la apoyan para seguir con su formación en la Escuela de Suboficiales.

Armada3.jpg

"Acá se piensa mucho en la familia. Y tener a mi mamá el día de la entrega de uniformes fue lo que más quería." Cristina y su hermano Julio pudieron venir a verla vestir el uniforme de aspirante.

"El uniforme te da un sentido de pertenencia, te dice 'llegué hasta acá y quiero seguir'. Lo voy a llevar varios años y me da felicidad y orgullo portarlo, porque sé que pude ser capaz de ganármelo", dice.

Tuvo que pasar mucho tiempo alejada de sus afectos, pero resistió, porque muchos se van porque extrañan: "Mientras uno puede estar mal por extrañar, en su casa están pensando con orgullo 'mi hija o mi hijo está en la Armada'. Pensar en eso te da aliento a seguir".

Giuliana piensa seguir, más por la alegría que le da la especialidad que le ofrecieron: Operaciones Generales. "Son quienes ayudan a los oficiales de comando en la toma de decisiones con respecto a la navegación del buque", explicó.

Armada1.jpg

Concordia añorada

"Mi ciudad para mí es todo -Giuliana se crió en el barrio José Hernández. “Extraño la costanera del río Uruguay, el parque San Carlos, donde arribó Antoine de Saint-Exupéry, el centro, las termas, el puerto, la playa Los Sauces, el lago, el botánico y el aeródromo, donde uno va a tomar sol y mate con bolas de fraile. Es una ciudad grande", describió.

La Delegación Naval Concordia está desde hace medio año en calle Pellegrini 847. Giuliana recuerda con afecto a los suboficiales de la delegación que la aconsejaron y alentaron a seguir la profesión que eligió.

Armada.jpg

Lo que los aspirantes deben saber

* La Escuela de Suboficiales de la Armada brinda a los jóvenes argentinos provenientes de diferentes provincias del país, la posibilidad de formarse y convertirse en Suboficial de la Armada Argentina.

* Varones y mujeres desarrollan en esta escuela de formación su mayor potencial tanto personal como profesional, inspirado en valores éticos y morales al servicio de la grandeza de una sociedad y en defensa de la Patria desde el mar. Un estilo de vida distinto y apasionado, signado por la camaradería y la disciplina.

* Los futuros marinos adquieren conocimientos, competencias y habilidades para desempeñarse en el ámbito militar con el privilegio de operar los medios navales de la Nación y se convierten así en profesionales con vocación de servicio. La carrera le permitirá al aspirante naval egresar con la jerarquía de Cabo Segundo.

* Infantes de Marina, maquinistas, aeronáuticos, mecánicos, cocineros, informáticos, electricistas, peluqueros, músicos, hidrográficos, enfermeros, son algunas de las especialidades navales que la escuela ofrece y en muchas de ellas, egresan con títulos de nivel técnico reconocidos por el Ministerio de Educación.

* Las inscripciones a la Escuela de Suboficiales de la Armada Argentina se encuentran abiertas hasta el 27 de septiembre del corriente año.

* Para más información, dirigirse a la Delegación Naval u Oficina de Incorporación más cercana a su domicilio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario