Paraná
Viernes 16 de Marzo de 2018

Un lento avance del shopping sobre la vieja fábrica de fósforos

La empresa que realiza la obra afirma que lleva un 10% construido. Hoy solo trabajan unos 40 obreros de los 400 que prometieron

Cualquiera que pase frente a la cáscara de la vieja fábrica de fósforos de Paraná, se va a encontrar con obreros en plena labor y una obra que recién ahora parece avanzar. Son unos 40 lo trabajadores y ayer a la siesta no parecían tener descanso.
"No le puedo decir nada, la empresa tuvo problemas con la prensa", dijo un muchacho a UNO con tonada típica rosarina. Había sido presentado como el arquitecto o el encargado de los trabajos y no dio mayores datos más allá de un correo electrónico para formularle a alguien las preguntas de rigor.
La empresa Fundar, que lleva adelante los trabajos, asegura en su página Web que el Shopping Paso del Paraná avanza sobre un terreno de 14.700 metros cuadrados y una superficie construida que ronda los 29.500.
Entre otros detalles, aseguran que dispondrán de hasta 70 locales comerciales y gastronómicos, tendrá cuatro salas de cine para 700 personas en total, un supermercado y cocheras subterráneas para 400 vehículos.
Afirmaron además que la edificación avanzó más del 10% y justificaron que llegaron a ese porcentaje a pesar de las "abundantes lluvias" y el esfuerzo que demanda el proceso de mantener la estructura existente.
Entre otros datos aclararon que en lo que respecta a la obra, abordan una primera etapa de excavaciones y losas sobre el nivel de las futuras cocheras, pero una vez superado el período, se agilizará la tarea y será más notorio el progreso. "Se debe tener en cuenta que el 90% de la superficie total del terreno lo ocuparán las cocheras subterráneas", aclararon.
En el lugar, desde hace un tiempo trabajan sin parar, por lo menos es lo que se puede observar y muchos que pasaron caminando o en auto por el portón que se encuentra en calle San Lorenzo, advirtieron el movimiento y las grandes excavaciones.
Llama la atención por la magnitud y porque la estructura de la fábrica, o su cáscara, parece sostenida en el aire y las paredes erguidas se afirman sobre parantes. Por lo que se ve, también preservarán la chimenea que se mantiene en pie. Desde la misma obra y en el medio del trabajo, alguien contó a UNO que agarraron ritmo, que van rápido y que en poco tiempo deberían notarse los avances más concretos.
Pero el shopping fue anunciado en diciembre de 2014 y el parte oficial aseguró que la entonces intendenta Blanca Osuna se mostró "sumamente" entusiasmada con el proyecto. Entonces se dijo que los trabajos se iban a iniciar los primeros meses de 2015 previéndose su inauguración en 2017.
Casi un año después, la misma Municipalidad ofreció otro parte donde se agregó que la construcción iba a involucrar mano de obra para más de 400 personas. Alguien deberá explicar este detalle, porque en estos días no hay más de 40 trabajadores y habrá que agregar que tampoco son obreros paranaenses: confirmaron a UNO que todos llegaron desde Rosario. En 2015, desde la firma habían afirmado que la inversión total de la obra rondaba entre 150 y 180 millones de pesos.
Para conocer más detalles, hay que ir hasta julio de 2016, ya con la gestión actual del intendente Sergio Varisco. En una conferencia relanzó el proyecto del shopping que para entonces, por lo menos y según los plazos, tendría que haber estado a la mitad de su ejecución. Se supo que en el medio hubo algunas marchas y contramarchas sobre el subsuelo y el estacionamiento para los autos, y que las tareas se habían demorado más de lo previsto por la inestabilidad y detección de aguas provenientes de las napas.
De todos modos, en la conferencia, se hicieron consideraciones sobre la importancia de la propuesta y Varisco remarcó haberse encontrado con un "gran mora" en la ejecución de los trabajos. Dijo que era necesario reactivarlo junto a otras iniciativas.
Entonces se actualizó el monto de la inversión en el orden de los 200 millones. Desde una de las empresas que intervienen en la obra, se dijo en la conferencia que dos años después –dos años y medio a más tardar– el shopping debería estar terminado: el nuevo plazo se cumple este año.
En 2016 también se dijo que el emprendimiento iba a demandar alrededor de 250 puestos de trabajo y en funcionamiento prometieron entre 250 y 300.
En agosto de 2017 se conoció un informe técnico elaborado por la Municipalidad y entonces se dijo que trabajaban 80 obreros y se ofrecieron detalles más actualizados donde se brindaron detalles de los aspectos que hicieron a la demora en la obra.
Por estas horas, el predio no parece tan desolado aunque sí se está lejos de la cantidad de trabajadores prometidos. La preservación de aquellas estructuras que pertenecían a la vieja fábrica parecen sostenerse y cuidarse: fue una de las pautas que se pidió y se remarcó siempre desde la Municipalidad. Habrá que ver entonces, si la obra avanzará en concreto y si se pondrán a disposición los puestos laborales prometidos.

Comentarios