Secciones
Crisis Económica

Un club de Crespo decidió cerrar su pileta climatizada por no poder pagar el gas

A pesar de que se anunció el congelamiento de las tarifas, impactarán las subas del dólar y del transporte. En Concordia hay otra entidad con serias dificultades. La llegada de las nuevas facturas alarma a directivos de las instituciones deportivas

Sábado 01 de Junio de 2019

Numerosos clubes de la provincia comenzaron a recibir la facturación del servicio de gas natural del último período, que ya refleja un mayor consumo en el caso de los que cuentan con pileta climatizada. Algunos están alarmados por los altos importes que deben afrontar, y muy preocupados por las boletas que recibirán en los próximos meses, en los que necesariamente el uso de esta energía se incrementa aún más debido a las bajas temperaturas, y en las que pagarán montos más altos debido a la suba del dólar y el gasto del transporte, que provocará aumentos de hasta un 50%, aunque el gobierno nacional haya anunciado hace un mes el congelamiento de las tarifas. Son muchas las instituciones deportivas que arrastran deudas con la distribuidora provincial, y aunque redoblan los esfuerzos no logran cancelarlas. Una de las que está seriamente comprometida es la Asociación Deportiva y Cultural (ADyC) de Crespo, que ofrece a sus casi 1.900 socios la posibilidad de practicar diferentes disciplinas, como fútbol, rugby, padel, tenis y natación todo el año. Desde la comisión directiva decidieron cerrar la piscina climatizada, al menos por dos meses, ya que no pueden afrontar los altos costos que requiere su funcionamiento y están muy endeudados. “Ahora está en funcionamiento, pero decidimos cerrarla a partir del 7 de junio porque tenemos muchas facturas de gas acumuladas que no se han podido pagar, y justamente en invierno es cuando viene más consumo”, contó a UNO María, trabajadora del área administrativa de la institución. A su vez, indicó que de las boletas impagas, una ronda los 100.000 pesos, y las últimas son de 60.000 y 69.000, que corresponden al verano todavía. “No queremos seguir sumando deudas porque aún no sabemos cómo afrontar las que tenemos.

Ya hemos hecho eventos, venta de pizzas, pero es tanta cantidad de dinero que no alcanza para pagarlas, y tampoco se le puede trasladar al socio o a las personas que vienen a la pileta esa cantidad, porque la cuota se volvería impagable y tenemos un rol social acá en el club”, manifestó. Sobre este punto contó que a la cuota la aumentaron este mes de 300 a 350 pesos para el grupo familiar y María confió que ya hay gente que está dando de baja su asociación: “Estamos en una sociedad en la que no pueden pagar mucho, o que lo primero que recortan es el club”, observó. A la piscina que tienen la utilizan los miembros del club, pero además tienen convenios con el Profesorado de Educación Física para que los estudiantes hagan sus prácticas; con escuelas, a las que les cobran un valor simbólico; con gente que enseña buceo; con la Policía de Entre Ríos; con centros de jubilados; y también con una escuela integral, ya que las actividades acuáticas son muy beneficiosas para el desarrollo psicomotriz de los niños con discapacidad. En este últimocaso les prestan las instalaciones sin cargo, destacando la función social que tiene la ADyC.

“Todo es complicado, porque el monto de luz que hay que pagar también es mucho y hay que juntar además para los productos y los sueldos. Hasta el momento no le hemos encontrado una solución y no ha habido respuestas”, lamentó. Por su parte, Cristina Zamero, responsable del área de piletas y revisora de cuentas de la comisión directiva, recordó que solo una vez recibieron un subsidio municipal porque se les habían roto las lonas y las calderas, y subrayó que en una ciudad chica no pueden incrementar más las cuotas. Actualmente la comisión directiva está gestionando un plan de pagos en la distribuidora, y muchos de los integrantes del club, que es un emblema de la ciudad, están buscándole la vuelta para conseguir ayuda para afrontar la crisis que atraviesan, presentando notas a empresas de la zona solicitando colaboración, acompañadas por pedidos expresos de otras instituciones que usan la pileta, como la escuela integral.

