Educación
Miércoles 06 de Diciembre de 2017

Una bioingeniera y un ingeniero electrónico entre los mejores promedios del país

Ángeles Tepper y Alberto Rousseaux, flamantes profesionales egresados, fueron distinguidos por sus desempeños académicos

La flamante egresada de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) Ángeles Tepper, y el recientemente recibido de la Regional Paraná de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) ingeniero en Electrónica Alberto Rousseaux, fueron reconocidos por la Academia Nacional de Ingeniería entre los mejores promedios del país. El tradicional reconocimiento anual alcanzó también a otro estudiante formado en la provincia, Esteban Schab, que tal como informó UNO ayer, se graduó como ingeniero en Sistemas de Información en la Facultad Regional Concepción del Uruguay de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).
Tanto la UNER, como la Regional Paraná de la UTN destacaron y reconocieron a sus estudiantes. Tepper es santafesina, y suma a la tendencia en esa casa de altos estudios ubicada en Oro Verde, donde se han repetido en los últimos años, tanto la graduación como la alta puntuación de las estudiantes mujeres. Según se apuntó, como también fueron distinguidas por su desempeño académico las bioingenieras Rocío Belén Brezan en 2016, Agostina Juliana Larrazabal en 2014 y Vanesa Gottig en 2004.
En esa unidad académica, en los últimos cinco años el porcentaje de mujeres graduadas de la carrera de Bioingeniería ha trepado a un 34%.
Tepper contó que ya tiene planes para 2018: realizará un doctorado sobre neurociencias en el exterior: "Me admitieron en una Universidad de Santiago - Chile, así que el año que viene arranco allá".
"Cuando me avisaron me sorprendí y me puse muy contenta. Es un empujoncito más a la motivación para seguir buscando lo que me gusta", dijo. Antes, Ángeles había obtenido un reconocimiento al mejor promedio por parte de la Facultad de Ingeniería de la UNER y por el Colegio de Ingenieros Especialistas de Santa Fe.
Por su parte, Alberto Rousseaux asistió a la ceremonia de premiación en Buenos Aires, acompañado por el decano Omar Berardi.
El flamante ingeniero electrónico finalizó su carrera este año, con un promedio de 9,29. En todo su recorrido académico, la nota más baja fue un 7, se informó desde la UTN.
"Para nosotros es un orgullo que un egresado de nuestra casa reciba una distinción de estas características, el año pasado le había tocado a Martín Campognoni y ahora a Alberto Rousseaux. Ellos, de alguna manera, representan el trabajo y el esfuerzo que realizan miles de estudiantes que se desarrollan en nuestra casa, donde también juega un rol central la tarea de docentes y no docentes, de toda la familia de la facultad", destacó oportunamente el decano, Omar Berardi.
Paranaense, de 25 años, vive con su madre y sus hermanos en su casa de calle Garrigó. Había finalizado sus estudios secundarios en 2011 en la escuela Del Centenario, en Paraná. Como siempre tuvo mucha facilidad para la matemática, pensó en seguir Bioingeniería, pero cuando se puso a analizar más a fondo esa alternativa creyó observar que su camino se dirigía hacia la parte de "circuitos". Investigando sobre el asunto, eligió inscribirse en la Regional Paraná de la UTN para estudiar Ingeniería Electrónica.
"A mí en la escuela me iba bastante bien, tenía una buena base, pero el 1° año me costó y fue muy importante el modo en que nos motivaban Tino y Dorita Berutti, eso sumó un montón", recordó el ingeniero, que más allá de un trayecto impecable en la carrera tuvo sus cavilaciones, sus instancias de duda. "Todo lo que fueran materias básicas, Física y Matemática, me iba bastante bien. Pero al momento de rendir taller de Electrónica fue un punto de inflexión, porque ahí estaba a fondo en la carrera y me costaba, cuando entendí y me gustó, ya la motivación me llevó derecho a todo", contó al área Prensa de la facultad.

Distinción de la Academia Nacional
La Academia Nacional de Ingeniería instituyó la premiación en 1993. El objetivo fue distinguir anualmente, a los egresados sobresalientes de las carreras de Ingeniería que se dictan en universidades del país, sean nacionales, provinciales o privadas, reconocidas por el Estado Nacional.
Los candidatos considerados para estos premios deben ser ingenieros egresados con un promedio igual o superior a ocho puntos y que los hayan realizado, como alumnos regulares, en los años establecidos como normal para la carrera.
En esta oportunidad fueron 53 los egresados distinguidos con el premio Isidoro Marín, entre las 83 instituciones invitadas.

Comentarios