“Son entre 300 y 400 usuarios los que utilizan la pileta. Que tengamos que cerrarla es una gran pérdida, porque no solamente se priva a los chicos de seguir con su actividad física, sino que ocasiona un perjuicio para toda la institución, ya que hay un montón de gente que se asocia por la pileta y ya se nos están presentando bajas por esta situación”, reflexionó, y con angustia aseveró: “Tenemos un plantel de chicos federados que está en competencia y van a estar dos meses parados. Si se lo compara con otros deportes, es lo mismo que un basquetbolista o futbolista deje de entrenar. Para nosotros es tremendo lo que estamos viviendo.

Tenemos una deuda de gas acumulada que no podemos pagar”. En el club Salto Grande, de Concordia, también están atravesando serias dificultades. Marcela, una de sus empleadas, señaló a UNO que el lugar cuenta con unos 1.000 socios aproximadamente y también utilizan la piscina los estudiantes de Educación Física, y afirmó que lo que cobran por mes no cubre lo que les llega en la factura de gas. “Los altos costos del gas nos está haciendo replantear si seguir con la pileta abierta. La última factura de gas que pagamos fue de 150.000 pesos y la que vence el 14 de junio es 140.000. Es una fortuna y la situación es insostenible. A eso hay que sumar el tema de guardavidas, el cloro y otros productos para el mantenimiento y la limpieza. Es una instalación que se está haciendo muy costosa”, sostuvo. Por su parte, Hugo Grassi, presidente de la Asociación de Clubes Deportivos de Paraná (Acludepa), afirmó: “Con el gas no hemos logrado ningún tipo de subsidio o ayuda para los clubes. Sí en la luz, que tenemos hasta un 35% en la Provincia y ahora la Municipalidad sacó los impuestos, cosa que estamos tratando de replicar en otras localidades”. Buscar estrategias En Paraná, el club Paracao está analizando incrementar la cuota societaria –que ahora es de 700 pesos la individual y de 1.520 pesos la del grupo familiar con dos hijos–, ya que la última boleta de gas que recibieron es de 124.000, pero además deben afrontar un aumento salarial y otras subas que demanda el funcionamiento de la institución. “Estamos viendo si lo trasladamos al valor del derecho de pileta.

El año pasado fuimos incrementándolo, y lo que por ahí nos ayuda es que va mucha gente a nadar y se distribuye en los costos”, indicó a UNO Gustavo Tórtul, presidente de Paracao, quien manifestó su preocupación por los tarifazos: “No es fácil recaudar el dinero para pagar la boleta, pero no podemos dejar de hacerlo porque hay que brindar el servicio a los socios”, dijo. A su vez, mencionó que están viendo la posibilidad de incorporar energía solar que les ayude a bajar el consumo de gas, y para esto ya enviaron una nota a Enersa y esperan ser convocados a una reunión. Por su parte, Federico Borrás, presidente del club Echagüe –que también ha tenido que afrontar boletas de gas con montos exorbitantes–, explicó: “Para los clubes el impacto de las tarifas ha sido tremendo. Procuramos restringir todo lo posible el consumo, pero en el caso de la pileta, las calderas tienen que estar funcionando las 24 horas, ya que si las apagás después demora muchísimo en volver a calentar el agua”. En este marco, opinó: “A diferencia de la energía eléctrica, donde por una decisión política la Provincia ha amortiguado la suba de tarifas y ha dado un beneficio social a los clubes, no así en el tema del gas, donde se eliminaron lamentablemente todas las tarifas sociales y es donde más se ha sentido el impacto”.

El dirigente manifestó que este mes la cuota tendrá un aumento: para el socio activo hoy es de 650 pesos y pasará a costar 780; en el caso del grupo familiar, de 1.300 pesos pasará a abonar 1.560; y el socio infantil aumentará de 460 a 550 pesos. “Se trata de trasladar lo menos posible al valor de las cuotas los aumentos de los costos fijos de club. Para cubrir las diferencias aparece la búsqueda de recursos extraordinarios. En el caso de Echagüe cada tanto logramos alquilar el estadio para algún evento que requiere un espacio grande. Son ingresos que nos permiten cubrir por ahí esos desfasajes”, concluyó

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});